Quincho: del plan para desestabilizar a buenas noticias de Portezuelo - Mendoza Post
Post: Mendoza PostDomingo 12 Jul 2020 27 días atrás

Día 11, mes de la Independencia, año de la pandemia. Julián escribió a mano la fecha en una antigua bitácora de papel que había guardado desde sus años de estudiante, junto a una estilográfica Parker. Se había prometido a sí mismo escribir allí ideas, párrafos, oraciones, cosas que se le ocurrieran durante el día... producto de la experiencia diaria, de los recuerdos... o simplemente del pensamiento. Y sí... le había llegado el embole de la cuarentena... Con algo de atraso porque se había prometido no contagiarse de pesimismo... pero las series, las películas, las reuniones de Zoom, el teletrabajo, la masa madre, y las clases de gimnasia online no le eran suficientes ya. Por la mañana, antes de encargarse del pedido para la cena, había escrito "114 días, siete horas y 55 minutos de cuarentena son suficientes para fomentar la rebeldía de cualquiera". Tapó la lapicera y sonrió con el dato crudo. La cuarentena más larga del mundo. Luego partió a la búsqueda de los víveres que le faltaban para su cazuela criolla, la más famosa del condado, aunque ya tenía lo principal: los porotos pallares peruanos que le habían vendido en el Mercado Central, y los granos de choclo amarillo suficientes como para la contundencia del potaje. Ya tenía las carnes que iba a utilizar, pero aún le quedaba pendiente el zapallo de plomo, abundante perejil fresco, y una longaniza como Dios manda que había encargado en un mercadito del barrio.

...

Los preparativos empezaron temprano controlando la hidratación de las legumbres. El Ruso le miraba desde el otro lado de la pantalla. Habían organizado el delivery para que la cazuela les llegase caliente a todos. Igual, el hombre de los negocios del grupete se había armado unas bruschettas de camarones, queso y tomate para amenizar la espera, con un Cabernet Franc de Pepe Zuccardi, el último Q que había salido de las fincas de la familia.

- Noto más entusiasmo por Portezuelo... ¿Hay algo nuevo? ¿Qué se sabe? - preguntó Julián, mientras ponía a dorar una generosa cantidad de marotilla, palomita y tortuguita, los cortes que había reservado para su cazuela. Sólo los sellaría y luego comenzaría a agregar las verduras.

- De todo... haceme acordar que lo cuente durante la cena... Hay lugar para el optimismo...- dijo el Ruso, observando la "lágrima" del Cabernet Franc en su copa. Y se puso a mirarlo cocinar al gordo. Le hacía acordar a los cocineros "de antes", de las fondas, de los viejos bodegones de la provincia de Buenos Aires en donde se había criado. Jamás se quedaban cortos con nada.

En una vieja olla de aluminio de 34 litros, Julián calculó completar la mitad, mandarles a sus amigos, y reservar en el freezer unas cuantas porciones.

La cazuela autentica del quincho, a "cuatro motores".

Una vez que doró la carne, agregó unas cebollas picadas, unos dientes de ajo aplastados, y cuando la verdura estuvo transparente, agregó los porotos con agua suficiente, luego de haberlos enjuagado bastante. En unos pocos minutos la cazuela fue tomando forma. Arrimó unos cucharones de un caldo de verduras muy especiado con ají molido pimentón, orégano, y salsa fresca de tomates. Sal gruesa, y no hizo falta mucho más. Cuando los porotos estuvieron a "mitad de camino", sumó los chorizos que había desgrasado aparte en una ollita, el grano de choclo, y abundante perejil fresco. El olor de la cazuela ya llegaba hasta Potrerillos, por lo menos y había trepado la ribera del Río Blanco, convocando a los antiguos espíritus de la montaña. Al final, cuando al poroto no le faltaban más que quince minutos de fuego lento, agregó zapallo cortado en trozos pequeños. Era el alma de la cazuela, junto con la longaniza calabresa que sumó al final. Una delicia. En pocos minutos, la cena estaba empaquetada, humeante y en viaje a casa de sus amigos.

Por suerte, ya estaba todo listo para la cena.

En casa, Julián había decidido acompañarse con una botella Doña Paula Malbec, de un viñedo de Gualtallary a más de 1.000 metros de altura. Un vino portentoso. Los amigos ya estaban todos conectados y situados ante sus platos contundentes de cazuela criolla. 

La cazuela del quincho, tentadora y potente.

La charla se armó rapidito alrededor de uno de los temas de la semana, el despelote fenomenal que había armado ATE, intentando escalar a nivel provincial y nacional la pelea que tienen con Ulpiano Suarez. El Omar tenía abundante información.

- A ver... como dicen ahora en las redes... hechos... no opinión. Y primero un poco de contexto. Ustedes saben que a nivel nacional UPCN, que representa a muchísimos estatales en todo el país, ha sabido llevarse bien con todos los gobiernos. De raíz peronista, la fueron llevando incluso con De la Rúa, y con Macri. De eso se ha encargado históricamente Andrés Rodríguez. Lo que pasa es que ATE y la CTA son aliados y parte del kirchnerismo más duro... de los más ultramontanos... y en Buenos Aires no los quieren haciendo quilombo. Si vamos al caso, Alberto Fernández les anunció aguinaldo en cuotas y no fueron a armar campamentos hostiles ni a "denunciar represión". Entonces les "entregaron" Mendoza para que hagan lo que quieran. Y se armó la batucada. Y como bien fueron diciendo los dirigentes radicales... esto es parte de lo mismo... La discriminación a Mendoza con los recursos... Portezuelo... y ahora... que se hable de que acá "hay represión". Fijate cómo metieron el tema de la "represión" en medios nacionales K, como Página 12...- dijo el Omar, mientras zampaba un generoso trozo de pan francés en el apetitoso jugo de la cazuela.

- Dijiste que no ibas a opinar...- le reconvino Julián.

- Pero mirá... Para empezar, ninguna represión. Uno de los días anteriores al despelote del domingo pasado, a la noche, una mujer policía los quiso identificar. La rodearon entre Roberto Macho y unos 20 tipos y les dijeron "acá no identificás a nadie". La mujer los denunció. Cuando empezaron con toda esta movida, los entrenaron a los tipos. Cada vez que se les acercaba un policía, se tiraban al suelo de rodillas y se mandaban las manos a la nuca... y esas son las fotos que han repartido por todos lados... ¿Qué sangre? Vamos a los hechos. Denuncias penales por la actuación policial no vi ninguna... pero sí por las cuatro mujeres policías heridas el domingo... Había una orden de desalojar... El sábado a la noche, habían acordado con una fiscal que desocupaban el "campamento" que estaban armando en la Peatonal, y que dejaban "sólo unos compañeros cuidando los bombos" y el domingo aparecieron con los encadenados truchos... y toda su gente- dijo el radical del grupete. Ludovico se sorprendió, con un trozo de chorizo enarbolado cual trofeo...

Los encadenados en un banco de la Peatonal.

- ¿Cómo "truchos"? Yo los vi... estaban ahí...- dijo.

- Sí, pero no eran los mismos. Estaban en turnos de cuatro horas. Iban cambiando. Lo mismo pasó con el "descompensado". Esta gente no tiene límites. En el gobierno local ya sabían, vía la gente de Ulpiano, que les iban a "plantar" una persona enferma de diabetes, un "descompensado" que iba a tener que ser atendido en el lugar. La armaron completa... Y bueno... al final quedaron descolocados porque se comieron las denuncias penales y las imputaciones. Con el método de la patota, hirieron a mujeres policías que parece que no tienen derechos, porque no veo a las "orgas" femik darles apoyo, contención, o movilizadas por estas mujeres... Bueno... pasado este capítulo, Roberto Macho intentó escalar el conflicto a nivel nacional, llamó a una huelga en la provincia... lo que no entiende este señor es que en Mendoza, esos métodos no van. La gente los va a repudiar... A ver... incluso aunque tuvieran razón en que los municipales ganan poco... los métodos de la patota, la mentiras, la simulación... Un papelón...- terminó el Omar, y bajó la parrafada con un trago de Malbec. Julián agregó algunos datos.

- Es abusivo. No me acuerdo en qué gobierno fue... pero les aviso que en Mendoza el Estado les paga los sueldos a unos 300 dirigentes gremiales... lo correcto, es que el empleador otorgue la licencia gremial a los delegados... a los dirigentes gremiales... por el término de su mandato y los sindicatos pagan los sueldos... la licencia gremial es sin goce de haberes... pero aquí, a Macho y al resto de los dirigentes, les pagamos entre todos los mendocinos...- contó.

- Yo, lo que sé, es que la decisión de Ulpiano de llevar al sueldo mínimo vital y móvil a los 91 municipales que no llegaban y pagar un adicional a todos, incluso a los otros 890 empleados, los dejó descolocados a los de ATE...- dijo el Omar.

- ¿Lo habría hecho sin los incidentes y el despelote? - preguntó Julián.

- No sé... porque la Municipalidad igual que todos los municipios del país está en emergencia total por la caída de la recaudación y la pandemia. Lo que sí es seguro, es que los métodos de ATE Mendoza, la izquierda dura, y los que los apoyan... no son los que corresponden en un Estado de Derecho...

- Yo escuché por ahí que en la protesta había disimulados algunos barrabravas de fútbol... "prestados"- dijo el Ruso. El Omar completó.

- No sé... sí, que uno de los "cabecillas" es un supervisor de turno de preventores, un ex policía que tiene contactos fluidos con un sector de la hinchada de Huracán... pero no podría asegurar que eso es cierto... sí escuché la versión. Y también sé que lo de las amenazas a Ulpiano fueron gravísimas... a ver... se las mandaron en audios... ¿entendés? Cuando fue la movida en la explanada municipal, la semana pasada, Macho dictó a voz en cuello y con megáfono el teléfono de Ulpiano, y a las diez y media de la mañana siguiente empezaron las amenazas. Y después, a la noche, lo llamaban desde teléfonos desconocidos cada una hora y cortaban. Veremos... la fiscalía tiene todo... Yo lo que digo es que ningún reclamo salarial puede llevar a alguien a cometer delitos... destruir propiedad de los vecinos...

- Bueno, pero el peronismo en general fue prudente... ¿no? Nadie quiere tener que ver con estos métodos.

- ¿Vos decís? Guillermo Carmona es el presidente del PJ y se anduvo solidarizando con esto y arrastró al peronismo a denunciar la "brutal represión" en un comunicado. Y no lo vi solidario con el intendente amenazado. ¿Y la senadora Natalia Vicencio? ¿No es del Frente de Todos? También denunció la "represión". Pero las heridas eran minas policías. Anabel Fernández Sagasti, que es la peronista más importante de Mendoza estuvo prudente... pidió diálogo... aunque les dio entidad... Y lo que hicieron los policías por orden judicial fue desalojar a los manifestantes, cargándolos de a uno, porque se negaban a dejar la Peatonal a pesar de la orden... Y del acuerdo previo que habían hecho con una fiscal.

- Bueno... la legisladora... Carmona... serán el kirchnerismo duro... tendrán sus motivos...- trató de aliviar Julián en tono comprensivo...- Bueno, lo que fuere... Min-tie-ron. Hubo un operativo de desalojo de personas que estaban violando el Código de Faltas, y el Código Penal. Artículo 205. ¿Represión? Eso habría sido pasarles por arriba con tanquetas, gases, hidrantes... postas de goma... qué se yo... "¿Sangre y palos?" Por favor...- se quejó el Omar. Y la mesa cambió de tema.

Portezuelo

El Ruso tenía algo que contar respecto de Portezuelo, ya que muchos se sorprendieron cuando Julio Cobos, el firmante original del acuerdo junto con Néstor Kirchner, dijo que había hablado con Alberto. Los amigos ya iban cada uno por el segundo plato de cazuela. El hombre de los negocios arrancó con lo que sabía:

- La secuencia fue así. Parece que después de aquel "viernes negro" del 4 a 1 en contra de Mendoza, lo que movió a Rodolfo Suarez a pedir el nuevo laudo en desacuerdo con La Pampa, Buenos Aires, Neuquén y Río Negro, Julio Cobos se quedó calentito. El lunes les llamó a Mario Meoni, uno de sus laderos en la época de la "Transversalidad" y actual Ministro de Transportes de la Nación, y a Julio Vitobello, Secretario General de la Presidencia, que era el encargado de la oficina de presupuesto de Alberto cuando el presidente era el jefe de gabinete de Néstor, entre 2003 y2007 y el Julio era gobernador. El asunto es que a los dos les planteó el problema completo, con todo el argumento técnico de la obra... y les pidió una charla con Alberto. Unos días después, cuando los legisladores de Juntos por el Cambio de Mendoza estaban reunidos con Rody en la Casa de Gobierno, llegó el llamado de Presidencia. Y Alberto y el Julio hablaron un rato largo. Según parece, el presidente le habría transmitido que él quería Portezuelo, y que sólo se había comprometido con La Pampa y con las otras provincias a que hubiese un manejo conjunto del caudal aguas debajo de la represa. Y nada más que eso. Que nadie le había pedido un estudio de impacto ambiental nuevo como pide La Pampa, y todas las otras cosas que se dicen...

Cobos y Kirchner firmaron el acuerdo original por Portezuelo.

- ¿Y qué más? - se entusiasmó Julián. Tenía montones de amigos en pymes mendocinas desesperados por laburar en Portezuelo.

- No mucho más... Cobos le advirtió al Presidente que los pampeanos le dicen una cosa a él, y después en el Coirco y a Wado de Pedro le plantean más exigencias... Anabel Fernández Sagasti también bancó, habló con Wado de Pedro... Inmediatamente el Julio les transmitió a Rodolfo y a los otros legisladores el tenor de la charla... y bueno... hay que esperar las próximas reuniones, y ver qué otra traba intenta La Pampa. Pero hay un compromiso fuerte de Nación. Alberto dice que los giros trimestrales para Portezuelo son un "pagaré" que va a cumplir y esto generó entusiasmo.

- ¿Acá cómo quedó? ¿Van varias pymes en el consorcio que se presentó? - preguntó Julián, pensando en sus amigos de la metalmecánica, constructoras chicas, comercio, proveedores...

- Sí... muchos... los que se quedaron afuera, y no todos, son los de la CECIM, los constructores independientes, la "camarita" como les dicen acá. Iban a hacer algunas de las viviendas de la relocalización de Las Loicas, pero pasaron un precio un poco fuerte... el doble por metro cuadrado... Demasiado... Y no hubo acuerdo.

- ¿Entonces van a seguir avanzando? - interrogó Ludovico, mientras iba pasando el pan en el plato.

- Sí... siguen adelante...- dijo el Ruso. - Además... ojo con lo que escuchan por ahí... no es cierto que se pude agarrar la guita y hacer cualquier cosa... hay un convenio santificado en la Corte... la plata es para Portezuelo u otras obras hídricas. Eso se agregó por si sobraban algunos millones y se podía hacer alguna obrita más... o por si pasaba algo... pero si quieren hacer otra cosa, hay que denunciar el acuerdo, y empezar a remar de nuevo un "pagadios" en la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Imposible. Que hagan Portezuelo... y ya...- insistió. Y los amigos brindaron por la buena noticia. Ahora había que rezar a que el 28 de julio, Alberto depositara 16,8 palitos verdes en la cuenta, el penúltimo pago de este año.

...

La cena fue llegando a su fin. Los amigos compartieron vía Google Meet un café bien fuerte, y cada uno apostó a lo que tuviese en su propia colección de botellas. Julián agarró un Jack Daniel's. Luego, se fueron desconectando. El dueño de casa se quedó charlando con el Ruso.

...

- Escuché que Suarez mandaría esta semana su proyecto de Reforma Constitucional... ¿qué trae? ¿Sabés algo?

- Sí... dejar un sistema legislativo unicameral... herramientas de democracia directa tales como consultas vinculantes y remoción de mandato... nuevos derechos... ni una palabra de legislación del agua para que nadie se vuelva loco... autonomías municipales... y una limitación expresa para que los convencionales no puedan dar rango constitucional a la reelección de gobernador...

- ¿Mirá vos... qué sabés del frente de batalla?

- ¿El virus? Está complicadísimo. Hay intendentes que casi no tienen respiro. Matías Stevanato es uno. Pensar que está casi recién asumido. Los nuevos como él... Ulpiano... Ojeda... Bragagnolo... Ubieta... la Flor Destéfanis... Rufeil... pasa que Matías es el único peronista del Gran Mendoza gobernando un municipio grande. No termina de reponerse de los brotes del Caso 98 y de la comerciante de Maipú, y le toca dos brotes de camioneros... uno de Colonia Bombal que había dado negativo, se "clavó" el Día del Padre en familia y contagió a once... y otro de 25 de Mayo, sin síntomas... así es que ahí anda a full repartiendo lavandina y alcohol... y va a salir con sus propios preventores y personal municipal a pedirle DNI a la gente... parece que está en una discusión por la cantidad de policías que le mandan...

- ¿Y el gobierno qué va a hacer? Hay muchos casos...

- Sí, pero están bajo control... de momento... Es cada vez más difícil establecer el nexo de todos los contagios... en un momento no se va a poder... pero la verdad es que la cantidad de casos diarios, en un país con pandemia y más de 3.000 casos diarios, no es grave... a ver... la cuenta que hay que ver... es que el sistema sanitario no colapse y que haya camas y respiradores y unidades de terapia con gente suficiente para atender la emergencia si se pudre todo... y en eso estamos bien. Nadie dijo que no habrá contagios.

- El brote del Lagomaggiore está muy complicado...

- Sí... mucho... los médicos dicen que hubo muchas órdenes cruzadas y contraórdenes entre jefes, directores, el ministerio... en el gobierno están calientes con algunos de los médicos... dicen que fueron negligentes en sus cuidados personales, el uso del barbijo... Los lugares donde compartían café... algunos han contagiado a pacientes... a sus familias... Pero esto no lo va a decir ningún funcionario... no quieren enemistarse con el sistema de salud, porque la verdad es que hay muchísimos médicos, médicas, enfermeros y enfermeras, técnicos, choferes... todos... están poniendo la vida en esto... Pero sí, el brote del Lagomaggiore está muy complicado, lo mismo que el del empleado de Yacopini Toyota. Son los que están dando la mayoría de los casos ahora. Es así... cuando empiecen a aflojar... aparecerá otro brote en algún lado...

- ¿Suarez va a dar marcha atrás con la cuarentena? ¿Más restricciones?

- Si tiene que hacerlo, sí. Lo va a hacer...

- Al menos el turismo laburó un poco...

- Sí... casi lleno en alta montaña, Valle de Uco y Malargüe... alojamiento y gastronomía. Tenía que verle la carita a la gente que volvió a laburar... Unas diez mil personas... Por eso hay que cuidar el equilibrio...

- ¿Vos sos anti cuarentena?

- No... pero la nueva "cuarentena" es el barbijo, la distancia social, las costumbres sanitarias... la higiene de manos y de la tos... Encerrarnos a todos no tiene sentido... porque nos vamos a morir de pobreza... Después, va alguien y comparte una taza de café... o un mate... y contagia a toda una familia igual...

- ¿Y cómo la vas llevando?

- ¡Harto...! ¡Quiero viajar! ¡Hacer lo que se me cante! Pero te juro que se me calman, cada vez que me entero de algún contagiado conocido...

- Es así... hay que cuidarse... ahora... la diferencia la hace cada uno...-

...

Los amigos se desconectaron y se fueron a dormir, pensando en este mundo insólito, apocalíptico, que nos ha tocado. Julián se puso un playlist de música divertida, para ahuyentar los malos augurios.

...

-Esta vez no es... nos vamos a salvar...- murmuró. No se dio cuenta cuando se quedó dormido.

...

Foto de cabecera: fuente, ATE Mendoza