Cooperativas vitivinícola que tienden la mano en medio de la pandemia - Mendoza Post
Post: Mendoza PostSábado 4 Jul 2020Sábado, 04/07/20 atrás

 La Federación de cooperativas Vitivinícolas de Argentina (Fecovita) es una entidad de segundo grado que reúne a 29 cooperativas vitivinícolas que aglutinan a 5.000 productores y está entre los diez primeros grupos vitivinícolas del mundo en cuanto a volumen comercializado.

Desde Mendoza, Eduardo Sancho, presidente de Fecovita, le dijo a Télam que "el fortalecimiento y el aprovechamiento del cooperativismo se ve justamente cuando la solidaridad empieza a jugar, entonces la confianza del sector, la construcción que se ha hecho entre cooperativas, productores, y entidades como Fecovita permite que se ayude mucho más por la organización que se tiene".

"Cuando comenzó la cuarentena, una medida importante que permitió el cooperativismo con su organización fue la de llegar a fraccionar alcohol para hospitales, para las cooperativas, y para los productores con un convenio con el Instituto Nacional de vitivinicultura", señaló.

Juan Rodríguez, gerente general de Fecovita, agregó: "Fraccionamos 28.000 litros de alcohol que fue destinado a los centros de salud de la provincia de Mendoza y a nuestras cooperativas asociadas".

"Detectamos grandes necesidades dentro de la producción primaria y por eso apoyamos a la Mutual Vitivinícola en la organización de un operativo solidario donde logramos asistir a más de 700 trabajadores rurales con cajas de alimentos y elementos de higiene", señaló Rodríguez.

"En esta situación de pandemia ha quedado demostrado que el sistema cooperativo, basado en la colaboración y la ayuda mutua, tiene una fortaleza que nos permite atravesar esta crisis de la mejor forma posible", acotó.

Por su parte, Nicolás Vicchi, gerente de la Asociación de Cooperativas Vitivinícolas (ACOVI), contó a Télam; "Cuando empezó la pandemia, junto con los gobiernos provincial y nacional, las demás cámaras gremiales y el sindicato, logramos presentar los protocolos pertinentes para poder continuar la actividad de cosecha. Esto fue determinante ya que es la época clave para la continuidad económica del sector vitivinícola. La misma se desarrolló sin registrar ningún caso de contagio".

"También destinamos nuestra línea de microcréditos para asistir financieramente a aquellos pequeños productores con mayor dificultad económica en la obtención de capital de trabajo", concluyó.