Quincho: De "El Gordo Maxi" del caso 98, a Portezuelo y el federalismo de amigos - Mendoza Post
Post: Mendoza PostDomingo 28 Jun 2020Domingo, 28/06/20 atrás

Julián iba mirando el texto que aparecía frente a sus ojos, mientras le daba el último golpe de horno a su cazuela bretona. Una cocción potente para los días más fríos del invierno, que había aprendido en los ochenta mientras atorranteaba en la campiña francesa. El Caso 98 tenía todo. Drogas, coronavirus, fiesta, y una red de contagios increíble.

- Es el foco más profundo de la provincia... embocó a una piba que a su vez contagió a otras tres, cayó en la volteada la madre de una de ellas... también el padre y la tía... tres enfermeras del Notti... el empleado de Zuccardi... más los contagiados de la fiesta... hubo algunas de las pibas de la fiesta loca que cayeron al hospital y dieron datos tan imprecisos que no les creyeron ni sus identidades, porque estaban hasta las manos...- le dijo a su amigo el Ruso, que lo seguía desde el otro lado de pantalla. Julián los había ido guiando para hacer -todos- el mismo plato... El gordo no quería que sus amigos se perdiesen el manjar, aunque la cocina es como es... el que sabe el verdadero punto del huevo frito, es el auténtico cocinero. Igual se dispuso a que todos hicieran la prueba.

- La verdad, si vende "merca" que se las arregle... pero lo que hizo de desparramar el virus por todos lados... nos puso en peligro a todos...- dijo el Ruso. Aunque pareciera increíble, las ramificaciones de posibles contactos estrechos del "Caso 98" ya estaba golpeando las puertas en empresas importantes de Mendoza, y en lugares bastante alejados del barrio González Galiño, de Luzuriaga, Maipú. Los amigos ya estaban listos para cenar, pero antes se habían pasado bastantes horas cocinando.

Allanamiento por el Caso 98.

La cazuela bretona de Julián es sencilla, pero requería paciencia y cierta habilidad. Lo primero, mandó a todos a buscarse unas buenas ollas que aguantasen el horno, como las de antes. Lo primero que hizo Julián fue saltear en oliva una cebolla cortada en cuadrados grandes, hasta que quedó blanda pero sin dorarse. Enseguida agregó ajo, lo doró, y sacó todo con una espumadera. Entonces tiró en el fondo de cocción unos cubos de lomito de cerdo y de pulpa de cordero. Antes los había salpimentado con sus condimentos molidos a mano. Los salteó bien, agregó la cebolla y el ajo dorados, y dejó cocinar un ratito. A los pocos minutos activó la bomba. Había conseguido unas salchichas polacas, esas de puro cerdo, bien grandes y condimentadas, las había cortado bien grueso y las puso a dorar con el resto de la cazuela. Al ratito agregó tomates triturados caseros, medio litro de vino blanco que siempre tenía a mano para cocinar, pimentón ahumado, un manojo de hierbas y dejó consumir. Luego vino el toque final. Apagó el fuego, agregó porotos alubia que tenía hervidos y escurridos, abundante miga y corteza de pan francés sobre la cocción, y la mandó al horno a fuego medio una hora más. Lo que saldría de allí adentro podría hacer cruzar la cordillera desnudos y a los gritos, a un ejército de "Emos", armados para liberarnos del coronavirus. Los amigos estaban felices... Mal que mal, habían hecho la cazuela cada uno en su casa. Se habían juramentado respetar la cuarentena. El susto del Caso 98 y de los últimos focos, había hecho mella.

Por suerte, ya estaba todo listo para la cena.

...

La charla se armó rapidito alrededor de los temas políticos más importantes en medio de la pandemia. Portezuelo del Viento, y la relación con Nación. Julián preguntó primero.

- ¿Se sabe algo de la trama fina de la reunión de los gobernadores y Wado? Digo... más allá de que nos votaron cuatro a uno en contra...- preguntó Julián, mientras se servía una generosa copa del Malbec de Doña Paula, que reservaba para comidas capaces de revivir a un muerto.

El Omar, el radical que habla con todos, tenía algo de información que había circulado en los cafés del centro el sábado por la mañana.

- Al principio, fue más o menos bien, cuando Wado de Pedro abrió la reunión y anunció que había una propuesta de Mendoza. Rodolfo se explayó, la contó completita, y los pampeanos empezaron a ponerse ásperos. Sergio Ziliotto, el gobernador de La Pampa, dijo que se oponía, y la reunión se empezó a calentar entre impugnaciones casi a los gritos, y pedidos de laudo. En un momento la reunión se puso caliente, "palo y palo", y Rody les tiró la abogacía encima. Les leyó a cada uno de los gobernadores de Buenos Aires, Neuquén y Río Negro, sus votos afirmativos del manejo del agua, del Impacto Ambiental... les habló de la jurisprudencia... de la teoría de los actos propios... les pasó la aplanadora por arriba. La legal... el problema es que esto al final del día es política, y votaron cuatro a uno en contra de Mendoza, que a su vez impugnó el desarchivo del laudo que había pedido La Pampa... en fin... estuvo muy espeso, pero la verdad es que perdimos, con la complicidad y el escenario preparado por el gobierno nacional. Ellos podrían haber mantenido el expediente tal como lo dejó Macri...

La dura reunión por Portezuelo del Viento.

- ¿Pero ahora qué va a pasar? - preguntó Ludovico, que no lograba engancharse con la complejidad de un tema tan árido, si vale la expresión ya que hablamos de una represa. Esperó la respuesta ensopando una gruesa barra de pan en el jugo sabroso de su plato de cazuela. El Omar siguió con la historia.

- Hay varios planos de cosas acá... por un lado, la provincia sigue la licitación igual. El viernes que viene se abren los sobres con las ofertas. Y a rezar. Hay una plano institucional de COIRCO, en el que las provincias impusieron 4 a 1 a Mendoza que se haga un nuevo estudio de impacto ambiental regional sobre toda la cuenca, usando como base los que ya están. Suarez se opuso a esto y pidió el laudo presidencial, porque las decisiones deben ser unánimes, o pueden ser recurridas.

- O sea que ahora el que carga con el costo político de saber qué pasa con el destino de Portezuelo es el presidente Alberto Fernández...- preguntó el Ruso. A su cazuela, en vez de salchichas polacas le había puesto una longaniza y la había transformado en calabresa.

- Exacto... Alberto y todo el peronismo de Mendoza, que por suerte en esto está del lado del gobierno local y acompañan a Rody. De hecho, me dijeron que en el avión de regreso vinieron hablando de la estrategia futura Suarez, el ministro Ibañez, y Anabel Fernández Sagasti...- dijo el Omar. -También hay un plano judicial... muy probablemente, antes o después de la licitación los pampeanos vayan a un juez federal de su provincia, con algún intendente que diga sentirse afectado... y paren el proceso... Y además, está la cuestión de la guita.

- ¿Alberto va a seguir pagándole a Mendoza la plata de la obra? - insistió el hombre de los negocios del grupete.

- Eso dice el acuerdo. Por Portezuelo o por obras hídricas equivalentes. De eso ni se habló. Ni antes de la reunión, ni durante... ni después. No era el ámbito. Vamos a ver si ahora en julio ponen los 16,8 millones de dólares que deben depositar, y los otros 29,9 en octubre. Al cambio oficial, este año son poco más de 5.000 millones de pesos, y durante todo el año que viene, más 15.000 millones de pesos, en dólares y al cambio de hoy. Y la verdad es que con 20.000 palos podés empezar a hacer unas obras... qué se yo... las provincias están recibiendo plata a cuenta gotas para obras, porque no hay... Mil palos por ahí, otros mil quinientos por allá... Mendoza recibe "cero", salvo esta guita de Portezuelo... Yo digo que si no sale la represa o se empieza a trabar, hay que empezar a mover la economía con esa guita... porque entre las gestiones de Cristina, Macri, y ahora la pandemia, no va a quedar nada. No hay un peso en ningún lado. No-hay-gui-ta...- graficó el Omar, con cierta tristeza. El gordo preguntó qué ánimo hay en los posibles oferentes de Portezuelo. El Ruso se tomó unos instantes antes de responder:

- Y... en principio... se van a presentar... van a repensar un poco esta semana... Por lo menos, el consorcio que está agrupando a todas las empresas mendocinas... cientos de pymes... miles de laburos... pero también es cierto que están embolados... que lo que quieren es laburar... y que en el mejor de los casos, que haya un laudo que nos dé la razón, es por lo menos un año para adelante entre una cosa y otra... y ni hablar si nos va mal a los mendocinos... y hay que hacer el famoso estudio de impacto ambiental nuevo... Qué se yo... Entiendo que los cinco gobernadores, hasta Ziliotto, dijeron que la obra debía hacerse... ¿no? Pero, con tanto palo en la rueda... esa guita que está entrando por Portezuelo es casi la única chance de hacer algo para generar laburo que va a tener Suarez, con el país arrasado en su economía a causa de la cuarentena, más la deuda con los acreedores internacionales, y ni qué decir si el país va al default, que esperemos no ocurra. Y con Mendoza con todos sus ingresos caídos como un piano.

- Y bueno... este es el federalismo de amigos... Fijate lo que pasó con el "creditito" de Nación, de 1.900 palos...- se quejó el Omar. Julián no dijo palabra. El radical del grupete insistió:

- Hay un programa de asistencia provincial. Santa Cruz y Chubut, dos de las provincias de peores finanzas del país, recibieron en lo que va del año 8.000 pesitos por habitante. A Mendoza le tocaron 995 pesos. O sea que si aquí no fuésemos eficientes, pagásemos las obras el triple de lo que valen, los gobierno diesen paritarias impagables, no se cobrasen los impuestos... en vez de 1.900 palos por ahí te daban 16.000 millones de mangos. Vean amigos... nos habían asignado 3.000 millones. Mendoza pedía 5.268 millones... Con los tres mil se podía pagar alguito del aguinaldo y después vemos... pero con 1.900 millones, apenas si alcanza a pagarse alguna deuda con proveedores y algún otro atraso. Es nada... es más, los recursos se cayeron en mayo 6.900 millones de pesos por la pandemia. Así que imagínense...- contó. Un ánimo sombrío invadió la cena a través de la plataforma de Google que ahora los amigos usaban para reunirse.

Los restaurantes están sintiendo el golpe de la crisis.

- Esto está muy feo... en hotelería y gastronomía está quedando el tendal... ¿vieron que Mallmann confirmó el anticipo del Post? Cierra 1884 y María Antonieta sin fecha de regreso. Depende de la pandemia y de cuándo dejen volver al turismo internacional. Después de 22 años funcionando... imagínate. Dijo que calculaba un año de espera por lo menos... Y los que dependen de los clientes locales, lo mismo. Con el delivery, el take away, más las pocas mesas que están sirviendo ahora, los restaurantes se están fundiendo, comiéndose los ahorros, los que los tengan... una de las empresas importantes de bebidas tienen 60 millones de mangos de cheques sin cubrir en el mercado local... Esto viene muy complicado...- dijo el Ruso. El gordo hizo una reflexión, mientras iba terminando el segundo plato de su cazuela bretona.

- A mí, que no me cuiden más...

- ¿Qué decís?

- Que no me cuiden más... Si me enfermo de coronavirus, yo les firmo que me den dos botellas de Whisky y que me quedo en mi casa.

- ¿Por?

- ¿No vieron lo que está pasando? Ahora se puede ir a Europa... pero resulta que tenés que tener un plan B por si te agarra la pandemia y tenés que quedarte tres o cuatro meses allá... el Estado no te trae... pasaron cien días de pandemia y de cuarentena con todos encerrados y les está explotando Buenos Aires... La verdad, después de escuchar a Axel, al presidente y al "pelado" Rodríguez Larreta... que no me cuiden más... Unos amigos volvieron de Buenos Aires hace unos días... me dijeron que el panorama de apocalipsis... de tristeza que hay allá... es feroz... las persianas bajas... las luces apagadas... Después de más cien días, con más de 2.000 casos por día... y ahora cerraron y encerraron a todos otra vez... Mirá... que no me cuiden... les firmo donde sea... si no pueden ser las dos bottles de whisky veamos unos buenos Malbec...- dijo el gordo.

- Bueno... agarrá tu avión privado, y andate a tomar café a Bal Harbour...- le contestó el Ruso, y los amigos estallaron en carcajadas.

...

La cena iba llegando a su fin, y los amigos tenían maratón de series después de la cena. Así es que después del café y los postres, se fueron desconectando. El Ruso y Julián se quedaron conversando mientras levantaban cada uno sus cosas.

- ¿Cómo sigue el Caso 98?

- Son tres casos. Uno provincial, por violar la cuarentena, para todos los de la fiesta loca. Uno por tenencia de armas, provincial, para el "Gordo Maxi", y otra más federal por la falopa que le hallaron en su casa. En la federal está imputado, pero no lo pueden procesar hasta que Bento no lo indague. Y está esperando una pericia del celular del muchacho. Se lo secuestraron el viernes en el Hospital Español.

- Me enteré que la pelea por el pliego de Teresa Day va a ser muy dura aún...

- Es cierto. Mis amigos peronistas y radicales coinciden en un dato: la sala penal de la Corte, donde están Omar Palermo, Mario Adaro y Pepe Valerio (que queda en minoría), parece que se va a meter de lleno en decidir sobre el pedido de la oposición, a ver si Teresa cumple o no los requisitos. Es increíble... van al choque de poderes y al conflicto. Porque además a Palermo y Adaro los recusaron con causa, y van a intervenir igual. Y nada de llamar al pleno. Palermo preside la sala y no lo va a hacer. Veo que el peronismo judicial, la "corpo" de abogados kirchneristas con el de la Tupac a la cabeza, están ensañados en voltearle la candidata al gobierno. Que por otra parte está sobrada de requisitos. Lo hacen por el "derpo" en sí, en la Justicia.

La audiencia pública por el pliego de Teresa Day.

- ¿Y Suarez, qué va a hacer?

- La van a defender, van a dar la pelea, van a ordenar votar en el Senado igual... Esto termina en un escándalo de proporciones bíblicas... acordate...

- Che... como si no hubiese otros temas... ¿no?

- ¿Por ejemplo?

- ¿Cuándo vuelven las juntadas de amigos? ¿Cuándo podremos hacer lo que se nos cante? ¿Cuándo vuelven las fiestas, los viajes, el turismo a donde quieras, los aviones, los casinos?

- ¿Pero qué te pasa?

- Nada... me dio por el lado de la libertad... y cagarnos en este virus de mierda...

- Sí... Ya que nos contagie, o que nos mate, o que nos inmunice... pero no podemos vivir con el planeta paralizado...

...

Los amigos se desconectaron y se metieron cada uno en lo suyo, ya pasada la medianoche. Julián se sirvió una generosa medida de Jack Daniel's y luego se prendió de la tercera temporada de Dark. Los de la serie tenían razón. La pregunta es de qué mundo venimos. Pero hay que agregar una más:

- ¿A qué mundo vamos...?

...