Dos fuertes "piñas" de Nación contra Mendoza en pocas horas - Mendoza Post
Sábado 27 Jun 2020Sábado, 27/06/20 atrás
porRicardo Montacuto
Director Periodístico

El viernes 26 de junio quedará en el almanaque como un día negro para la política mendocina. Y para los habitantes de esta provincia. Para todos.

Por un lado, a pesar de los pedidos, las gestiones, y los esfuerzos que se vienen realizando, la asistencia financiera de Nación a la provincia vino en forma de préstamo, y por 1.900 millones de pesos, en lugar de los 3.500 millones de pesos que se esperaban. Otra vez, al furgón de cola de las provincias, de manera absolutamente discrecional. En el gobierno de Mendoza, anoche decían "off the record" que la asistencia no alcanza para pagar el aguinaldo este mes a los empleados estatales, por lo que se respetará el cronograma "en tramos" anunciado días atrás.

Esta semana hemos escrito sobre federalismo. Dijimos que es lo que sienten, piensan y creen los funcionarios de Buenos Aires, y no nos equivocamos. El reparto discrecional de fondos nacionales de asistencia, en el formato que fuere, siempre perjudica a Mendoza. Mientras la negociación por la deuda con el Banco Nación sigue en "veremos".

Leé también: Federalismo es lo que creen, piensan y quieren en Buenos Aires

El crédito que otorgó Nación ayer, es una curita contra el cáncer. Se va a liquidar en 36 cuotas consecutivas mensuales, e iguales. Empiezan a pagarse en enero del 2021 con una tasa de interés del 0,10% nominal anual. En un país de un 50 % de inflación anual, puede que este año un poco menos por la crisis, el "préstamo" será de "chauchas y palitos".

La firma del crédito de 1.900 millones de pesos para Mendoza.

La comunicación oficial del Gobierno de Mendoza detallo anoche que ocho provincias ya recibieron la "ayuda". Tucumán ($ 6.000 millones), Chubut ($ 5.000 millones), Chaco ($ 2.500 millones), Entre Ríos ($ 3.500 millones), Córdoba ($4.800 millones), Santa Fe ($4.600 millones), Misiones ($1.200 millones) y Santa Cruz ($3.000 millones). Esto fue la "piña" número 1.

Portezuelo, la piña número 2

El gobierno nacional le acomodó a La Pampa el escenario para embarrar la cancha por Portezuelo del Viento. Tanto, que la votación para desarchivar un pedido de laudo presidencial de La Pampa y además hacer un nuevo Estudio de Impacto Ambiental Regional fue 4 a 1 en contra de Mendoza ayer. Buenos Aires, los pampeanos, Neuquén y Río Negro nos dieron la espalda en varias disidencias este viernes. Sin olvidar que fue el gobierno del presidente Alberto Fernández el que posibilitó esta trompada a Portezuelo del Viento. Fue tan dura, que ahora Mendoza debió pedir un laudo presidencial para dirimir estas cuestiones, cuando restan seis días para la presentación de las ofertas formales. Fuentes del gobierno dijeron que seguirán adelante con la licitación. Pero el proceso está averiado. No importó que Mendoza sostenga que los estudios ya fueron hechos y aprobados por el propio COIRCO, el Comité del Río Colorado en el que confluyen los gobernadores de la cuenca.

La reunión del COIRCO. Nos "golearon" 4 a 1.

De nada sirvieron movilizaciones, manifestaciones, caravanazos, e incluso el apoyo que el peronismo mendocino, cuyos principales referentes -que son del mismo partido que el presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner- dieron a la obra. ¿Quién podría asegurar que Nación depositará el mes próximo los 18,6 millones de dólares correspondientes a la cuarta cuota de los desembolsos comprometidos? Como se recordará, Portezuelo no es una obra nacional. Los fondos corresponden a Mendoza, y son una compensación aprobada en un acuerdo de 2007, por los daños ocasionados a nuestra provincia durante el régimen de promoción industrial.

Así las cosas, en el mismo día en que el presidente anunció que la cuarentena sigue en el AMBA, sin decir una palabra de lo que ocurrirá en el resto del país, el poder central de Buenos Aires nos hizo sentir, otra vez, el federalismo discrecional y de amigos. Con el agravante de haber puesto en peligro una obra, la única, que puede significar trabajo y algo de futuro para cientos de pymes y miles de mendocinos.