México roza el medio millón de casos y los 55.000 muertos por coronavirus - Mendoza Post
Post: Mendoza PostJueves 13 Ago 2020Jueves, 13/08/20 atrás

México llegó llegó en las últimas 24 horas a 498.380 casos acumulados del coronavirus y a 54.666 muertes al sumarse los 5.858 contagios y las 737 muertes notificados durante esta jornada, dijo la Secretaría de Salud.

Los reportes del día reflejaron aumentos porcentuales del 1,18 % en los contagios y del 1,36 % en los decesos en comparación con las cifras del día anterior, 492.522 casos y 53.929 fallecimientos, reportó la agencia EFE.

Con el crecimiento promedio diario de las últimas semanas, es previsible que México rebase la barrera del medio millón de contagios y los 55.000 decesos en las próximas 24 horas.

México ocupa el sexto lugar mundial en el número de casos confirmados detrás de Estados Unidos, Brasil, India, Rusia y Sudáfrica y el tercero en muertes globales por la COVID-19 después de Estados Unidos y Brasil.

El país norteamericano es el sexto más atacado por la pandemia.

Además, la Secretaría de Salud tiene una cifra de 535.461 casos estimados de los cuales el 8 % (42.530) serían activos por haber tenido síntomas durante los últimos catorce días, y una cifra de 56.598 muertes estimadas, explicó el funcionario mexicano.

El jefe del equipo de respuesta contra el coronavirus y viceministro de Salud de México, Hugo López-Gatell, informó más temprano que seis estados mexicanos de los 32 totales muestran un "patrón ascendente" de contagios, mientras que 15 van a la baja y "se ha logrado aplanar la curva y mantener la disponibilidad hospitalaria".

Ver: Cuatro muertes y 154 casos de coronavirus en Mendoza

López-Gatell agregó que "se han logrado dos objetivos" en la estrategia antipandemia de coronavirus en el país, "mantener la ocupación hospitalaria disponible y aplanar la curva epidémica".

La capital y su zona metropolitana, un conglomerado de 21 millones de personas, donde se registraron uno de cada cinco contagios y muertes, dejaron de ser las más castigadas por la pandemia, y ahora el epicentro se desplazó a estados como el norteño de Nuevo León, el occidental de Jalisco y el central de Guanajuato.

México ya superó las 50.000 muertes.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) afirmó que "el número creciente de defunciones en México en las últimas semanas indica que es necesario que las autoridades revisen bien las medidas adoptadas para disminuir la velocidad de la transmisión".

López-Gatell, uno de los hombres más criticados de México por oponerse a los testeos y desdeñar en un inicio el uso del tapabocas, recientemente pidió mantener una "sana distancia", quedarse en casa el mayor tiempo posible y lavarse las manos frecuentemente, además de usar tapabocas como "medida auxiliar".

"Hay que recordar que la epidemia no se ha terminado y que el aplanamiento de la curva significa que haya un crecimiento lento. Hoy, hay 59% de las camas de hospital disponibles", remarcó López-Gatell.

Ver: Confirmaron 7.663 nuevos casos y murieron 209 personas en la Argentina

La declaración del funcionario ocurrió mientras la OPS lanzaba un llamado a las autoridades sanitarias de México a aumentar las pruebas de diagnóstico.

"Hay que hacer un esfuerzo mayor para ampliar el acceso al testeo", sin el cual es muy difícil tener efectividad en las medidas de control", señaló el subdirector de la OPS, Jarbas Barbosa.

México aplicó hasta ahora 1,1 millones de exámenes, aunque existen planes oficiales para aumentar al doble esa cifra.

No obstante, los expertos consideran que se trata de una cifra insuficiente si se compara con el contexto internacional.

Actualmente la mitad de los estados de México se encuentran en confinamiento y el resto inició una desescalada.

En buena parte del país ya están funcionando negocios como los hoteles, restaurantes, centros deportivos al aire libre, sitios religiosos y salones de belleza, pero por ahora faltan todavía lugares como gimnasios y escuelas.

Se estima que las actividades escolares no se reanudarán en forma presencial, sino hasta el próximo año, ante la experiencia internacional sobre una reapertura precipitada que ha originado brotes importantes en países como Estados Unidos e Israel.