#17A: Hoy se juega el derecho a la protesta civil - Mendoza Post
Lunes 17 Ago 2020Lunes, 17/08/20 atrás
porRicardo Montacuto
Director Periodístico

La magnitud que tendrá es por ahora una incógnita. Pero se presume importante. Hoy, una vez más, una convocatoria que nació en las redes sociales con un fuerte tono opositor y organizadores difusos pero efectivos, movilizará a miles de personas en las principales ciudades del país a las cuatro de la tarde. En Mendoza arrancará en Peatonal y San Martín. Los moviliza la "defensa de la República". Pero la cantidad de motivos convocantes es variada.

Esta historia empezó como el llamado a un banderazo "por la República" y para hacer "una patria como la que quería San Martín" aunque las consignas serán múltiples: contra la cuarentena y el encierro de 150 días que nos dejó "indefensos y pobres", dice un video que circuló ayer, contra las expropiaciones, contra la liberación de presos comunes, de ex funcionarios condenados o en proceso por corrupción, contra los funcionarios "que piden una empatía que no sienten", y varias consignas más que incluyen la impunidad, la reforma judicial y la "libertad".

La de hoy será una marcha anti K, claramente, sustentada en los sectores que no votaron por Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner el año pasado. En el gobierno nacional olieron el peligro. El propio presidente de la Nación Alberto Fernández dijo que esta convocatoria era una "invitación al contagio". Fue lo más suave. Decenas de funcionarios y militantes del kirchnerismo salieron con el cuchillo entre los dientes contra quienes se manifestaron a favor de la protesta. En Juntos por el Cambio hay divergencias. Alfredo Cornejo es presidente de la UCR. El ex gobernador mendocino apoya la manifestación pero no va a participar. Patricia Bullrich es de las más comprometidas con la marcha, y Horacio Rodríguez Larreta aclaró que las convocatorias son "personales" y que las aglomeraciones pueden generar más contagios. Macri apoya pero no va, porque está en Europa. Estamos, hay que recordarlo, en el momento más duro de la pandemia hasta ahora, porque nadie sabe cuándo será realmente el pico de contagios.

El banderazo contra el gobierno el 9 de Julio.

Lo que habrá hoy es una marcha de hartazgo por la cuarentena, por las admoniciones permanentes, por las restricciones a los movimientos de las personas y a las reuniones familiares y sociales, por el cierre de comercios y caída de empleo, y por una política sanitaria que nadie sabe realmente cuán exitosa es, porque su resultado económico es ruinoso. Miles de comercios cerrados y gente sin trabajo en todo el país desde el 20 de marzo. A la par, los intentos de reformar la justicia, la moratoria "para Cristóbal López", los ataques a los medios, y el "cierre" casi total del país por la pandemia, o incluso algunas detenciones violentas de personas que violaron la cuarentena, forman parte del "paquete".

Sin embargo, este #17A plantea un dilema. Porque la marcha de hoy es también "auto justificable". Será también por la libertad de protestar y reclamar. En este momento rigen en todo el país y en Mendoza en particular, restricciones a las reuniones sociales y familiares. Y a la circulación de personas. Son medidas justificadas excepcionalmente por la pandemia de coronavirus. Pero esas restricciones no son más importantes que la Constitución Nacional y deben ser transitorias y limitadas. El artículo 14 nos da a todos el derecho de peticionar a las autoridades. Hay otros artículos constitucionales como el 19, el 20, el 32, y varios más de la Constitución de Mendoza que podrían ser sustento de acciones por la libertad de manifestarse.

Los antecedentes juegan en contra de los manifestantes. En abril, un grupo de abogados mendocinos presentó un amparo contra la restricción a los días de salida y de compras por DNI, pero fue rechazado por la justicia. Los jueces entendieron que en el contexto de la pandemia, las restricciones están justificadas. Los manifestantes de la marcha de hoy podrían recibir sanciones. Los que participaron del banderazo contra el gobierno nacional el 9 de julio, por ejemplo, serán imputados. Hay una investigación en marcha conducida por la fiscal Gabriela García Cobos. Los van a acusar de haber incumplido los decretos que restringían las reuniones. Hoy, en Mendoza, sólo se puede salir a la calle a comprar si corresponde el DNI, lo mismo para el esparcimiento, o para ir a restaurantes. Se puede salir a trabajar, con permiso de circulación o declaración jurada, o se puede ir a una farmacia o asistir a una emergencia médica o a un adulto mayor en cualquier momento. Están prohibidas las "juntadas" y reuniones de amigos o sociales, y las familiares, hasta este martes por la noche, en que esas prohibiciones serían renovadas por el gobernador Suarez a causa de la pandemia de coronavirus.

Una de las imágenes que circuló convocando a la marcha.

Entonces... ¿cómo puede manifestar la gente su disconformidad? No se trata de un sindicato promoviendo paritarias, o de una manifestación política aunque tendrá un tinte opositor y participación activa de muchos dirigentes especialmente del PRO. Llevemos esto al extremo. Si todos los ciudadanos de este país estuviesen en contra de la cuarentena... ¿Cómo lo manifestarían?

En el gobierno de Mendoza los funcionarios sienten que quedaron "en el medio" del problema. No pueden aparecer como agitadores del #17A y menos en la delicada situación que mantienen con Nación. Pero tampoco van a salir a multar y encarcelar personas.

Días atrás, el intendente de la Ciudad, el radical de Cambia Mendoza Ulpiano Suarez, explicó que podrían ser incluso retenidos los vehículos de las personas que estuviesen circulando sin permiso ni justificación en esta etapa de distanciamiento. La curva diaria de casos ya supera las 200 detecciones positivas diarias. Muchos de los que promueven la marcha se comunicaron con Suarez, y recibieron la siguiente respuesta: "...los lunes pueden salir las personas con DNI terminados de 1 a 5..." Una consulta anoche permitió establecer que la municipalidad tendrá numerosos preventores controlando y marcando "presencia" en esta caravana, que se supone será "cuidando la distancia" y con tapabocas, tal como pidieron algunos de los convocantes famosos como Luis Brandoni o Maxi Guerra.

Luego, están las consideraciones políticas. La oposición no es oficialmente convocante. Pero Omar De Marchi, presidente del PRO de Mendoza y diputado nacional por Cambia Mendoza, anunció que va, con un mensaje duro. "No es por la marcha en sí, esto que digo, lo afirmo desde antes, y lo seguiré manifestando" aclaró. "Nos cocinan a fuego lento. La Jefa @CFKArgentina no quiere reactivación de la economía con inversión privada, es obvio. Quiere q lentamente el Estado se apropie de los medios de producción. Ese es el Plan. No quiere ciudadanos libres, quiere rehenes" expresó en la red social Twitter en el mismo posteo en que repartió la convocatoria. El único intendente que tiene el PRO en Mendoza es Sebastián Bragagnolo. No iría a la marcha. Su posición de gobierno no se lo permitiría. Ganas, no le faltan. Pablo Priore, el único senador del PRO, no irá "caminando" pero acompañaría la caravana en su auto. También va la diputada y médica inmunóloga Hebe Casado. Hay referentes del PRO que creen que no se debe ir, para no desobedecer la cuarentena. Los intendentes radicales no irán. Especialmente Tadeo García Zalazar. El intendente de Godoy Cruz es el presidente de la UCR.

¿Y el #MendoExit? De hashtag de Twitter pasaron a ser noticia internacional. Su referente Hugo Laricchia confirmó a este medio que estará en la marcha de hoy.

La protesta de esta tarde será un desafío para las autoridades que deben hacer cumplir las restricciones de la cuarentena. Prohibiciones que han sido puestas por encima de la Constitución, en la circunstancia extraordinaria de una pandemia. La pregunta es... ¿hasta cuándo? Es algo que todos tienen derecho a preguntarse, y a manifestarlo. Sobre eso es la protesta de hoy. Sobre la libertad de expresar la disconformidad contra las medidas de un gobierno. El que sea.