Bolsonaro tiene la mejor imagen desde que empezó su gobierno - Mendoza Post
Post: Mendoza PostSábado 15 Ago 2020Sábado, 15/08/20 atrás

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, está en su mejor momento. Su popularidad subió en las últimas semanas y ya es la más alta desde que empezó a gobernar, en enero de 2019. El 37% de brasileños considera su gestión "buena u óptima", según una encuesta del instituto de opinión Datafolha realizada esta semana. Al 27% les parece regular, y el 34% cree que su gobierno es "malo o pésimo".

A finales de junio, esos mismos porcentajes eran del 32, 23 y 44%, respectivamente. Bolsonaro está lejos de disfrutar de un aplauso generalizado pero el índice de quienes le desaprueban ha caído especialmente

La gestión que Bolsonaro ha hecho de la crisis sanitaria del nuevo coronavirus ha sido criticada mundialmente, pero el presidente parece estar acertando en su estrategia de hablar menos de salud y más de economía.

Ver también: "Bolsonaro designó a Temer como representante para ayuda a Libano"

La mala imagen de Bolsonaro bajó 10 puntos 

Un factor clave ha sido la ayuda de emergencia de 600 reales (menos de 100 euros) al mes que están recibiendo muchísimos trabajadores informales y desempleados desde abril. Son más de 65 millones de personas. Bolsonaro era reacio a esa ayuda por el enorme agujero que iba a causar en el déficit público, y su idea inicial era que fuera de apenas 200 reales y durante un máximo de tres meses. La oposición consiguió aprobar en el Congreso Nacional un auxilio de 600 reales que ahora Bolsonaro ha capitalizado como una conquista de su Gobierno.

Una de las mayores especialistas de Brasil en bolsonarismo, la socióloga Esther Solano, de la Universidad Federal de São Paulo (Unifesp), explica que el apoyo creciente a Bolsonaro está muy ligado a esas ayudas, porque la pandemia está dejando a miles de personas desesperadas por haber perdido el empleo y con miedo a la crisis que se avecina.

"No son privilegiados, como muchos de nosotros. No entra dinero, no tienen cómo pagar las facturas ni comida. Muchos, de hecho, reconocen la irresponsabilidad de Bolsonaro en la pandemia, pero son esos 600 reales los que les permiten sobrevivir. 

La base de apoyo de Bolsonaro se está moviendo lentamente: de las clases altas y medias hacia los más pobres. Está consiguiendo conquistar simpatías incluso en la región Noreste, un bastión electoral del Partido de los Trabajadores (PT) desde que el ex presidente Lula sacara a millones de nordestinos de la miseria con el programa 'Bolsa Familia'.

Mirá: "Argentina también está desarrollando una vacuna para el Covid"