A 110 años del nacimiento de la Madre Teresa, la santa de los pobres - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMiércoles 26 Ago 2020 23 días atrás

Un día como hoy, como de 1910, nacía en la ciudad macedonia de Uskub (actual Skopie) la religiosa católica Teresa de Calcuta, cuyo verdadero nombre era Agnes Gonxha Bojaxhiu.

A los ocho años perdió a su padre y a los 18 puso rumbo a Irlanda para entrar a las Hermanas de Loreto, que la llevaron a su comunidad en Calcuta para comenzar un trabajo misionero que ya nunca más dejaría.

Con ellas estuvo hasta que en 1946, en un viaje de Calcuta a Darjeeling en tren, sintió "una llamada" en la que Cristo le dijo: "Ven, sé mi luz" y se decidió a fundar las Misioneras de la Caridad, la congregación que se distingue universalmente por los saris blancos con ribete azul y que cuenta con 745 centros en 140 países, más de 5.000 misioneras y una legión de voluntarios.

"De sangre soy albanesa, de nacionalidad india, por fe una monja católica, por mi devoción pertenezco al mundo, por corazón pertenezco completamente al corazón de Jesús", decía. 

En 1971 fue galardona con el Premio Internacional de la Paz Juan XXIII y el Premio Nacional Kennedy en EEUU. Ese año la primera ministra india Indira Gandhi le otorgó el título "Padanshi" (Loto Hermoso).

Esta religiosa fue símbolo de la lucha contra la pobreza y Premio Nobel de la Paz de 1979. 

A comienzos de los ochenta su salud se debilitó. En 1989 le fue implantado un marcapasos y tras pasar por varios hospitales de Italia, India y otros países, contrajo la malaria en la India que se agravó debido a sus problemas pulmonares y cardíacos.

Finalmente, tras varias recaídas, el 5 de septiembre de 1997, la llamada "santa y madre de los pobres" falleció en la unidad de cuidados intensivos del asilo de Woodlands, en Calcuta. Pocos meses antes de su muerte había sido sustituida al frente de la congregación por la hermana Nirmala.

El 13 de septiembre fue enterrada en la capilla de la sede de su congregación con honores militares y a su funeral asistieron millares de personas, entre ellas pobres y desheredados, así como reinas y jefes de Estado y de gobierno de todo el mundo. 

Fue beatificada en 2003 por el papa Juan Pablo II y declarada santa por el papa Francisco en 2016.