Relatos virales: "pan-démico" ¿qué piensan esas personas que van a buscar pan? - Mendoza Post
Viernes 7 Ago 2020Viernes, 07/08/20 atrás
porJorge Fernández Rojas
Periodista/Analista

Es pésima la sensación que tienen las personas que no pueden comprar el pan necesario de cada día. Son esas personas que valoran a este producto como el alimento simbólico de la mesa familiar. Si no hay plata para comprar pan, entonces es un síntoma de problemas de sustento de estas familias. Si aumenta el precio del pan dicen "ya ni pan podemos comprar". Son pinceladas vecinales, en especial de las zonas más populosas de Mendoza.

De ahí la frase reconocida que representa la defensa del trabajo diario: "me gano el pan del día". O en contrario, cuando algo es efímero: "eso es pan para hoy y hambre para mañana". Piensen en estas puntas de la madeja para entender esta historia común, pero importante para la población que integramos.  Cuesta ponernos en el lugar de cada mujer o varón que entra a una panadería a buscar el pan, de eso se trata.

A Cristian Di Betta se lo escucha activo, es de familia de panaderos tanto que desde febrero sucedió a su papá Miguel en la presidencia de la Cámara de Empresarios Mendocinos de Panadería. Claro nunca se imaginó conducir a la entidad empresaria en época de pandemia.

La idea de los panaderos agremiados es ponderar la fabricación del pan con protocolos de salubridad.

Apenas comenzamos a charlar me graficó: "Antes nos pedían: dame un kilo de pan, una docena de tortas y facturas' Ahora y desde principio de año nos piden: dame 30 pesos de pan, y son seis bollitos pero no les alcanza para más". El panorama puso a los panaderos asociados a la cámara a pensar en un producto que redimiera las ganas de ir a la panadería.

Di Betta remarca que esta situación no es exclusiva de esta realidad distorsionada por el virus, pero sí que se ha acentuado por la parálisis económica. La verdad es que esta historia pandémica puede analizarse desde lo económico, y es un problema real de un sector productivo e intensivo. Pero él prefiere presentarlo desde el perfil de ponerse en el lugar de sus clientes que cada día que pasa reducen su compra al mínimo.

El pan de pandemia. El pan familiar a $49.

Por eso decidieron hacer este pan en una pieza de alrededor de medio kilo de peso y de buena calidad, "bien leudado y que se puede conservar hasta tres días a un precio de 49 pesos". Son 17 panaderías en casi todo el territorio mendocino que han adherido a esta oferta bien barrial.

También leé: Cuando aumentó por última vez el pan en Mendoza

El telón para presentar esta oferta es una idea para enfrentar el crecimiento de las panaderías clandestinas y que no se ajustan a las normativas de salubridad y se mantienen en la informalidad tributaria. Según el dirigente empresario, la ilegalidad en este rubro representa al 50 por ciento del negocio.

El "pan-démico" es entonces una respuesta a esta crisis también de los panaderos porque de acuerdo a sus cálculos con esta oferta bajaron de 120 a 98 pesos el kilo, es decir 18 por ciento que han resignado para sostener el consumo de "el pan de cada día"