No pagar y seguir gastando no desendeuda: Guzmán salvó a Alberto - Mendoza Post
Jueves 6 Ago 2020Jueves, 06/08/20 atrás
porAna Montes de Oca
Periodista

Juan tiene 4 tarjetas de crédito y debe una cantidad considerable de plata a cada una por estar pagando los mínimos durante varios meses. Pero como el sueldo no le alcanza, arregló con las tarjetas que va a dejar de pagar ahora y va pagar dentro de un par de años porque, para esa época, supone que va a ser gerente y va a ganar más plata.

Juan no se desendedudó. Simplemente acordó que no le cobren por ahora los intereses y se los calculen más adelante, porque ahora no puede pagar.

Mientras tanto, Juan no buscó ahorrar ni un peso como para poder juntar un poco de dinero para pagar aunque sea una de las tarjetas y así sí, desendeudarse realmente.

Guzmán le pateó la deuda al próximo gobierno

Esto mismo es lo que sucede con el país y el acuerdo con los bonistas al que llegó el ministro de Economía Martín Guzmán: como el país viene gastando mucho más de lo que gana (y tampoco piensa bajar el gasto sino que, por el contrario, lo ha aumentado para afrontar la cuarentena), acordó pagar durante los próximos cinco años años mucho menos de lo que debería (menos que el mínimo de las tarjetas de Juan), pero luego va a tener que pagar mucho más.

De hecho, Argentina debía pagar en 2020 8 mil millones de dólares; en 2021, 9 mil millones; en 2022, 11 mil millones; en 2023 8 mil millones y en 2024, 6 mil milllones. 

Ahora pagará apenas 6 mil millones en ese período, pero lo que no pagará, lo sumó a las cuotas que deberá pagar a partir de 2025. Es decir que no existe un desendeudamiento sino que la deuda pasará al próximo gobierno.

Lo que no se paga hoy, se pagará mañana

Mientras tanto, el problema sigue: el gasto público es cada vez mayor y la recesión también, es decir, se crea cada vez menos riqueza: Juan gana cada vez menos pero gasta cada vez más.

Juan pateó la deuda con sus tarjetas para adelante esperando que le den un aumento en su trabajo, pero la realidad es que Juan gasta demasiado y trabaja poco.

Por eso siempre está endeudado.