Escuelas saqueadas: se roban hasta los tanques de agua - Mendoza Post
Miércoles 26 Ago 2020Miércoles, 26/08/20 atrás
porAna Montes de Oca
Periodista

La semana pasada, el gobernador Rodolfo Suarez dijo que estaba preocupado por la cantidad de escuelas que están siendo vandalizadas y, aunque desde la DGE minimizaron el problema, los directores no duermen, ponen plata de sus sueldos para cambiar cerraduras o directamente tapiar accesos y hasta han armado grupos de Whatsapp con la policía.

"Se llevan los inodoros, los tanques de agua, los ventiladores y las estufas, todo lo que se pueda vender. Nuestros inodoros deben ir a parar a las casas de alguien que no puede acceder a un inodoro, eso es lo más triste", dijo al Post personal de una de las escuelas que sufrió robos en los últimos días.

Ver también: "Ningún alumno repetirá de año en 2020"

"Hay una especie de modus operandi que denota que no se trata de un problema cultural, como quiere hacer ver la DGE, sino de una organización delictiva que roba lo que pueda encontrar para vender", señaló otro directivo. 

El baño pelado, sin inodoros ni lavatorios

Para la DGE, es un tema cultural

"No es tanto lo que roban, sino lo que rompen y los destrozos que dejan, por eso yo no lo llamaría 'saqueo' sino que parece que se toman como diversión el destrozar todo lo que puedan", opinó Eduardo Andrades, delegado de la región norte de la DGE, que tiene bajo su órbita unas 450 escuelas de Lavalle, Las Heras, Guaymallén y Capital. Andrades aseguró al Post que, de ese total, han sufrido robos unas 20.

"Entran y se roban algo, pero es más lo que rompen, desencajan inodoros, o rompen los lavatorios, en alguna se los han llevado. La escuela no ha logrado lamentablemente la educación para evitar que pasen estas cosas. Lo que necesitamos es que la comunidad sienta pertenencia con la escuela", expresó. 

Sin embargo, los directivos aseguran que no es un problema cultural  porque incluso la policía ha notado que los robos se producen en fases: primero se roban las luminarias de los alrededores, luego las de adentro de las escuelas y después se llevan todo lo que pueden sacar. "Además, hay escuelas que tienen sereno y es notorio que hacen una inteligencia previa porque entran justo cuando hay cambio de turno y el edificio queda solo", advirtieron.

"Hace unos días la policía encontró a dos ladrones adentro de una escuela y después nos contaron que la fiscal los dejó libres porque dijo que no era tan grave lo que había pasado", señalaron desde uno de los establecimientos. 

Aunque pongan alarmas y alambres, siguen entrando

A pesar de que los directivos ponen el cuerpo y piden que se visibilice la situación para que la comunidad ayude a prevenir estos robos, algunos han optado por callar porque recibieron retos por parte de sus superiores: "A algunos nos dijeron que nos iban a iniciar sumarios por haber llamado a los medios porque hay una resolución de la DGE que prohíbe mostrar la escuela", confesaron al Post

 Los robos se han reiterado tanto que ya acordaron que no tiene mucho sentido reponer lo roto ahora "porque si igual no va a haber clases los van a robar de nuevo", dijeron. 

Es llamativo que la DGE no lleva un registro de los delitos contra los edificios escolares y mientras el ministerio de Seguridad puso rondines policiales, el vacío en las escuelas sigue atrayendo a delincuentes y son los directores los que, además de hacerse cargo de algunos gastos y de poner las denuncias y llenar los papeles, siguen viendo cómo profanan sus escuelas, a la espera de que la vuelta a clases termine con este desastre. 

Rompen las cerraduras y los candados

Mirá también: "Los profes de educación física que dan clase sin título en Mendoza"