Imputaron a la ex reina Rocío Valdivia por participar en una juntada clandestina - Mendoza Post
Post: Mendoza PostLunes 3 Ago 2020Lunes, 03/08/20 atrás

La Reina Nacional de la Vendimia 2015 (por Junín), Rocío Valdivia, fue imputada por la Justicia este lunes por violar el distanciamiento social, preventivo y obligatorio. La joven fue acusada por violar el Artículo 205 del Código Penal que establece una pena de prisión de seis meses como mínimo hasta dos años como máximo "para quien violare las medidas adoptadas por las autoridades competentes, para impedir la introducción o propagación de una epidemia".

El caso ya es conocido y fue anticipado por el Post en la noche del sábado. Rocío participó una juntada en la casa de otra reina el sábado por la noche con al menos cinco amigos, sabiendo la ex reina que este tipo de reuniones sociales están prohibidas. De hecho, en su descargo en Facebook pidió disculpas, aceptó que estaba al tanto de la prohibición pero que después de tanto tiempo decidió cometer el delito porque muchos otros también lo cometen, y aseguró que a ella la cuestionan porque es conocida.

Rocío, en una foto promocional previa a su reinado.

Como sea, Rocío Valdivia fue citada este lunes por Oficina Fiscal de Rivadavia, a instancias del fiscal Oscar Sívori que inició una investigación. La soberana con mandato cumplido acudió al llamado judicial y la imputaron. También Marcelo González quedó en la misma situación que Rocío pero el alcance de las acusaciones continuará en las próximas horas.

Ver: Investigan a la exreina vendimial Rocío Valdivia por juntada clandestina

Es que la juntada se realizó en la casa de Gina Santilli, reina del Turismo 2015, y también estaba presente, como aparece en los videos a los que accedió el POST en exclusiva y luego tomaron otros medios, Florencia Trevisan, reina de la Vendimia de Rivadavia 2012. En tanto que el padre de Santilli, por ser el dueño de casa, podría ser multado con $50.000.

Ver: La ex Reina de la Vendimia escrachada en una juntada se siente víctima 

También el fiscal ordenó el secuestro de cinco teléfonos celulares de los presentes en la juntada, con los cuales producirá pruebas debido a que con estos equipos transmitieron en vivo por Instagram la reunión de amigos que, como todos sabían, es una actividad prohibida en el contexto de pandemia por el coronavirus.