Polémica por la prisión domiciliaria al hombre que mató a un ladrón - Sucesos - Mendoza Post
Post: Mendoza PostLunes 20 Jul 2020Lunes, 20/07/20 atrás

La Justicia le otorgó la prisión domiciliaria a un hombre de 71 años que fue detenido luego de matar a tiros a uno de los delincuentes que lo asaltaron y golpearon en su casa del partido bonaerense de Quilmes.

El hombre, llamado Jorge Adolfo Ríos, padece una serie de problemas de salud, lo que determinó que quedara en prisión domiciliaria después de ser imputado por "homicidio agravado por el uso de arma de fuego".

Según se desprende de la investigación en torno al episodio ocurrido el viernes último, el hombre, un herrero jubilado, fue asaltado y golpeado por tres delincuentes que entraron a su casa, mientras que otros dos quedaron en los alrededores cumpliendo el rol de "campanas". A pesar de las difíciles circunstancias, Ríos pudo hacerse de una pistola calibre 9 milímetros, de la que se valió para poner en fuga a los intrusos.

Jorge Adolfo Ríos.

Uno de los ladrones, llamado Franco Moreyra, de 26 años, salió rengueando de la casa y a los pocos metros se sentó en la vereda, donde fue alcanzado y asesinado de un tiro por Ríos, tras un breve forcejeo.

Ver: Dos jóvenes murieron atropellados frente al Barrio La Gloria en Godoy Cruz

Al parecer, el ladrón, antes de ser baleado por Ríos, había resultado herido en una pierna cuando sorteó una reja en su afán de escapar de la vivienda.

Las alternativas del caso quedaron registradas por cámaras de seguridad emplazadas en propiedades aledañas a la de Ríos, en Ayolas al 2.700, indicaron fuentes ligadas a la investigación del caso.

El hombre quedó detenido en primer lugar por "exceso en la legítima defensa", aunque con el correr de las horas el fiscal Ariel Rivas, que entiende en el caso, decidió agravar la acusación, en tanto que el acusado se negó a declarar.

En las últimas horas, Rivas y el juez de Garantías de Quilmes Martín Nolfi decidieron concederle al imputado la prisión domiciliaria para preservar su salud, ya que además de presentar lesiones provocadas por los ladrones, sufre de EPOC y tiene un sólo riñón, entre otras afecciones.

Según trascendió, los investigadores no tendrían dudas que Ríos actuó en legítima defensa en el interior de su casa, pero se centran en lo que pasó en el momento en el que le disparó a Moreyra, fuera de su propiedad, ante las sospechas de que le disparó cuando el ladrón se encontraba en estado de indefensión.

Ver: Un motociclista está grave en el Central tras ser chocado por un auto

El arresto y la imputación contra Ríos provocaron la indignación de familiares y vecinos, que consideraron totalmente injusta la situación.

Marino Cid, abogado de Ríos, llamó la atención sobre algunas conclusiones de Rivas: "No lee, usa anteojos con mucho aumento y no maneja porque se desorienta. Sin embargo, el fiscal dice que le apuntó al ladrón y le disparó con precisión milimétrica", indicó al sitio Infobae.