Quincho: La trama de la "Cuarentena voluntaria" y las fiestas clandestinas - Mendoza Post
Post: Mendoza PostDomingo 19 Jul 2020Domingo, 19/07/20 atrás

Julián no podía creerlo... el mismo día en que la gente se desayunaba con los 62 casos del viernes y los pedidos del gobernador para que nadie salga a hacer "alpedismo" y que se guarde todo mendocino de bien por dos semanas, habían pescado un cumpleaños clandestino en una zona de enduro, con apellidos conocidos por decenas. Los iban repasando de a uno con el Ruso, muertos de risa. Cada uno al otro lado de su pantalla y separados por exactos 9 kilómetros. Así eran las cenas de los amigos desde hacía semanas, cuando el gobierno había decidido dar marcha atrás y prohibir las "juntadas de amigos".

- Y desbarataron otra en Ciudad... tremendo... hace un rato- apuntó el hombre de los negocios del grupete, mientras lo miraba cocinar al gordo. Julián había puesto una pieza entera de bife angosto en un hornito convector, a baja temperatura, para terminarlo fuerte en la parrilla. Luego, simplemente lo cortaría en cuatro trozos de casi 750 gramos cada uno para enviárselos a sus amigos. La carne había pasado dos días macerada en una mezcla de limón, oliva, romero, sal y pimienta. Con unas ramitas de tomillo y hojas de salvia. Lo envolvió en aluminio para hornearlo, lo que le llevó casi tres horas y media a 150 grados. Cada uno de sus amigos lo acompañaría con lo que le viniese mejor. Por su parte, optó por la vieja "Guarnición a la Dumas". Esto es puré de papas rústico con las cáscaras, oliva en vez de manteca, abundante pimienta negra recién molida y un sofrito de cebollas y verdeo para "cortar", más una ensalada de tomates y lechuga, y una generosa porción de papas fritas y huevos fritos justo en su punto. Se servía todo en un plato de dimensiones especiales. Así lo había probado Julián en uno de los legendarios locales del "Gato" en los ochenta, y de ese modo le gustaba prepararlo.

- Eso es pantagruélico...- le reconvino el Ruso, pensando en el módico puré de tres colores que había hecho para acompañar la carne.

- Sí... pero no viola ninguna de las restricciones de la cuarentena...- se defendió Julián, y los amigos estallaron en carcajadas.

Por suerte, ya estaba todo listo para la cena. Julián cortó los gruesos trozos de carne que se deshacía como una manteca; y los envió a sus amigos a través de los chicos de las motitos. Ya estaban todos conectados y esperando, cada quien con sus vinos. Julián había optado por una botella de Doña Paula Malbec.

...

El Omar, el radical-radical que habla con todos, estaba prendido fuego de indignación. Trató de ir calmando la ansiedad con una porción de queso brie mientras llegaba la carne.

- No se puede creer... Venimos de 44 casos el martes, 35 entre miércoles y jueves, 62 el viernes... y se clavan semejante cumpleaños clandestino... ¡Señores empresarios! ¡Enduristas! ¿Qué pensaron, que nadie los iba a descubrir?

- ¿Cómo fue? - preguntó el gordo. El que tenía la información era Ludovico. A esta hora de la noche todavía tenía a unos amigos en una comisaría de Luján, por la jodita.

- El tema es así: hay un predio, cerca del Valle de las Águilas, cuyo ingreso está en un campo privado organizado para que vayan los enduristas. Eso hace años que funciona de ese modo. Es un emprendimiento comercial. Lo que ocurrió este sábado, es que uno de los grupos después se concentró en un asado grande, en unos quinchos que hay ahí. Dicen que eran como cincuenta, festejando un cumpleaños.

El operativo en Luján, ayer.

- ¿Un cumple...? ¿De quién? - preguntó el Ruso, mientras iba cortando la carne de su plato, que se deshacía como una manteca, de tierna que estaba.

- Parece que el del cumpleaños es un empresario de la madera, conocido. Víctor Diamante... ¿lo conocés?

- No. De oídas...-

- Bueno... a este señor tampoco le coincidía el número de documento para salir a hacer recreación ni deportes. Parece que el asadito fue tan visible, que las versiones empezaron a llegar a los pueblos. Hubo legisladores que llamaron al gobierno, a algún intendente. Así es que el ministro Raúl Levrino por un lado y Sebastián Bragagnolo por el otro, mandaron a su gente. Y se encontraron con un festival... imagínate. Primero, de los 157 que ingresaron al predio... había más de sesenta que no les correspondía el documento, o no pusieron el número en la planilla que firman donde ponen nombre, DNI, y grupo sanguíneo. El problema que ocurrió fue que cuando llegaron la policía y los preventores... ¡Algunos se empezaron a fugar!

- ¿Cómo? - interrogó el gordo, con la copa de Malbec a mitad de camino.

- Sí, se fugaron... cargaron las camionetas con sus motos y salieron a campo traviesa. La policía no pudo embocar a todos. Y de los casi treinta que sacaron "encapsulados" desde el predio, sólo 18 habrían llegado a la fiscalía.

- ¿Por?

- Porque se iban fugando... tremendo fue... Sacaron a 26 vehículos "de las pestañas" y llegaron 18, algunos están demorados porque estaban con motos sin papeles. No todos estaban en el asado "grande". Otros estaban en asados chicos desperdigados en el predio, y otros más, habían ido a endurear aunque no les correspondía. Muy pocos en regla. Pero a ver... tenían violación de distanciamiento, del decreto que fija los DNI por día para salir, y la nueva ley de juntada de amigos. Ah... y el 205 del Código Penal, por desobedecer normas sanitarias fijadas en pandemia. Están "hasta las manos". Muchos van a salir multados, imputados.

Parte del asadito de amigos humeaba cuando llegó la ley.

- ¿Y los que se fugaron?

- Los van a citar, porque la fiscal secuestró las planillas. A la mujer que controlaba y cobraba la entrada, le levantaron un acta por permitir el ingreso de personas que por DNI no podían salir. Y la multaron en 50 lucas. Más tarde la fiscal ordenó detenerla. Para salir, el sábado les toca a los del 6 al 0... ¿entendés? Y punto. También secuestró los teléfonos, para ver cómo se habían organizado la juntada y el cumpleaños... y después los van a soltar. Me da pena por las pérdidas...

- ¿Qué... la economía... alguien cerró...? - quiso saber Julián, mientras reforzaba las guarniciones "a lo Dumas" de su plato.

- No... me da pena por el asado... quedó humeante y con unos "choris" en la parrilla... y con custodia policial... mirá esta foto... da pena...- dijo el más "Pro" del grupete, y los amigos estallaron en risas después de ver la imagen que Ludovico compartió en el grupo.

- Bueno... mientras conversábamos... hubo otra fiesta clandestina...- anunció Julián.

- ¿Otra más? ¿Dónde?

- En el Hotel Windsor de la Calle Necochea, de Ciudad. En la terraza. ¿Podés creerlo? Estaban bailando y de joda... juntada de amigos... No sé si serán de la familia del hotel o no... pero los que se quejaron fueron los vecinos, que se pusieron como "viento". Les cayeron los Preventores del "Yayo" Suarez y la policía. Se les arruinó la noche. Mirá... me mandaron esta imagen del operativo. Los clausuraron. La comparto. Y hace minutos clausuraron un boliche árabe de la calle Corrientes, Katmandú. Por violar la distancia social y por tener más gente que la permitida.

Operativo sobre el cierre del sábado.

Más clausuras del "Operativo Amistad".

- Decime... ¿entre los del cumpleaños en la montaña había gente conocida?

- Mucha... qué se yo... a ver... apellidos conocidos más que nada... entre los que no les tocaba salir y los que no consignaron el documento... Reig, Chirino, Tirentti, Klix, Scopinaro, Yanzón, Ballarino, Germanó, Parmegani, Patti, Allende, Caiza, Camaro, Ropero, Benedetti, Mansi, Marasco, Matamala, De Blasis, Farina, Maure... qué se yo... muchísimos. A algunos los tengo de los sociales, del mundo empresario... de los deportes... de los "fierros", de los gimnasios... La mayoría de los que estaban son enduristas.

- ¿Y el Alejandro Yacopini? Dijeron que estaba...- preguntó el Omar, que había recibido el chisme circulante en la Casa de Gobierno.

- No. Estuvo endureando pero por su DNI podía salir y al mediodía ya estaba en su casa...- dijo Ludovico, y los amigos se metieron de lleno en las decisiones políticas de la pandemia.

- Hay algo que no entiendo... si el martes tuviste récord de casos, el miércoles bajó... ¿nadie vio venir que jueves y viernes habría tantos? Y ahora 46... miren el parte... Es decir, me parece que si en el gobierno y los municipios hubiesen tenido una información más fina, anticipada y detallada de cómo vienen los casos en estudio, pueden proyectar... ¿no? Y tal vez, sancionar más restricciones que las que finalmente decidieron... dijo Julián, mientras saboreaba con placer el enorme bife de chorizo sobre su plato. Desde el otro lado de la pantalla, el Omar le salió al cruce:

- No. Te insisto en que esta es una etapa en la que lo que hay que hacer es controlar, pero básicamente apostar a la responsabilidad de la gente... ¿De qué sirve sancionar más prohibiciones y restricciones? La gente está muy echa mierda en su economía. Más cepos al movimiento habrían significado más restricciones...- reflexionó el radical del grupete. - El miércoles, todos los intendentes querían cerrar todo... sólo Bragagnolo dijo que no iba a servir, que en dos semanas tendríamos más casos aún y con todo igualmente cerrado... Rodolfo escuchó más las voces de Marcelino, del intendente de Luján, de quienes le dicen que hay que ir a una convivencia controlada con el virus. Es decir, el problema no radica en las actividades que se aprueban o no, sino en cómo se comporta la gente. Está claro que no podés juntar multitudes... pero... ¿A qué vas a seguir prohibiendo el turismo?

- Sí, pero el Rody les pidió a los mendocinos que no salgan de sus casas, el viernes, y el sábado reforzó proponiendo dos semanas de aislamiento voluntario para todos...-

- Es verdad, porque el virus circula y los clústeres son cada vez más, y sorpresivos. Como el que hubo en Remar. Pero la realidad es que el sistema sanitario aguanta y hay sólo cuatro pacientes de coronavirus en terapias intensivas de la provincia.

- No podés decirle "exagerado" a un intendente a través de un miembro del gabinete... y después que salga el gobernador a pedirnos que nos encerremos. Es contradictorio...- señaló Julián, pasando el pancito en el plato.

- Righi está a cuarenta minutos de donde está toda la infraestructura para contener a pacientes en intensivo... No era necesario encerrar por decreto a todos los lavallinos...- se defendió el Omar. El Ruso intervino.

- ¿Pero por qué decidió Rodolfo ir a este esquema, de pedirle a la gente que se guarde, en vez de dictar él las restricciones? Tiene la birome...- señaló, con sentido común. El Omar sacó la cara por el equipo:

- Miren... por lo que sé... el Rody se levantó este sábado pensando en cómo hilaba las restricciones para el Día del Amigo, con la cantidad de casos récord del viernes, y las restricciones y controles que ya habían asumido a mitad de semana. Y pensó en esto: a ver... ya que los mendocinos somos tan "institucionales", tan "distintos", tan "ciudadanos", que podemos ser mejores que el resto del país... a ver si somos capaces de hacer una "cuarentena voluntaria" de 15 días y guardarnos. No está mal... puso la pelota en la cancha nuestra...

Suarez hizo un pedido dramático a los mendocinos.

- Dejate de joder... Fulbito en el asentamiento Castro. 24 contagiados en Remar... los tuvieron que dejar a todos adentro de la chacra en Colonia Segovia y se tuvieron que llevar a los sanos a hoteles, porque era menos despelote. Ayer, el cumpleaños clandestino en Agua de las Avispas con decenas de demorados, imputados, algún detenido y fugados. Boludos jugando al metegol a la siesta en la calle Patricias de Ciudad, en un sindicato. Ni distancia, ni barbijos. Fiesta clandestina en el Hotel Windsor. Un churrero sin barbijo en el Barrio Cívico. Juntadas clandestinas por todos lados... No tengo mucha fe. En esta provincia prolifera la gente poco responsable, después de todo...- dijo Julián.

- Bueno... pero a la mañana, el centro estaba casi vacío. El "Operativo Amistad" funciona... y bueno... veremos qué resultado hay. Estamos llegando al pico, se supone, con lo que serán muchos los contagios en esta semana y puede que en la otra también...- insistió el Omar.

Lo amigos reflexionaron en silencio unos minutos antes del postre. Los cuatro conocían a por lo menos cinco personas que violaban las reglas de modo recurrente. Hicieron el ejercicio de puntearlo.

La cena fue llegando a su fin. Los muchachos habían terminado agotados de la intensidad de la pandemia. Sobre las últimas horas del sábado se habían enterado del fiscal contagiado y todos los aislados, del padre e hijo que laburan en la refinería de YPF en Luján, también contagiados... Casos y brotes empezaban a multiplicarse.

- Hay que mantener la serenidad. Cuidarnos bien. Ser mejores en la prevención y en las medidas sanitarias cada uno, en cada casa... en cada familia...- reflexionó Julián. Y los amigos hicieron un brindis virtual, para pasar a los postres, merengues caseros con dulce de leche que Julián había enviado a domicilio. Luego de las bebidas espirituosas acompañadas de café, los amigos se fueron desconectando. Como en cada sábado, el dueño de casa y el Ruso se quedaron online un rato más.

- ¿Quién es el contador tan famoso que se infectó de coronavirus, que la hija es empleada en la Ciudad?

- No se dice el nombre de los pacientes. Sí te puedo decir que él estaba muy preocupado, que no tiene ni la más puta idea de en dónde se contagió. Y que lo está cursando con síntomas leves, como la mayoría aquí, por suerte.

- ¿El geriátrico de Luján estaba en regla, ese donde hubo tantos contagios y una persona muerta?

- No sé. En la Municipalidad dicen que estaba habilitado y en regla... y en el gobierno le apuntan a los protocolos en ese sitio... Es de un tal Mauricio Rodríguez.

- ¿Cómo irá a terminar lo del cumpleaños clandestino en la montaña?

- La fiscal fue a la comisaría de Potrerillos. Ordenó secuestrar los celulares de todos. Detuvo a la propietaria del lugar. Hay quince vehículos secuestrados y una pila de actas. Y todo, por violar las reglas del distanciamiento y las disposiciones sanitarias.

- Mirá vos... ¿Cómo van las cosas con la nueva Suprema Corte, con la incorporación de Teresa Day?

- Hay una tensa calma entre los dos grupos. Hay que ver... la voluntad de la nueva mayoría de la Corte, incluido el presidente Dalmiro Garay, es que se acuerde todo lo que se pueda. No quieren una guerra sinsentido en el máximo tribunal. Ahora salen algunos jury de enjuiciamiento, cuatro en realidad, para agosto. Hay otro que viene sin fecha aún y que es muy caliente, el del juez Antonio Sánchez Rey. Hay que ver cómo sale. Está suspendido desde hace un año por aquel "arreglo" para cobrar 4,5 palos... el camarista laboral... ¿te acordás?

- Sí, Cornejo le rechazó la renuncia para que sea enjuiciado...

- Ese mismo... bueno... lo recusó a Dalmiro... viste que los acusados pueden recusar a un miembro del Jury sin causa... Julio Gómez se excusaría... así es que hay que ver cómo avanza y con quiénes.

- Me dijeron que hay novedades en una designación importante...

- ¿Nacional, en la provincia?

- Sí...

- Es verdad. Se hace cargo Guillermo Elizalde del Enacom en Mendoza, el Ente Nacional de Comunicaciones... es decir, el que tiene competencia sobre internet, radio y TV, telefonía fija y móvil... es un "supra ente" autárquico. Y es de relevancia, por las relaciones.

- ¿Guillermo está en el Grupo Callao?

- Por supuesto. Es de los "Albertistas" mendocinos de perfil bajo, con buena relación con La Cámpora y el resto de los sectores del peronismo. Fue con Alberto a visitar a "Pepe" Mujica... ¿Te acordás?

- Tenés razón... Decime... ¿Te vas a guardar dos semanas?

- Sí, por supuesto. Este virus de mierda ya anda por todos lados. Y ya tengo todo lo que necesito para aguantar.

- ¿Qué cosa?

- ¡Asado, Malbec, y Jack Daniel´s!

- ¡Jajajajajaaaaaaaaaaaaa!

...

Los amigos se desconectaron. Julián había quedado arrasado del estrés de la semana. Se sentó en su sillón favorito a buscar una serie con un Tennessee Honey en su mano derecha. No se dio cuenta cuando se quedó dormido, mientras soñaba con un atardecer agradable, y la caída del sol en un barco propio en la marina de Miami Beach... relax... y sunset...

- ¿Por qué no?

...