Alberto: "No me va a temblar el pulso si esto se va de las manos" - Mendoza Post
Post: Mendoza PostViernes 17 Jul 2020Viernes, 17/07/20 atrás

 El presidente Alberto Fernández afirmó este viernes que "la pandemia sigue presente, sigue atacando y sigue enfermando y llevándose vidas," y expresó su solidaridad con los familiares de las victimas del virus. 

El mandatario anunció cómo continuarán las medidas por el coronavirus en el país: "Entre el 18 de julio y el 2 de agosto vamos a ir tratando de volver a la vida habitual".

"Empezó pero no sabemos cuando termina; pero tenemos cierto optimismo en alcanzar los logros que nos propusimos", dijo el Presidente en un mensaje desde la residencia de Olivos, acompañado por el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta y el gobernador bonaerense Axel Kicillof

"Argentina está en una comparación buena comparativamente hablando, pero no puedo decir buena porque no hubiésemos querido que nadie haya muerto", dijo el presidente.

 "El virus está circulando entre nosotros a una gran velocidad. Lo que nosotros buscamos en todo este tiempo es que ningún argentino se queda sin salud", determinó.  "Cuando el sistema de salud se satura, la mortalidad se duplica o triplica", expuso.

Luego de explicar nuevos contagios en el país, dijo que "estamos muy lejos de pensar que la situación está superada. El tránsito hace que circule el virus y el contagio sea en cualquier ciudad del país. Es muy importante que entendamos que el riesgo de circulación y de contagio existen y debemos extremar nuestros cuidados para poder controlar la situación". 

Suarez pidió que el Día del Amigo se festeje de forma virtual

Fernández expresó que las nuevas propuestas serán para "tratar de volver a la normalidad paulatinamente", sabiendo que "estamos lejos de ganar la batalla" pero que las medidas en el país "tuvieron sentido" y que la tasa de mortalidad ha sido baja en comparación con el resto del mundo. 

  "Ha habido un pico de crecimiento de muertes por coronavirus, se da ahora un leve descenso que nos da cierto ánimo. Hemos incrementado la capacidad de camas y la ocupación de terapia intensiva ha aumentado pero también se nota que se ha relentizado la velocidad de contagio y se ha hecho mas lenta la ocupación de camas hospitalarias. El esfuerzo no ha sido inútil", dijo el Presidente.  

Ibáñez ratificó que "estamos en fase de distanciamiento, eso no ha cambiado"

"Entre el 18 de julio y el 2 de agosto vamos a ir tratando de volver a la vida habitual, en este nuevo mundo diferente que nos exige cuidados diferentes. Va a ser escalonadamente y lo van a decir los gobernadores", anunció.   

Sin embargo, alertó: "Es posible que en los próximos días tengamos una mayor circulación de seres humanos, lo que representa una mayor circulación de virus y de contagio. Si debemos volver atrás, volveremos atrás. Si tenemos que ajustar, ajustaremos más".

El presidente advirtió así que no le "va a temblar el pulso" para dar marcha atrás con las aperturas si se descontrola la situación de contagios de coronavirus.

"No me va a temblar el pulso si la cosa se va de las manos, porque no hicimos todo este esfuerzo para que alguien piense que se puede tirar por la borda", subrayó el jefe de Estado en conferencia de prensa en la Quinta de Olivos. 

Ciudad de Buenos Aires

Posteriormente, mandatarios contaron las situaciones en sus territorios. El primero fue Rodríguez Larreta, quien agradeció al sistema de salud y trabajadores esenciales. "Como sociedad, estamos viviendo uno de los momentos más difíciles de la historia", determinó. "Llevamos 25 días de estabilización de casos", indicó. 

Avanzarán "en un plan integral y gradual de puesta en marcha" de apertura de la cuarentena, que se realizará "con mucha progresividad" y que "puede tener avance y retrocesos según los datos. Confiamos en la responsabilidad de todos los ciudadanos".

Larreta, Fernández y Kicillof, desde Olivos. 

"Se irán abriendo comercios en forma gradual, empezando por los comercios de barrios y luego seguirán actividades como peluquerías y abogados. Volverá la actividad física y se aumentará la cantidad de días que los chicos podrán salir con sus padres", anunció.

Rodríguez Larreta, aseguró que,en la nueva fase de apertura gradual del aislamiento, el uso del transporte público de pasajeros seguirá estando restringido solo para los trabajadores esenciales en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y afirmó que continuarán siendo estrictos los controles dentro de ese ámbito. 

Provincia de Buenos Aires

Kicillof también agradeció a todos los ciudadanos bonaerenses y destacó la "solidaridad" del pueblo.  "Ha habido un intento de instalar la idea de que el coronavirus está superado en todo el mundo, menos en Argentina, y no es así. Hubo que volver atrás en muchas partes del mundo. El mundo está aprendiendo a abrir y cerrar dependiendo de los datos", dijo. 

"El virus está circulando entre nosotros a una gran velocidad", alertó el Presidente.

"La cuarentena en la Argentina salvó vidas y evitó muertes", y destacó que eso "se logró gracias a la unidad de todos los que tienen responsabilidad de gobierno: los 24 gobernadores que acompañaron al Gobierno Nacional y los 135 intendentes en la provincia, oficialistas y opositores", agregó. 

"Vamos a pasar a una cuarentena intermitente, yo la llamo así. Estamos en la posibilidad de forma escalonada, de manera lenta, de volver a la etapa anterior. Dependerá muchísimo del esfuerzo de cada uno, de que nadie se relaje ni metamos la pata", anunció. 

Confirmaron un caso Covid positivo en la Municipalidad de Ciudad

"El día lunes abrirán las empresas que teníamos abiertas antes, con protocolos y transporte propio. El miércoles, los comercios barriales y el otro lunes que viene las actividades profesionales permitidas", agregó. 

Otras provincias

La gobernadora Arabela Carreras contó cómo es la realidad de la pandemia en la provincia de Río Negro. "Hemos ido moderando las aperturas, con mucha cautela. En Río Negro gran parte de actividad económica está en funcionamiento", precisó. 

Luego, Gerardo Morales habló sobre la situación que vive Jujuy.  "Después de tres meses de no tener un caso, hemos tenido un nuevo brote. Estamos en el ojo de la tormenta, en el momento más complicado del brote", dijo, ya que actualmente la provincia tiene 640 nuevos casos. "Es un caso para tomar como dato, es muy importante. A veces nos sentimos relajados de que el problema pasó y no pasó", agregó Fernández.

El Presidente dijo que si se "volverá atrás" si es necesario.

Finalmente, habló el gobernador de Chaco, Jorge Capitanich. Anunció que se comenzará a implementar "un plan de desescalada del aislamiento, con un plazo aproximado de 45 días, y con un monitoreo cada 15 o 20 días", con "mecanismos de flexibilización" y apeló a una "profunda responsabilidad ciudadana" para poder cumplirlo.

"El jefe de Gabinete informará mañana, seguramente, cómo actuará el Gobierno Nacional entre el 18 de julio y el 2 de agosto. Seguiremos con la lógica actual: propondrán aperturas y las evaluaremos", expuso Fernández.

"Quiero un plan de salida para cada región. Con cada gobernador para potenciar el desarrollo porque por mucho tiempo han sido olvidadas las economías regionales", detalló sobre la postpandemia.