La Corte nacional reconoce propuesta de Mendoza en un fallo por el río Atuel - Mendoza Post
Jueves 16 Jul 2020Jueves, 16/07/20 atrás
porJorge Fernández Rojas
Periodista/Analista

 Son 3,2 metros cúbicos por segundo de agua que recorre el cauce del Río Atuel. Ese caudal es el mínimo que debe recibir la provincia de La Pampa del río de montaña que surca el Sur mendocino. 

El fallo de la Corte Suprema de la Nación precisó que ese esa cantidad de agua por segundo es la recomendada por el Instituto Nacional del Agua (INA). De este modo, dice el texto, cesa el daño ambiental ocasionado por la falta de escurrimiento del Atuel en territorio pampeano.

Según el fallo firmado  por Highton de Nolasco, Maqueda, Lorenzetti y Rosatti, el punto de partida del conflicto deviene de la disminución de la oferta y, a su vez, del aumento de la demanda de agua del Río Atuel. A esta evidencia los jueces señalan que el recurso hídrico debe ser también ser destinado a la conservación del ecosistema del territorio que comparten Mendoza y La Pampa. El propósito es mantener la sustentabilidad, pero sin perder de vista "el interés de las generaciones futuras, cuyo derecho a gozar del ambiente está protegido por el derecho vigente".  

Los integrantes de la Corte nacional.

Para la Corte de la Nación la solución del conflicto debe ser "gradual y progresiva". Y teniendo en cuenta que la recuperación "natural o pasiva del ecosistema afectado en el noroeste de la Provincia de La Pampa, no es posible conocer anticipadamente el tiempo necesario para alcanzarla". Dicho de otro modo, ese proceso de recuperación dependerá de la capacidad de regeneración del ecosistema de modo natural.

También leé: Dicen que la Nación le pidió explicaciones a Mendoza por el Atuel

Tomando como base este analisis de orden ambiental fijó un caudal mínimo permanente del río Atuel de 3,2 metros cúbicos por segundo recomendado por INA. 

Esta sentencia es buena para Mendoza porque se trata de un caudal intermedio entre lo que planteaban las partes. Nuestra Provincia ofrecía 2,2 metros cúbicos por segundo y La Pampa pedía 4,5 metros cúbicos. Para la Fiscalía de Estado la resolución es beneficiosa porque obliga a hacer obras de infraestructuras que deberán ser costeadas por ambas provincias y la Nación.  

Así lo traduce también el gobernador Rodolfo Suarez

Portezuelo y el detalle negociador  

El detalle es que La Pampa deberá bajar su dureza en la mesa de negociación por el otro conflicto del río Grande y Portezuelo del Viento ya que deberá que negociar con Mendoza ahora, obligatoriamente para regular el caudal del Atuel.

La discusión por Portezuelo del Viento puede tomar otro curso.

Los medios pampeanos ven este resultado judicial como favorable pero lo cierto es que ahora la provincia vecina debe acordar con su "victimaria" (desde el punto de vista pampeano). Y la vez tendrá que morigerar sus exigencias en el conflicto del COIRCO condición que también afectará a la posición del presidente de la Nación, Alberto Fernández quien ha avalado el reclamo pampeano por la obra hidroeléctrica. 

Qué deben hacer Mendoza, La Pampa y la Nación

1- Tendrá que definir obras de infraestructura y tiempos para lograr ese caudal mínimo fijado judicialmente. Ese acuerdo debe concretarse en la Comisión Interprovincial del Atuel Inferior (CIAI). Dentro de ese convenio se deben fijar los porcentajes de los costos que cada provincia deberá solventar para invertir en las obras necesarias.

2- Deberán generar un programa de monitoreo permanente que permita el control en el tiempo de la provisión del caudal mínimo fijado y de la evolución de la biota, la salinidad y los niveles freáticos.

La Pampa denuncia sequía de los humedales en su territorio.

3- La Corte ordena presentar en un plazo de tres meses los programas de acciones u obras y de monitoreo ordenados.

Finalmente, la Corte nacional considera que se conforme la "Comisión Interjurisdiccional del Río Atuel (CIRA)", en reemplazo de la actual Comisión "interprovincial".

También leé: La Pampa cree que Mendoza se maneja "anárquicamente"

También deja abierta la posibilidad de un posible acuerdo entre las provincias y la Nación a que el caudal sea modificado de acuerdo a los estudios de los organismo técnicos competentes como lo es el INA.