Quincho: El #MendoExit, la pandemia, y una de nuevos ricos - Mendoza Post
Post: Mendoza PostDomingo 23 Ago 2020 28 días atrás

Julián oreaba una masa simple, sin levadura. Sólo harina de fuerza de esa que se consigue en el Mercado Central, oliva, agua, y un poco de sal. Lo más elástica posible, para "envolver" el pastel de papas enorme que estaba por armar, y que cubriría con masa, "a la cuyana", pintada con un huevo para luego espolvorearle con canela y azúcar de mascabo. En el barrio de la infancia, en Benegas, las madres le decían "pastel de carne". Pero en sus años de mochilero antes de dedicarse de lleno a los estudios, había aprendido que en la mayor parte del país le dicen "pastel de papas", que en algunas provincias le agregan pasas -algo que él no hacía, aunque su madre le ponía "sultaninas"- que en otros terruños lo gratinan con queso, algunos lo hacen con aceitunas verdes o negras, en otros sitios lo había visto con el queso entre la carne y la papa, y el asunto del puré era debate nacional. Con o sin leche y manteca, con o sin nuez moscada... Al final, cada quien lo hacía como se le daba la gana. A Julián le gustaba prepararlo con carne molida "de primera", casi sin grasa, y con el relleno bien sabroso en base a caldo, cebollas, y condimentos entre los que predominaban el pimentón y un toque de orégano, y luego sí, cuando estaba listo, hacía el armado con aceitunas, huevo duro, y a veces colocaba unas alcaparras. Luego untaba una fuente enorme con algo de manteca, desparramaba el puré, el relleno, más puré, y al final la masa cuyana. Mientras estaba en esos menesteres y el aroma del pastel se esparcía varias manzanas a la redonda, pensó a quién nos parecíamos más. Si a los porteños y la Pampa Húmeda, o a los chilenos. Un sobrino le había recordado, días atrás, que fuimos parte de la Capitanía General de Chile, hasta 1777, exactamente. Aunque el fin formal de aquella relación ocurrió en 1778.

Mendoza produce un fenómeno raro. Todos los que habían venido a vivir aquí en los últimos 30 o 40 años, con la globalización, la venta de las bodegas y de muchas empresas locales, y el desembarco de firmas de afuera, terminaron adquiriendo algo del espíritu cuyano. Desde el amor por la montaña, hasta el verde de las bodegas en verano, los vinos, la carne a la masa, las juntadas de amigos, o lo que fuere. Nadie podía permanecer indiferente. Menos aún a las tradiciones, a San Martín, que había sido rescatado de los manuales escolares para recordar su paso de "gobernador", por Pilo Bordón, el primero de los gobernadores desde el '83 que le había arrebatado a los "gansos" el auténtico espíritu mendocino. - Tomá para vos... mendocinidad... y sacala como puedas...- pensó Julián para sí, mientras repasaba lo que estaba pasando con el #MendoExit. - Si la política tradicional no lo mete en la ecuación... el año que viene se pueden llevar una sorpresa...- pensó.

Esta vez no se conectó con sus amigos en la previa. Puso el pastel en el hornito de leña para terminarlo, y se dedicó a esperar mientras terminaba un "sodeado" que se había preparado con un Sauvignon Blanc. Hasta que sintió ruido en el patio de atrás.

...

Después del #17A, los amigos habían decidido que no aguantaban más. Y se reunirían en el más absoluto de los secretos. El Ruso, Ludovico y el Omar habían llegado caminando por el piedemonte. Vestidos de trekking y con sus mochilas a cuestas. El solcito del sábado les había hecho recurrir a protectores, agua, y gorras. Esperando que no les agarre la cana de Munives. Por suerte, a los tres les coincidía el DNI. Pero se habían hartado de los muros.

- En el Ghetto de Varsovia había ley marcial... si salías, te mataban... y la gente salía igual...- les había convencido Ludovico, que el #17A había salido embanderado, aunque con las patentes al día porque había mucho "vigilante" escrachador en las redes. Y así se lanzaron a la aventura. Julián les fue a abrir. Les tomó la fiebre con un escáner, les puso un sanitizante en las manos, y les pidió el DNI.

- Qué hacés, pelotudo...- se quejó el Ruso.

- Chito... que acá hacemos las cosas bien... ¿Quién completa la declaración jurada? - dijo el gordo, y los amigos estallaron en carcajadas. Sin abrazos, pero juntos. El pastel de carne ya estaba listo. Y había llegado la hora de cenar.

...

Julián tenía en los decanters un Pinot Noir, Doña Paula Estate, desde hacía unas horas. Y había preparado unas ensaladas de verdes para acompañar el pastel. Rúcula, lechugas varias, un toque de palta, y espárragos.

- ¿Qué es? ¿Decorado...? - preguntó el Omar, entre risas, cuando vio la ensalada. Julián ya fue repartiendo el pastel, y la charla se armó alrededor de las primeras impresiones del #MendoExit. El Omar fue escéptico.

- Son golondrinas de un solo verano... puede que el año que viene lleguen a presentarse a elecciones, y consigan de un 6 al 10 % de los votos... Por ahí más, si arman un fenómeno como Protectora en 2017 o el FIT en 2013... o como fue alguna vez Aldo Giordano con Fiscal, pero nunca tendrán la fuerza o la raigambre que supo tener el PD... No podés sobrevivir en la política sólo con consignas por buenas que sean...- dijo el radical del grupete, mientras admiraba en su plato la porción humeante de pastel. Ludovico, el más PRO de la mesa, clavó el cuchillo más hondo.

Hugo Laricchia, uno de los creadores del #MendoExit.

- No los subestimes. A ver... el viernes lo que postularon los del #MendoExit es una república donde se reviva el federalismo. Donde las provincias sean realmente autónomas. En la que Mendoza recupere las facultades que no le cedió a nadie. Si repasás la historia, son los postulados del antiguo Partido Demócrata, pero con Zoom, redes sociales, y consignas más marketineras. Se lo han tomado en serio. Ninguno de los cuatro que hablaron, ni el Hugo Laricchia, ni Luciana Sabina, ni Gabriela Figueroa, ni Gustavo Kasanowicz, ni Juan Suraci hablaron de "independizar" Mendoza. Si no de una Mendoza que recupere la mendocinidad, el orgullo de ser mendocinos, y su autodeterminación. A ver... la consigna de "No queremos más jefes en Buenos Aires" es hallazgo. Y los proyectos para tener un avión mendocino a San Rafael sin pedir permiso en la Casa Rosada, o renunciar a los registros del automotor, son geniales. O en todo caso no son peores que cuando en 2013, Del Caño proponía que un legislador gane como un maestro, ni que Ramón y sus consignas por los consumidores en 2017, con su frazada...- dijo el macrista del grupo. - Sí te digo que esta gente, que en política están haciendo sus "pininos" con un nombre de peso como el #MendoExit, tiene que aprender la lección del caso Ramón. El diputado de Protectora va a tener suerte si puede volver a Mendoza a hacer política... con sus votantes, seguro que no... después de jugar en todas para el kirchnerismo...- agregó, y bajó la parrafada con un trago de Pinot Noir. El Omar iba a contestar, y Julián lo agarró de volea:

- Yo vi que en el Zoom había muchos influencer de las redes, pero por ahí los vi a un par de legisladores de Cambia Mendoza, también al Guillermo Yazlli, ¿Gabriela Figueroa no fue la última directora de Radio Nacional con Cambiemos? Incluso estaba Gianni Venier, que después de bancarse cuatro años la silla de ministro de Seguridad, volvió al llano de un viaje... le ofrecieron un cargo y no quiso... ofreció ayudar gratis...- dijo Julián.

Piedra libre. Venier estuvo en el lanzamiento del MendoExit.

El gordo retomó el hilo de lo que estaba diciendo.

- Objetivamente, un grupo de personas que se junta tras una "marca" poderosa como #MendoExit se propone como movimiento y partido político. Pide dignidad para Mendoza, independencia del poder central, estar dentro de una república seria que respete a las provincias, y proponen la autodeterminación mendocina en impuestos, tasas y contribuciones, no tener "jefes en Buenos Aires", prometen no aliarse nunca con un partido nacional... Ah y mandar a la mierda a los registros del automotor, que te cobran una ponchada de guita para transferir un auto... Yo si fuese dirigente me los tomaría en serio, y empezaría a preguntarme a quién le sacan votos. Los mendocinos suelen castigar "a la política" y a los partidos tradicionales en las elecciones de medio tiempo. Y por lo que vi, le sacan más público a los radicales, los gansos, el PRO, que al peronismo. Si estuviese vivo el "Chueco" Mazzón, ya les estaría habilitando la "valija" con por lo menos cinco palitos para empezar... ¿no? - dijo el dueño de casa, y los amigos estallaron en carcajadas. Luego, brindaron por la nueva política, y porque el #MendoExit les dé un buen susto a los que tienen "la vaca atada". Tras unos segundos de silencio para homenajear el pastel de carne, la mesa cambió de tema.

...

- Me enteré que la Marta Reale está midiendo, desde el viernes. Lo que cuentan los pocos que saben de esto, es que los números le vienen dando por las nubes al Rody, por el manejo de la pandemia...- comentó el Omar. El gordo se extrañó.

- ¿En serio? Acá hay una desobediencia civil enorme. Los casos se están poniendo muy pesados... y en la "micro" gestión hay fallas... en la sintonía fina veo muchas quejas de pacientes y sus familias, o porque no los llaman, o porque demora el hisopado... o porque los pelotean de acá para allá... o algo...- dijo Julián. El gordo lo cruzó.

- Bueno... te voy a admitir que algún cuestionamiento hay... pero Rodolfo no va a hacer ningún cambio en Salud hasta que pase la pandemia, y después se verá...

Ana Nadal, y Víctor Ibañez.

- Oscar Sagás no pesa lo mismo que en la gestión anterior...- dijo el Ruso, con prudencia.

- Bueno... ¿Y qué? La ministra es Ana Nadal. Sí es cierto que algunos intendentes andan rumiando... bueno... qué se yo. Lo que les digo es que la gestión de la pandemia que marcó Rodolfo le reportó mucho en imagen, según cuentan. Y que los encuestados valoraron el hecho de "bancar" con muchas actividades abiertas. ¡Miren alrededor! Hay provincias que sí están muy críticas de casos, y con sus sistemas sanitarios en rojo... y eso acá no pasa, porque desde el ´83 la infraestructura del sistema sanitario se ha ido reforzando... en algunos gobiernos más que en otros, es cierto, pero no lo "durmieron" nunca... y además hay grandes médicos... enfermeros... qué se yo... No me parece que vayamos mal... hay una cantidad de casos más o menos constante... Miren el AMBA...150 días con casi todo cerrado e igual es un escándalo de contagios... ¡La clave es que se cuide cada uno! - dijo el Omar. El gordo lo miró fijo.

- Te aviso que estanos en reunión de amigos y que nos podemos comer un multón, una imputación, o 12 horas en una fiscalía...- advirtió el dueño de casa, y miró rápido hacia afuera, por las dudas...

- Sí, es verdad... ¡Pero trajimos alcohol en gel! - dijo el Omar, y los amigos rompieron en carcajadas.

- Saben qué... no se puede cerrar nada más... no se banca... ¿de qué vamos a vivir? Hay que hacer como los países serios... mitigar... y mantener la economía funcionando... ¿O se van a ir anotar para el IFE?- preguntó el radical del grupete. Ludovico pensó en las diez lucas del gobierno, y en que la boleta de gas le había costado más o menos lo mismo. El gordo sirvió otra vuelta de Pinot Noir.

- Me enteré que en el Círculo Rojo, especialmente en la política, hubo mucha sorpresa por las nuevas riquezas del lobbista. Les impresionó mucho lo del barco en Miami. Fue el comentario de la política en la semana... ¿Les mostré fotos? - preguntó Ludovico.

- ¿A ver...?

...

- ¡¡Fuaaaaaaaaaaaaaaaaa!! - exclamó Julián.

- Sí... bueno... le fue muy pero muy bien con las obras acá, con las Santiago del Estero, especialmente, en San Juan... en San Rafael también... pero bueno, parece que habría querido entrar a Portezuelo del Viento con el antecedente de una obra que era de otra gente... habrá sido comisionista... qué se yo... ¿Sabés que me dijeron? Que avisó en el gobierno que se iba a Miami... no sé si tiene el avión privado listo para volver, o si decidió instalarse allá como base de operaciones de sus negocios y sus medios acá... Lo que sí sé, es que fue el propio Macri el que lo quiso frenar cuando trataba de quedarse con uno de los canales de Buenos Aires.

- ¿En serio?

- Eso dicen... Que lo "puenteaba" a Mauricio con su amigo Nicky...

- Qué bárbaro... y bueno... negocios son negocios...- dijo Julián, y los amigos volvieron a brindar por enésima vez en la noche, esta vez, por las oportunidades que da la vida, y los que las aprovechan rápido.

La cena fue llegando a su fin, luego de cruzar las correspondientes apuestas por la final de la Champions... El Bayern Munich era el amplio favorito entre los amigos. Después del café y los postres, un budín de pan con nueve huevos como Dios manda, y trozos de manzana y peras salteadas a la manteca en el interior, el Ruso y el gordo se quedaron charlando un rato más.

- ¿Viste el decreto de los servicios esenciales?

- ¿Sí... vos qué pensás?

- Que es una intromisión setentista... que atrasa... tipo Venezuela... en uno de los pocos sectores que venían creciendo a paso acelerado, con más tecnología e inversiones e internet cada vez más barato y de mayor ancho de banda. Olvidate... lo van a chocar... y guarda que no sea otra puertita para meter los garfios en los medios...

- Ya veo...

- Es así... Hablando de eso... ¿pensás que a la oposición le alcanza para bloquear la reforma judicial?

- Es muy difícil... tienen que operar mucho sobre los cuatro cordobeses de Schiaretti... una de los cuatro incluso es la esposa del gobernador cordobés... hay que ver... ya dijeron que no la van a votar... lo mismo algunos del bloque de Lavagna... y el peronismo cuenta sí o sí con la presencia de José Luis Ramón más seis de su bloque, porque una se les piantó... Beatriz Ávila, que se había ido del PRO. Están voto a voto... La sensación es que está más cerca Juntos por el Cambio de bloquearlo, que el peronismo de aprobarlo... pero...cuando sos gobierno, tenés muchas más herramientas... ¿No? Lo que me veo venir es otra 125...

- Me contaron que el intendente de Alvear, Walther Marcolini, quiere ser diputado nacional el año que viene, y dejar el municipio...

- Algo de eso hay... debe ser el único... ningún intendente quiere ir a meterse al Congreso de la Nación.

- ¿Ninguno, ninguno?

- No... pero acordate que los únicos que pueden reelegirse son Matías Stevanato, Flor Destéfanis, Héctor Ruiz, Rolando Scanio, Sebastián Bragagnolo, Raúl Rufeil, Ulpiano Suarez, Juan Manuel Ojeda y Fernando Ubieta, los otros nueve... A la legislatura, al Congreso... ¡O a la casa!

- Bueno... significa que en dos elecciones, se habrá renovado a todos los intendentes de Mendoza... ¿verdad? Tenía razón Cornejo... Y antes, los que habían promovido el límite a las reelecciones en la reforma constitucional...

- Sí... eso es lo bueno que tenemos. La institucionalidad, que nos tiene a salvo de ser lugares como Santiago, Formosa, o incluso San Luis... Acordate de esto... nunca vamos a ser un feudo...

- Me enteré que el Rody les habría alcanzado el proyecto de reforma a los aliados... un poco después que a los peronistas...

- ¡Sí! ¡Jajajajajajaaa! Bueno... él apuesta al diálogo y la gobernabilidad. Pero parece que el proyecto llegó antes a manos de los intendentes, también de los peronistas y de Anabel, que del Omar De Marchi y el Jorge Difonso...

- ¿Se ofendieron?

- ¿Vos decís? ¡Es política!

- ¡Jajajajajajaa!

...

Los amigos se despidieron. Julián buscó su sillón preferido, y volvió a ver "Trelew, la fuga que fue masacre", ocurrida el 22 de agosto de 1972. Estaba basada en un libro maravilloso de Tomás Eloy Martínez...

Uno de los que mejor había conocido al peronismo. Y si sabés de peronismo, podés explicar la historia argentina.