"Yo tengo un sueño": a 57 años del famoso discurso de Martin Luther King - Mendoza Post
Post: Mendoza PostViernes 28 Ago 2020 23 días atrás

Un 28 de agosto de 1963 unas 250.000 personas asistieron en Washington a la Marcha por el Trabajo y la Libertad, organizada por el activista Martin Luther King.

Durante ese acto, King pronunciaría su famoso discurso "Yo tengo un sueño" (I have a dream) que extendería por Estados Unidos la conciencia pública sobre los derechos civiles de las personas afroamericanas. Con ese discurso, King se consolidaría como uno de los más grandes oradores de la historia estadounidense.

Durante el discurso, a sus espaldas tenía la estatua de Abraham Lincoln (justo quien un siglo antes, en 1863, había declarado la liberación de todos los esclavos del país), y de frente el Capitolio, uno de los símbolos máximos del poder político estadounidense. 

El pastor de la iglesia bautista comenzó su catarsis bien pensada, escrita y hablada, repleta de referencias a la libertad y a Dios. En poco más de 16 minutos, King resumió las vicisitudes de la raza negra en la nación más poderosa del planeta, y llamó a los cielos y a las conciencias para revertir el escenario. 

Su aporte a la causa fue determinante. No podía ser de otra manera, cuando en el empeño utilizó frases como la que sigue: "Yo tengo un sueño, que mis cuatro hijos pequeños un día vivirán en una nación en donde no serán juzgados por el color de su piel sino por el contenido de su carácter". 

En 4 de abril de 1968, en Memphis (Tennesse), un disparo en la cabeza acabó con la vida de Luther King.  La bala, que le perforó la mejilla antes destruir sus vértebras y quedar alojada en su hombro, había sido disparada por James Earl Ray, un ladrón de poca monta que cargó con el peso de matar a un hombre que se convirtió en mito.