Fotos y videos: locura y barbarie en el barrio Trapiche de Godoy Cruz - Mendoza Post
Viernes 31 Jul 2020 15 días atrás
porAndrés Figueroa
Periodista

Resulta difícil explicar lo que ocurrió entre la madrugada y la primera hora de la mañana de este viernes en el Barrio Trapiche del departamento de Godoy Cruz, donde 14 vehículos fueron quemados en mayor o menor medida por un grupo de antisociales, por motivos que se están investigando.

Para quienes conocen la zona y han transitado las calles de la plácida barriada de la comuna, es más incomprensible aún. A metros de la Avenida San Martín y de la Ciclovía, calles y pequeños callejones tranquilos, limpios y ordenados, solían generar admiración de cualquier visitante. 

Todo parece haber quedado en un tiempo lejano con diversos casos de inseguridad, algunos incluso con tintes similares a la barbarie ocurrida en las últimas horas.

No todo ocurrió en un solo punto del barrio lindero a la Ciclovía, sino que los atentados se repartieron en toda la zona. Los 14 vehículos que fueron dañados parecen haber sido elegidos al azar, sin explicación y mucha menos lógica, de acuerdo a lo que expresaron los vecinos a este medio. 

En la esquina de Larrea y Misiones, uno de los autos más dañados

El barrio lucía como zona de guerra, la Policía y Bomberos Voluntarios de Godoy Cruz ya se habían retirado, los comercios recién estaban abriendo y las calles desoladas. Cada una, dos o tres cuadras aparecía un nuevo vehículo ante la mirada de algún vecino curioso que en su grupo de WhatsApp había recibido la información de lo que había ocurrido.

"Hace tiempo que este barrio no es lo que era. Nos juntamos todos los vecinos hace unos meses, armamos un grupo y nos comunicamos. También tenemos alarma comunitaria. Hay robos como en cualquier lado, pero esto ya es otra cosa, es vandalismo, sólo para hacer daño", contó una mujer al Post mientras barría su vereda.

¿Vandalismo? Las hipótesis son varias y algunas apuntan a una guerra de mafias que los vecinos niegan y aseguran no saber nada al respecto. Los antecedentes son muy recientes, el pasado 10 de julio, en la calle Bufano, un Volkswagen fue totalmente quemado. Le arrojaron una bomba molotov desde una camioneta y debieron intervenir los bomberos.

"Nos despertamos por el ruido, fue desesperante. Salimos a la puerta y se estaba quemando el auto de mi hermana. Ahora ella está en la Comisaría haciendo la denuncia y todo eso. Esto no tiene sentido, ni siquiera robaron lo que había adentro", relató la empleada de una panadería familiar al Post. Su hermana sufrió daños en un Suzuki rojo que estaba estacionado en la puerta del local.

El auto frente a la panadería "Rico Pastel"

Por ahora, pocas certezas en el hecho y la Policía logró capturar a uno de los autores, según informó Roberto Munives, jefe de la Policía, en la mañana en Radio Mitre.