Funes Mori se comparó con el Kun Agüero y Lautaro Martínez - Mendoza Post
Post: Mendoza PostLunes 29 Jun 2020Lunes, 29/06/20 atrás

El delantero mendocino Rogelio Funes Mori, actualmente jugador del Monterrey de México, dio una nota para Fox Sports donde habló de su presente, su sueño de jugar en la Selección Argentina y sobre como vivió el hecho de tener coronavirus. Como yapa, se comparó con el Kun Agüero y Lautaro Martínez.

"Siempre trato de hacer lo mejor para mí y el club. Siento que todavía tengo una oportunidad de poder jugar en Selección, hay jugadores a nivel mundial de Argentina que son top, pero no me creo menos que ellos. Si me toca, voy a estar a la altura. He pasado muchas cosas en el fútbol y siento que estoy en el mejor momento para poder tener una oportunidad. Si llega, llega y si no, no me voy a poner loco", expresò el ex River en relación a los dos atacantes que brillan en el fútbol europeo.

Con la celeste y blanca, Rogelio jugó sólo 15 minutos durante la era Sabella, en un amistoso ante Brasil en Goiania. En aquella ocasión fue derrota para la Argentina por 2 a 1 y el mendocino ingresó en el segundo tiempo por Hernán Barcos.

Ver también: El mendocino Genaro Vuanello logró el ascenso en Italia

Aunque en sus inicios fue resistido en River por algunas jugadas desafortunadas, Funes Mori demostró ser un delantero de temer y tiene 103 goles en 200 partidos, una marca envidiable.

Durante el confinamiento, el atacante fue noticia por contraer Covid en México y contó como fue esa experiencia: "Fue sorprendente la noticia porque como persona pública trato de cuidarme: solo iba a supermercado para ayudar a mi mujer y volvía a casa. Me sorprendió y no sentí síntomas ni nada".

"Seguro que hay gente que no la pasa bien y hay que ser consciente de que te puede tocar aún cuidándote. Son cosas que pasan y por suerte ya estoy bien, mi familia dieron todos negativos y también están bien", concluyó. 

Rogelio jugó un partido con la Selección en 2012

Ver también: Carlos Bilardo al final no tiene coronavirus y hay enojo con el laboratorio