El niño que murió en Neuquén por tomar dióxido cloro no tenía coronavirus - Mendoza Post
Post: Mendoza PostDomingo 16 Ago 2020Domingo, 16/08/20 atrás

El niño de cinco años que murió luego de que sus padres le suministraran dióxido de cloro en la localidad neuquina de Plottier murió por una falla multiorgánica y no se había contagiado de coronavirus. 

Así se determinó este domingo por medio de la autopsia que se realizó en el cuerpo del menor, mientras que por el momento no se había establecido si el dióxido de cloro tuvo influencia en el deceso, para lo cual se iban a realizar exámenes complementarios. 

El caso es investigado con la carátula de "muerte dudosa" por la fiscal de Neuquén Sandra Ruixo, quien anoche ordenó un allanamiento en la casa del menor para recolectar evidencias. En un comunicado emitido este domingo, el Ministerio Público Fiscal de Neuquén indicó que se encargaron estudios complementarios como análisis clínicos y toxicológicos de las muestras recolectadas", para establecer si la ingesta de dióxido de cloro, admitida por los padres del chico, tuvo efectos tóxicos. 

Ver también: Ordenan estudios para saber si el nene neuquino murió por dióxido de cloro

El pequeño, cuya identidad no había sido informada, fue llevado en las primeras horas de esa jornada al Hospital de Plottier sin signos vitales. Los padres del chico admitieron que le habían proporcionado dióxido de cloro al notarle decaimiento y otros síntomas que les hicieron pensar la posibilidad de que contrajo coronavirus. 

El dióxido de cloro es una sustancia que fue promocionada en distintos medios de comunicación como un medicamento para atenuar los síntomas del coronavirus y otras enfermedades, pero su uso no es autorizado por el Ministerio de Salud de la Nación, que advirtió que puede causar diversos problemas de salud. 

En tanto, el Ministerio de Salud de la provincia de Neuquén, recomendó a la población no consumir productos con dióxido de cloro, clorito de sodio, hipoclorito de sodio o derivados.

  

Ver también: En Neuquén murió un niño luego de consumir dióxido de cloro