Mejora la salud de Paola, la perrita despellejada en Cacheuta - Sucesos - Mendoza Post
Post: Mendoza PostViernes 14 Ago 2020Viernes, 14/08/20 atrás

 Hace nueve días, la noticia compartida en las redes sociales causó bronca e indignación: rescataron a la perrita "Paola" en Cacheuta, despellejada, con hipotermia y muy delicada de salud. Atendida en una veterinaria de Godoy Cruz, la cachorra de un año ha mejorado y avanza en su recuperación.

Yasmina y Samira, quienes se encargan de reunir el dinero para el tratamiento, expresaron en las redes sociales en las últimas horas: "Ha estado mucho mejor de ánimo. Salió al patio a hacer caca y caminó re bien. Todos los días estamos un pasito más cerca". Además, reiteraron la importancia de las donaciones hechas para cubrir los gastos de la internación.

"Gracias a todos los que siguen preocupados y pendientes de Paola. Ella siente todo ese amor y seguramente saldrá adelante. La está peleando con todas sus fuerzas", agregaron. La perrita sigue en estado crítico con pronóstico reservado y necesitó, entre otras cosas, fluidoterapia, vendaje compresivo sobre la sutura y se la suministró analgésicos, antibióticos y antiméticos.

"La antibioticoterapia y los analgésicos se administraron vía oral, siendo posible de esta manera, retirar la vida endovenosa. La paciente se encuentra en correcto estado hemodinámico, tomando agua y alimentándose adecuadamente. Se realizan los dos cambios de vendajes diarios. Se manifiesta activa, camina fuera de la sala de internación por algunos minutos", informaron desde la veterinaria.

Ver: Encontraron una perrita despellejada en Luján de Cuyo y piden ayuda

Para los que quieran colaborar, pueden hacerlo por Mercado Pago a través del CVU 0000003100047964080693 con el alias alamo.poso.chal.mp de Yasmina Arasco, y comunicarse con ella al 2612597309 o a la cuenta del Banco Nación de su hermana Samira, con CBU 19502851189084, o en la misma veterinaria Fauna de calle Azcuénaga 115, de Godoy Cruz.

¡Paola continúa evolucionando favorablemente!

Un gato aprendió a tocar un pianito cada vez que quiere comer