Las cervecerías artesanales que llegan a casa con delivery en Mendoza - Mendoza Post
Jueves 30 Jul 2020Jueves, 30/07/20 atrás
porInfoMendoza

Mendoza es mucho más que vitivinicultura. Desde hace unos años que la cerveza artesanal ha ido ganando terreno en la provincia, no sólo con la venta de las mismas en tiendas, almacenes o supermercados, sino también en la gran apertura de bares con canillas en donde ofrecen diversos estilos de distintas marcas.

En este contexto, es que muchas empresas que surgieron en el último año, están lejos de ser grandes emprendimientos con espalda financiera, sino que la mayoría comenzaron como un hobby entre amigos, familia, parejas, y luego se fueron profesionalizando y creciendo. 

Así es que la pandemia, en un punto los golpeó fuertemente, pero para muchos fue un nuevo despertar y los planes que por ahí tenían para más adelante, los adelantaron, y para otros, se abrieron nuevas alternativas de comercialización e innovación que en otro contexto no lo hubieran pensado.

La experiencia de 23 Ríos
Este es el caso de 23 Ríos. En una primera etapa, la actividad de la empresa -cuando comenzó la pandemia- se estancó a cero debido a que gran porcentaje de las ventas se daba en bares y restaurantes. Cabe indicar que este negocio cuenta con una producción de 10 mil litros mensuales y 7 estilos de cervezas y los propietarios son Nicolás Mastracuzza, Chacho Puebla y Luis Casais.

La cerveza artesanal cada día gana más terreno.

"A raíz de la situación que comenzó en marzo sufrimos durante unas semanas hasta que se nos ocurrió comenzar a vender con stand en algunos almacenes y kioscos de proximidad. Lo que hicimos fue llevar un par de canillas y con acuerdos que hicimos vendíamos en la puerta del almacén. Esta fue la alternativa más rápida que encontramos para poder vender toda la cerveza en stock que teníamos, ya que estamos hablando de un alimento perecedero y debíamos además asumir gastos de empleados, alquileres, etc". 

Ver: 10 excepcionales malbec que valen menos que un fernet (parte I)

Y añadió: "También comenzamos con el delivery de cerveza a domicilio. La respuesta de ello fue increíble, porque llegamos a clientes impensados, de todos los estratos sociales. Con todo esto, claramente, no ganábamos porque representaba solo el 10% de nuestra facturación, pero crecimientos en clientes que conocieron la marca, y se vio reflejado en el crecimiento de los seguidores en las redes sociales y en los pedidos de la gente que no nos conocía", remarcó Nicolás Mastracuzza.

Ver la nota completa acá