Informe dice que "no hay que independizarse sino eliminar la Coparticipación" - Mendoza Post
Post: Mendoza PostLunes 6 Jul 2020Lunes, 06/07/20 atrás

La eliminación del régimen de Coparticipación Federal de Impuestos para que cada provincia se financie con su propia recaudación, además de la creación de un Fondo de Convergencia para subsanar desequilibrios en las regiones menos favorecidas, es la mejor manera de evitar "las arbitrariedades y despilfarros" que denunció el diputado y presidente de la Unión Cívica Radical, Alfredo Cornejo.

Así lo sostuvo el Instituto para el Desarrollo Social Argentino (IDESA), luego de que el ex gobernador de Mendoza denunciara un tratamiento a su juicio discriminatorio del Gobierno nacional a su provincia en la distribución de recursos y hasta considerara la posibilidad de independizarla de la Argentina.

"No hace falta independizarse sino eliminar la Coparticipación", advirtió IDESA al respecto, en un análisis de cómo se distribuyen los recursos fiscales en el país, con una marcada centralización que no solo pone en tela de juicio la organización federal sino que moldea un sistema de relaciones políticas en el que el "éxito" de un gobierno provincias no radica en su buena administración sino en "la capacidad para cortejar a los funcionarios nacionales".

"La Argentina es un país federal con un esquema de distribución de impuestos muy particular", planteó la entidad dirigida por Jorge Colina, ya que "el Estado nacional centraliza la recaudación de impuestos nacionales a través de AFIP" y el reparto entre las 24 jurisdicciones nacionales responde a "parámetros muy cuestionados".

Al respecto, con una presión impositiva que entre Nación y provincias alcanza al 28% del producto, "las provincias recaudan por sí mismas con impuestos provinciales un 5% del PBI" y reciben otro 8% por Coparticipación, en tanto "el Estado nacional se queda con los restantes 15% del PBI de la presión tributaria".

En consecuencia, "el Estado nacional se apropia de más de la mitad del total de los impuestos recaudados", aun sin considerar a la Seguridad Social, indicó IDESA, que mostró la paradoja que esa concentración se recursos choca con el hecho que "la mayor parte de la producción de bienes públicos está a cargo de las provincias", como "educación básica, salud pública, asistencia social, seguridad, justicia, vivienda e infraestructura básica".

Ese "desbalance entre la distribución de recursos y responsabilidades", así como "la exagerada apropiación de recursos a nivel nacional" constituyen para IDESA "los principales factores que explican la decadencia de la Argentina".

Cornejo encendió la mecha del debate más inesperado

Eso ocurre, explicó, debido a que "ha llevado a acumular una enorme estructura burocrática superpuesta a las estructuras de los gobiernos locales", pero también "porque la centralización de recursos genera incentivos muy perversos".

"A nivel nacional es muy difícil no caer en la tentación de usar la distribución de recursos para doblegar voluntades políticas, ya que distribuir discrecionalmente ?ayudas' es la manera más fácil y eficiente de acumular poder", indicó al respecto.

Pero en cuanto a la esfera nacional y municipal, "la centralización lleva a que no se pondere la buena administración sino las habilidades para congraciarse con el gobierno nacional y recibir ?ayudas' de los funcionarios nacionales", completó IDESA.

"Que el principal determinante del ?éxito' en la gestión local sea la capacidad para cortejar a los funcionarios nacionales desnuda la decadencia a la que ha llegado la Argentina", sentenció.

En referencia al pedido de Cornejo, la consultora manifestó que "no es necesario apelar a medidas extremas, como el independentismo", ya que "eliminando la coparticipación y estableciendo que cada Estado provincial se financie con los impuestos que pagan sus habitantes se evitarían las arbitrariedades y despilfarros que denuncia el ex gobernador".

La Coparticipación, un tema irresoluble

Al respecto, para neutralizar los desequilibrios económicos, esa propuesta "debería ir junto con la creación de un Fondo de Convergencia, financiado solidariamente por las provincias más ricas, para apoyar el desarrollo de las provincias más rezagadas del norte", finalizó.