Prendió fuego a una anciana para robarle la jubilación y su madre lo entregó - Mendoza Post
Post: Mendoza PostViernes 21 Ago 2020Viernes, 21/08/20 atrás

 "Me mandé la cagada del año", fueron las palabras con las que Brandon Galeano le confesó a su madre que había asesinado a una mujer de 80 años en su casa de José C. Paz para robarle la jubilación, según creen los investigadores policiales. Poco después del ataque el muchacho de 22 años publicó en Facebook una foto con los billetes que, según los hijos de la víctima, serían los que ella había retirado el día anterior del banco.

La mujer se encargó de acordar la entrega de su hijo a los efectivos policiales de la comisaría 1ra. de José C. Paz, que lo aprehendieron en una vivienda situada en Colon al 4100, en esa localidad bonaerense.

Fuentes judiciales informaron a Télam que Galeano será indagado en las próximas horas por la fiscal Lorena Carpovich, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 21 descentralizada en Malvinas Argentinas, Departamento Judicial San Martín. Galeano, conocido en su barrio como "Titi", había ganado la confianza de Rosario "Charo" Gómez, una prima de su abuelo que de hecho lo trataba de "sobrino" y le había encargado unos trabajos de pintura en su casa para pagarle unos pesos. Juana, la hija de la jubilada, explicó que su madre "teniéndole lástima le dio una changuita, le dio la confianza".

El delincuente subió una foto con el presunto dinero de la víctima.

El jueves por la mañana la hija de la mujer tuvo que correr a la vivienda de su madre porque el edificio estaba en llamas. Después de que los bomberos extinguieran el incendio los efectivos policiales encontraron el cuerpo de Gómez, que exhibía quemaduras.

"Nosotros no podemos caer en lo que sucedió con mi mamá. Ella era muy reservada, no admitía a nadie en su casa",aseguró a Télam Mario Ávila, uno de los hijos de la jubilada. "Le franqueó la puerta a este pibe y lamentablemente pasó lo que pasó. La pobre vieja no merecía haber terminado como terminó", expresó el hombre.

Dardo Ávila, otro de los hijos de la víctima, aseguró al canal Telefé que Galeano "es un asesino" que "ya vino con la intención de asesinarla porque vino con un bidón de nafta" a la casa ubicada en José C. Paz, no muy lejos de la vivienda del acusado. "La confianza que le dio mi mamá a este chico no se la daba a nadie, vivía enrejada", se lamentó.

Los investigadores policiales que trabajan en el caso sostienen la hipótesis de que Galeano atacó a Gómez para robarle la jubilación y luego prendió fuego la casa.

"Fue esta persona que primero la mató a golpes y después la prende fuego, boca abajo mi mamá, defendiéndose", relató entre lágrimas Dardo, que después vio que "en el Facebook se sacó fotos con todos los billetes que le robó a mi mamá. Es una locura todo esto, yo no lo puedo creer", denunció el hombre.

Rosario tenía 80 años.

Juana, que vive a pocos metros de la casa de Gómez, afirmó que de camino a la vivienda de su madre se cruzó con Galeano, que intentó agarrarla. "Se llevó hasta el pan que mi mamá le había comprado para que él desayune", recordó.

La fiscal Carpovich espera el resultado preliminar de la autopsia realizada al cuerpo de Gómez para determinar si su muerte fue debido al incendio o si presenta algún tipo de lesión traumática que indique que haya sido atacada previamente, como sospechan los hijos de la jubilada.

"Yo estuve cuando retiraron el cuerpo y había un charco de sangre debajo. La causa de muerte no la sabemos, tenemos que esperar la autopsia, pero es seguro que le dio una paliza", aseguró a Télam Mario Ávila.