Mendoza viral: para qué vendrá Fernández junto a Ginés - Mendoza Post
Viernes 4 Sep 2020Viernes, 04/09/20 atrás
porJorge Fernández Rojas
Periodista/Analista

Con el correr de los días, la exasperación ha ido ganando el ánimo de todos en la medida que los casos positivos de coronavirus se multiplican exponencialmente. Sólo para dar un ejemplo: en una semana -del 27 de agosto al 3 de septiembre- pasamos de 326 casos positivos (40,3 por ciento de total de hisopados de ese día) a 580 positivos (50 por ciento del total diario). Es decir que en 7 días el aumento de contagios fue de 9,7 por ciento y el número de casos confirmados en ese periodo: 2880.

El otro parámetro que hace temblar el pulso oficial es la capacidad de respuesta de los hospitales y del personal de salud. Agrava este cuadro la falta de médicos intensivistas, kinesiólogos y enfermeros por agotamiento y por mayor demanda, además de la ocupación plena de camas de terapia intensiva.

La escalada de la epidemia ya hizo reaccionar al gobernador Rodolfo Suarez para tomar medidas restrictivas a efectos de aplanar la curva de transmisión viral, pero también tiene un hilo político que es el tratamiento de la pandemia en medio de un hartazgo generalizado hacia la cuarentena.

Camillas herméticas para enfermos de Covid. Imagen simbólica de la pandemia en Mendoza. 

Lo que subyace es la decisión final, el mismo gobernador lo advirtió el marte 1, cuando dio a conocer las medidas ahora vigentes. Si no para la suba de infectados volveremos al aislamiento obligatorio, avisó Suarez. El mandatario provincial parece seguir apelando a la persuasión social. Eligió el camino gradual para que nos demos cuenta qué es lo necesario para frenar el espiral ascendente de contagio.

También leé: Lo que hay que recordar de la Fase 1

Pero los 709 casos positivos del miércoles 2 encendieron las luces amarillas y la ministra de Salud Ana Nadal al día siguiente en la puerta del Hospital Carrillo de Las Heras ratificó que el retroceso a fase 1 es una posibilidad más cercana en la medida que suban los positivos de coronavirus.

A qué viene Alberto

Este es el escenario inestable y crítico que verá de cerca el presidente Alberto Fernández cuando el lunes 7 llegue a nuestra provincia junto a su ministro de Salud Ginés González García. El mandatario nacional vendrá por una invitación del gobernador cuando Suarez, el lunes 31 de agosto, viajó a CABA para el acto del acuerdo con los bonistas extranjeros.

También leé: Creen que se puede tratar el coronavirus con corticoides

Para graficar, la incursión del presidente será como una "visita de médico" pedida por Suarez. Un médico "político" que nos dirá que estamos muy mal sanitariamente y nos prescribirá encierro para no seguir el contagio. Es decir volveríamos al ASPO pero lo hará con alguna "medicina" económica para atenuar la resistencia el aislamiento.

El presidente Fernández en modo pandémico.

Estos son los datos previos que justifican la llegada de Fernández a Mendoza:

· El presidente dijo que viajará a Mendoza para "ayudar a los mendocinos".

· "La cuestión es ayudar en lo sanitario", coincidieron referentes peronistas en Mendoza.

· Nadal anticipó que el presidente traerá equipamiento para las terapias intensivas y elementos de protección para el personal.

· Santiago Cafiero ayer dijo que Fernández y Suarez trabajan en conjunto.

· El mismo Cafiero dijo le han recomendado a Suarez restringir más las actividades para bajar los contagios.

La proporción de positivos en ascenso

Es importante hacer foco en la proporción de contagios respecto del total de verificaciones de cada día. Es un valor que monitorea el mismo gobernador Suarez para tener una dimensión del desarrollo de la transmisión del SARS-CoV-2 entre la población de Mendoza.

Primero hay que prestar atención que ya llevamos contabilizados 9140 contagios desde que apareció el primero el 21 de marzo. Y segundo que en los primeros 3 días de septiembre se sumaron 1700 casos positivos.

Enfático, así se lo vio al gobernador el martes 1, cuando anunció que si no bajan los contagios volveremos al aislamiento.

Ahora bien, el mismo gobernador expresó el lunes 31 que observaba esta evolución porcentual de los contagios como un indicativo prioritario. Si bien ayer jueves 3, los números de positivos bajaron de 709 a 580 los hisopados realizados fueron de 1544 el miércoles 2, a 1115 al día siguiente. Es decir entre los días el porcentual de casos positivos pasó de 46 por ciento a 50 por ciento