Audio: Así violaron la cuarentena y escaparon de la policía por los cerros - Mendoza Post
Lunes 20 Jul 2020Lunes, 20/07/20 atrás
porRicardo Montacuto
Director Periodístico

Cuentan que hasta que llegó la policía, el sábado era una fiesta de sol y adrenalina en el predio al que concurren a disfrutar de la montaña y su deporte favorito muchos de los enduristas mendocinos, uno de los grupos que más empujó por el regreso de los deportes individuales en cuarentena. La concentración ocurrió cerca del arroyo Agua de las Avispas y el cruce con Ruta 7, a la vista del Valle de las Águilas y a pocos minutos tanto del centro de Luján de Cuyo como Potrerillos. 157 fueron los vehículos que ingresaron el sábado a bajar sus motos y aprovechar el día de esparcimiento. Pero muchos lo hicieron violando la restricción de salidas por DNI, y otros más, se agruparon en diversas "juntadas de amigos" en asados por todo el predio. El más concurrido habría sido uno organizado en uno de los quinchos al aire libre, en honor al cumpleaños del empresario maderero Víctor Diamante, uno de los que por su DNI, no tenía "turno" de esparcimiento ese día, igual que todas las personas cuyos documentos terminan del 1 al 5. Les tocaba el viernes, y el domingo desde las 14:00. Pero no el sábado.

Según pudo reconstruir el Post, el humo de los asados de amigos aún ondeaba sobre las parrillas cuando llegaron la policía y personal municipal de Luján de Cuyo. Y se armó un verdadero desparramo. No está claro cuántos pudieron escapar, pero de acuerdo a los testimonios que pudimos recoger y a los audios que circularon por todas partes, lo que hubo fue un desbande. Algunos escaparon en las motos para no ser multados, y dejaron sus cosas allí. Otros, huyeron por los cerros y volvieron cuando se fue la policía, y debieron pasar la noche en el predio luego de que la fiscal María Mercedes Moya había hecho demorar a 18 personas. Algunos hasta cortaron alambrados para escaparse, tal como lo cuentan en un audio de 45 segundos que reproducimos con una advertencia: contiene insultos. Además, lo editamos para proteger el nombre de un presunto denunciante. Pero el relato es esencial:

"...Vino la cana... la gente en moto... corriendo... escapando... dejando las cosas ahí... nosotros nos fuimos haciendo 4x4 y cortamos un alambre para salir por detrás... a la ruta..." cuenta uno de los que estuvo allí. Fueron muchos los que quisieron evitar los controles, las multas, y el secuestro de alguna que otra moto sin papeles. 

La policía, la Municipalidad de Luján y los controles.

En la planilla de ingreso al lugar a la que accedió este diario, figuran 157 nombres, apellidos, número de documento, grupo sanguíneo y firma de las personas que entraron. De ellos, hay consignados el nombre de 41 personas cuyos DNI no coincidían con la terminación permitida para salir los sábados. Otros 40, no colocaron su número de documento, lo que aparentemente a la mujer que controlaba el ingreso no le importaba. Se trata de Natiara Ruiz. Fue multada y demorada por la justicia. En la lista había varios menores, como también gente que salió de modo legal de acuerdo a su número de DNI. Sobre estas personas no hay observaciones respecto de la restricción de cuarentena, salvo que los hayan "pescado in fraganti" en alguno de los asados.

Hay distintas categorías entre quienes cometieron infracciones a alguna de las leyes o decretos dictados durante la emergencia del Covid-19. Además de los 41 que violaron la restricción de DNI y dejaron "los dedos marcados", están los que concurrieron al asado de cumpleaños. Sobre esta reunión hay controversia. Fuentes judiciales aseguran que no hubo tal festejo, mientras que algunos testigos dijeron que sí. Y que allí no se cumplieron el distanciamiento social, ni las medidas de higiene, ni la restricción que impide las juntadas de amigos y que desde la semana pasada, significa días de arresto a los incumplidores. La fiesta en cuestión de acuerdo a los testigos sería por el cumpleaños de Víctor Diamante. Así lo confirmó incluso un ex funcionario del gobierno de Mendoza, que estaba invitado.

Ayer, hubo mucha polémica en las redes y grupos de WhatsApp por los apellidos de algunas de las personas involucradas, citados por el POST. Hubo quienes pidieron rectificaciones, y quienes dijeron no haber estado ahí. Así es que para distinguir a unos de otros, optamos por transcribir el nombre de cada una de las personas que el sábado ingresó al predio de los enduristas sin tener terminación de DNI habilitada para ese día. Esta lista fue tomada de la original que estaba escrita a mano y firmada por los asistentes. Además, fue chequeada contra bases de datos públicas. Por supuesto, no publicamos los números de documento. Algunos de los involucrados son conocidos enduristas. Aquí va:

Cristian Baslut, Marcelo Germano, Leandro Maure, Marcelo Parmeggiani, Pablo Patti, Fernando Sibilla, Leonardo Allende, Roberto Calabró, Germán Ropero, Víctor Diamante, Sergio Pantone, Marcelo Benedetti, Luis Francisco Del Moral, Edgardo Gabriel Inzirillo, Germán Tirenti, Leonardo Martín Ponce, Julián Matamala, Eduardo Yanzón, Carla Yanzón, Marcos Scopinaro, Fernando Klix, Andrés Fourcade, Claudio Del Pozo, Carlos Marasco, César Manzi, Eduardo Buffagni, Walter Dube, Omar Veiza, Eduardo De Blasis, Mariano Marco, Carlos López, Daniel Martín, Mariano Lanzilotta, Hernán Vico, Nicolás Almaras, Diego Cáceres, Marcelo Farina, Diego Ortiz, Sebastián Keena, y Walter Tirenti.

No hay información respecto de si algunas de estas personas están entre los 18 aprehendidos por la fiscal María Mercedes Moya, la que además secuestró vehículos y unos 25 celulares, para "saber cómo se organizaron la juntada y el cumpleaños", según una fuente de la investigación.

Hay detalles que son en verdad llamativos. En el Ministerio Público Fiscal estaban furiosos por la cantidad de personas que logró escapar. Es más, algunos lograron salirse cuando ya estaban encapsulados en caravana camino a la comisaría. "Salieron 26, y llegaron sólo 18 vehículos" relató una fuente. Las tensiones entre la policía y el MPF el sábado por este caso, fueron notorias.

Reflexión

Lo que ocurrió no fue una travesura. Un emprendimiento comercial dejó entrar a un predio a personas que no debían salir ese día, proliferaron los "asados de amigos", y se violaron por lo menos dos decretos provinciales, y el código de faltas. Alguien escribió livianamente en Twitter "Se van a contagiar las jarillas". Y la verdad es que en el momento en que se producen la mayor cantidad de casos en Mendoza, y con el gobernador pidiendo a los habitantes de esta provincia que se aíslen voluntariamente dos semanas, romper la cuarentena no es un chiste, ni un problema menor. La mayoría de los 524 casos confirmados en Mendoza, 134 desde el viernes hasta este domingo por la noche, ocurrieron porque alguien rompió la cuarentena, o no fue lo suficientemente cuidadoso en su casa, o su trabajo. Tomarlo a broma, o como una travesura, es una irresponsabilidad que no ayuda a formar conciencia. Hoy, lo único que cabe es cuidarse. Es la única vacuna que conocemos.