Pandemia política: el "clúster" del PJ que resiste la elasticidad de Suarez - Mendoza Post
Miércoles 22 Jul 2020Miércoles, 22/07/20 atrás
porJorge Fernández Rojas
Periodista/Analista

Se viene notando de a poco y en la medida que aumentan los casos de contagios en el territorio de Mendoza. Hay un movimiento de los intendentes peronistas que los van abroquelando en una línea de endurecimiento de las medidas de bioseguridad al ritmo que aumentan las personas enfermas por el coronavirus.

Los jefes comunales de Lavalle, Santa Rosa, Tunuyán, San Rafael y Malargüe han pedido al gobernador permiso para restringir las actividades que tienen que ver con la circulación de personas y las reuniones sociales. Ambas acciones a fin de asegurar el aislamiento social ante el riesgo de contraer el primer contagio en alguno de esos territorios , o con casos de infecciones colectivas concretas.

Si se observa se trata de la mayoría de departamentos administrados por el PJ. También si se ajusta más el foco se evidenciará que en este "conglomerado" existe sólo un radical, Juan Manuel Ojeda que gobierna Malargüe. Y si cuentan a las comunas peronistas en este "cluster", advertirán que sólo se ausenta Matías Stevanato de Maipú.

Marcelino Iglesias departe con Emir Félix y Daniel Orozco.

Tribulaciones bipartidarias

El miedo no es zonzo, pregona el dicho popular. Los temores en estos tiempos inéditos forman un triángulo donde en el vértice superior se encuentra al brote viral y en los territorios donde no hay contagio aún, entienden que un solo caso puede causar una conmoción como en Santa Rosa donde Flor Destefanis retrocedió a un aislamiento social pero con actividades económicas funcionando.

También leé: El peor de los días, 74 contagios en Mendoza

Los otros dos puntos de ese triángulo del miedo son: el estado del personal de Salud y la cantidad de efectivos policiales para mantener la seguridad pública. Una inquietud compartida por toda la dirigencia política.

Ojeda y Stevanato

En ese escenario se podrá entender por qué el malargüino y radical Ojeda tuvo que ceder a las presiones de los concejales peronistas que impulsaron las protestas de los vecinos y cerrar el turismo interno (solo están habilitados Los Molles y Las Leñas)para que no se permita el ingreso de personas desde Gran Mendoza ante una posible transmisión viral.

El intendente Maipú hace equilibrio en el Gran Mendoza.

A la vez, la situación inversa es la del peronista Stevanato en Maipú que se mantiene dentro de las políticas sanitarias junto a sus pares radicales del Gran Mendoza pero tiene línea directa con el Gobierno para canalizar sus pedidos en lo que se considera ya próximo a la etapa de la mitigación del virus.

Nexo político sureño

El caso índice es San Rafael que desde esta etapa de apertura dispuesta a partir del 8 de junio por Rodolfo Suarez mantuvo el distanciamiento de esas medidas flexibles que permitió tener turismo interno. Emir Félix, el intendente peronista, condicionó a conocer si había o no circulación comunitaria del virus para acceder a la habilitación de la actividad turística.

El intendente sanrafaelino y el gobernador Suarez.

A esta altura el intendente sureño expresa públicamente que si hay circulación comunitaria del coronavirus e insiste en que 250 policías sanrafaelinos no deben viajar a sus destinos dentro del Gran Mendoza. El director policial Roberto Munives respondió que se trata de personal que por su experiencia y especialidad debe trasladarse "porque somos una provincia integrada".

El médico aperturista

En el territorio del Este se encuentra Raúl Rufeil el pediatra que gobierna San Martín y se muestra como es el más aperturista, pese a que en los centros sanitarios de su departamento, públicos y privados, se encuentran 8 personas enfermas de acuerdo a la información de ayer martes 21.

En junio Ruffeil recibió a los propietarios de hoteles por hora y avaló el reclamo de los empresario.

Rufeil ha llegado a expresarse públicamente por la rehabilitación de los albergues transitorios en su departamento, una actividad vista como tabú para muchos funcionarios.

El intendente radical persiste con su posición porque cree que hay que convivir con la pandemia y apelar a la responsabilidad individual con sentido social.

Datos virósicos

Este mapa es plástico, de acuerdo al desarrollo del raid SARS COV-2 se puede ir modificando, pero es lo más realista son los números de las personas que se están enfermando. De 24 contagios detectados el lunes 20, pasamos a 74 el martes 21.

También leé: Los contagios sin nexo aumentaron el 71% en la última semana

Son 9 policías afectados y 6 esperan resultado de hisopados y hay 80 aislados. Mientras que el jueves 16 la ministra de Salud Ana Nadal sintetizó que desde que se manifestó la pandemia en Mendoza ya eran cien personas infectadas del área de Salud y según los últimos informes 49 personas vinculados con la sanidad se infectaron.

Los hisopados son sinónimo de riesgo de enfermedad pulmonar.

Todo parece desenvolverse al ritmo de los contagios, por lo que se ve la progresión va en aumento y no distingue las zonas con más o menos actividades en funcionamiento

La transmisión viral del coronavirus es parte del invisible paisaje mendocino. 

Es una forma de entender que la vida productiva se debe motorizar con la población activa respetando las medidas de bioseguridad y se deben salvaguardar a los capas etarias y sociales más vulnerables