Pánico por 33 empleados con coronavirus en la fábrica Felfort - Mendoza Post
Post: Mendoza PostViernes 3 Jul 2020Viernes, 03/07/20 atrás

La fábrica Felfort, regenteada por los familiares del fallecido Ricardo Fort, sufrió una epidemia interna de coronavirus, registrando en los últimos días 33 empleados positivos de Covid-19 y otros 30 con síntomas relacionados.

La comisión interna de la empresa chocolatera, además, denuncia que la producción nunca se detuvo, con todo el riesgo que significa esto para los consumidores de los productos, y que además los empresarios que manejan la franquicia se negaron a practicar los hisopados.

Los empleados, por su parte, testimoniaron sobre graves irregularidades a la hora de tomar medidas de prevención frente a la pandemia, en una plata que además está ubicada en Gascón y Díaz Vélez, en Almagro, en medio de la zona más afectada de la República Argentina.

Contenido relacionado: La abultada herencia que le dejó Ricardo Fort a sus hijos 

"Esto comenzó el lunes 22 de junio con el primer caso en el sector de producción. Fue como un dominó en estos 10 días y tenemos 33 casos positivos y otros tantos a la espera del hisopado, todos con síntomas", declaró Rodolfo Vidal, delegado de los trabajadores de Felfort, en una entrevista con el canal C5N. Además agregó que muchos de los empleados afectados también contagiaron a sus familiares.

Según refleja el portal Minuto Uno, Vidal afirmó que Felfort no tomó medidas proactivas de precausión frente al Covid-19 sino que "hizo todo bajo presión" de sus empleados, que empezaron a pedir más seguridad cuando apareció el caso de la planta, que fue en el área administrativa.

"Le pedimos a la empresa cerrar una semana y cortar la cadena de contagios", recordó Vidal. "Hemos pedido que sectores como 'Paragüitas' no trabaje, porque es una habitación de 8 por 8 con 22 personas trabajando ahí adentro, una locura", explicó.

A pesar de que el Sindicato de Trabajadores de Industrias de

Alimentación acompañó una denuncia ante el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires por uno de los casos confirmados, Vidal aseguró que los empleados no contaron con ningún otro apoyo en ese sentido porque desde el gremio afirmaron que "la fábrica tiene que seguir trabajando".

Desde el Gobierno de la Ciudad realizaron una inspección de la fábrica y se determinó que el brote se originó en el comedor, aunque los empleados ven poco probable esta explicación dadas las fallas de seguridad e higiene en otras áreas de la planta.