Proponen equiparar las jubilaciones de todos los trabajadores rurales - Mendoza Post
Post: Mendoza PostJueves 13 Ago 2020Jueves, 13/08/20 atrás

 Para que los pequeños productores que realicen actividades agrarias puedan jubilarse a los cincuenta y siete (57) años sin distinción de género cuando acrediten veinticinco (25) años de servicios con aportes, el diputado nacional por Mendoza, Federico Zamarbide, presentó este miércoles un proyecto de ley que va "a solucionar una inequidad ante la ley muy grave para todas nuestras economías regionales".

El legislador de Juntos por el Cambio, explicó para sustentar esta iniciativa que "en Argentina los trabajadores rurales pueden jubilarse actualmente a los 57 años por el desgaste físico que implica su actividad. Sin embargo, los trabajadores vitícolas han quedado afuera de este beneficio porque pertenecen a un régimen especial y se jubilan recién a los 65 años".

Con un ejemplo concreto, Zamarbide analizó que "la situación absurda que se da en toda la zona vitivinícola argentina es que dos trabajadores de una misma finca, si uno pertenece al Sindicato de obreros vitivinícolas y afines y otro a la Unión argentina de trabajadores rurales y estibadores, el primero se jubila a los 65 años, el segundo a los 57 y los dos realizan cotidianamente la misma tarea de la tierra que implica igual desgaste físico".

Ver: Cómo y cuándo será el nuevo aumento a los jubilados

El proyecto fue presentado por el diputado nacional, Federico Zamarbide.

Para solucionar esa inequidad, remarcó el diputado nacional, presentó en la Cámara baja Nacional un proyecto en el que además solicita el mismo beneficio "para los pequeños productores, entendiendo como tales a los que no hayan tenido más de dos empleados en relación de dependencia en ningún momento. Ponemos, asimismo, un límite de capital porque la idea es favorecer al pequeño productor que hace un trabajo físico cotidiano similar o igual al de cualquier empleado en relación de dependencia".

Asimismo, este beneficio anticipado de jubilación propuesto se hace también extensivo a los contratistas de viñas y frutales. Es que todos los trabajadores mencionados sufren además del desgaste físico señalado, situaciones de estrés y ansiedad cuando una helada o el granizo se llevan toda su cosecha y se ve afectado también por las condiciones de precios que hacen que su actividad de muchos años no sea rentable.

Con esta iniciativa, los trabajadores rurales podrían jubilarse con 25 años de aporte.

"En un momento de la trayectoria laboral es cuando la inequidad se ve reflejada: mientras que los empleados agrarios pueden acceder al régimen jubilatorio, los trabajadores agrarios independientes siguen activos al igual que los obreros vitícolas", detalla el proyecto que para el diputado sureño busca justamente "solucionar esa inequidad ante la ley muy grave para todas nuestras economías regionales".

Ver: Cooperativas vitivinícola que tienden la mano en medio de la pandemia