Mala prensa: Cinco preguntas incómodas a cuatro oficios poco amados - Mendoza Post
Sábado 27 Jun 2020Sábado, 27/06/20 atrás

En una encuesta que verá la luz en poco más de un mes, se pretende saber cuáles son los diez oficios más queridos y los menos de parte de los argentinos. Como el trabajo está en proceso este diario accedió a un adelanto en cuanto al ítem más interesante: los más odiados. Se sabe que médicos y bomberos encabezan la lista de los buenos; pero entre los menos queridos aparecen los abogados, taxistas, jueces, legisladores y policías.

Desde un costado respetuoso y cercano al humor, se buscó a un representante de cada grupo para que responda acerca de lo que no le gusta que le mencionen, costó pero se animaron. Todos menos un grupo, el de los legisladores.

Abogada

Nancy Celayez

1 - ¿Por qué en las redes sociales los chistes sobre los letrados son todos negativos?

Es porque nos han cuestionado estar formados en la argumentación y en la retórica y lleva a cierta gente a creer que podemos defender a Dios y también al Diablo. Y tenemos argumentos que damos por válidos para los dos. Otra mala fama es que somos charlatanes que podemos convencer a personas de cosas que no son tales; aunque esta característica tiene más que ver con la escuela antigua de los abogados en las que se "dejaba la vida por el cliente en el campo de batalla". Hoy esas prácticas se van dejando de lado con técnicas más modernas y hasta más humanas, como son la mediación, la conciliación...

2- ¿Por qué existe en el inconsciente colectivo la idea de que todos los abogados son personas ricas o muy ricas?

Yo no estudié abogacía por eso. Y no creo que sea así. Pero antes, ciertas profesiones te daban una seguridad económica y cierto estatus, con esa creencia que eran "los doctores". Los viejos abogados posiblemente hayan hecho un buen billete, pero hoy, con la matrícula arriba de diez mil, está bastante lejos convertirse en rico o millonario.

- ¿Por qué los llamados letrados y las letradas, visten casi siempre como para ser parte de un desfile de modas?

Cuando mi hija era chiquita y la llevaba a tribunales, me preguntaba, ?¿mamá, por qué los abogados se visten como si se fueran a casar?', tan acartonados y formales. Las mujeres nos permitimos un poco más de informalidad, antes era tailleur, ataché, tacos aguja; pero esto también se está dejando de lado. Pero por ejemplo, para ir a un debate, ir bien vestido es importante y hasta donde recuerdo lo exige el Código Procesal. Es un ritual muy arraigado en el inconsciente colectivo de los colegas.

3- ¿Toman clases de teatro a la hora de defender algo o alguien que a priori y a sabiendas de UD. es falso o culpable para convencer a jueces o fiscales?

No estudiamos teatro. A veces dada la circunstancia en un debate, uno tiene que sobreactuar y eso nos convierte un poco en actores. De todos modos soy de las que cree que todo el mundo es un poco actor.

4- Lo mejor y lo peor de ser abogada...

Lo mejor es que en muchos casos, uno saborea a que está contribuyendo a que en un caso concreto se haga justicia o se haga presente la equidad. Los abogados somos prestadores de servicios. Lo peor es lidiar con la burocracia del sistema, los plazos de la Justicia, que atenta con lo que dije al principio. También me avergüenzan los colegas inescrupulosos.

Taxista

Ricardo Haiek

1- El problema del cambio con un tachero, ¿es de imposible solución?

A veces cuando te pagan un viaje corto con 1.000 pesos te dejan sin cambio enseguida; se puede solucionar con que el pasajero lo diga antes de viajar. Nosotros tratamos de no andar con mucha cantidad de efectivo encima por el tema de los robos. Pero ahora, con los pagos con tarjetas, el problema histórico del cambio va descendiendo.

2 - ¿Ustedes putean más que los colectiveros, los peatones o automovilistas?

Las puteadas por malas maniobras forman parte del audio de la ciudad. Yo, personalmente, jamás lo hago cuando llevo un pasajero. Y más de una vez me tengo que morder la lengua porque hay cada desastre manejando. Es un trabajo estresante y a veces se te escapa una puteada.

3 - ¿Es verdad que muchos de ustedes no se bañan a menudo y no limpian el auto asiduamente?

No hay que meter a todos en la misma bolsa; hay taxistas -mi caso- que están pendientes de su aseo y del auto, también va de acuerdo con la personalidad del chofer.

4 - ¿Qué porcentaje de colegas suyos devuelve 10 mil pesos que un pasajero olvidó en el vehículo?

Como en todos los rubros tenemos honestos y deshonestos; es muy relativo. Cada uno tiene su forma de ser, no solo en el taxi, sino en la vida misma. Aunque se me hace que en Argentina habría más tendencia a quedarse con los 10 mil pesos... (risas).

5 - Lo mejor y lo peor de ser taxista...

Lo más lindo es la vocación, manejar, andar en la calle, el contacto con la gente; si te gusta eso es un gran trabajo. Hay quienes lo hacen porque no les queda otra y a veces eso se nota. Pero cuando es de vocación... Lo malo, como en todos lados, es la inseguridad; cuando no sabés que estás subiendo a una persona que te va a robar.

Ex juez 

Horacio Báez

1 - ¿Por qué el Poder Judicial tiene peor prensa que el Legislativo y el Ejecutivo?

En primer lugar porque es el único poder del Estado que no es elegido por el voto popular, y las personas que lo integran (yo lo integré en su momento), jueces, fiscales y otros funcionarios no se encargan de comunicarse con el pueblo del país de ninguna manera. Es decir, no son elegidos ni se comunican para dar a conocer sus sentencias, todo es una gran incógnita: no se entiende nada porque las personas no pueden leer sentencias de 20, 50 o 100 hojas -que además están escritas de manera bastante inentendible- y todo eso genera dudas sobre ese poder.

2- "Hay una justicia para ricos y otra para pobres, ¿qué tiene de cierto ese postulado popular?

No se trata de un mito, es algo muy palpable que justicia para ricos y para pobres. Se ve todos los días. El sistema actúa más sobre los más pobres y si son jóvenes, más todavía. Hay justicia para ricos en otros órdenes (civil y comercial) donde se discuten litigios personales por negocios. Pero en el delito común, se les da más importancia a los cometidos por los más humildes. También están los casos en que se persigue a funcionarios que han pertenecido a determinados gobiernos donde jueces y juezas que no comparten esa ideología, se dedican a perseguirlos.

3- De acuerdo con su experiencia, ¿conoció más jueces que se acomodaban al calor del poder o a jueces independientes?

La forma en que se actúa en el Poder Judicial está alejada de los conflictos que se producen en la sociedad. Así todo se resuelve como si la gente actuara sin influencia política, social, económica; como si no hubiera matices en los temas y en las personas, a favor de una justicia abstracta que no tiene en cuenta la realidad. Creo que eso se da en un 80 por ciento de jueces y juezas.

4- De los muchos privilegios con que cuenta trabajar en el Poder Judicial, ¿cuál es el o los que quitaría?

Hay una remuneración muy elevada en comparación con profesiones que cumplen un rol importante y en la que no se justifica la diferencia. El no pago de Ganancias para la mayoría. Y la idea de que los salarios son altos para no que quienes trabajan allí no sean coimeados: se les paga un extra por ser honestos.

5- Lo mejor y lo peor de haber sido magistrado...

Lo bueno, en mi caso particular es haber intervenido muchas veces en esa confrontación entre los que menos tienen y los que más tienen por dedicarme a la Justicia Penal. Tratar de buscar el trato justo e igualitario que impone la Constitución pero que no siempre se lleva adelante. Le peor es justamente haber estado dentro de ese sistema penal, siendo lo más grave haber tenido que convivir con el sistema de cárceles que no respetan la vida de las personas.

Policía

Anónimo

1 - ¿Es verdad que los más de los efectivos eligen serlo para no quedar desocupados y tener obra social?

En algunos casos sí, en otros no. No es mi caso, soy policía de alma, como mi viejo y mi hermano.

2 - ¿Por qué cree que hay tantos policías en casos de corrupción?

Eso no es así, solo que la noticia sale más por los medios. El grado de corrupción es como en cualquier otro oficio, como el caso de los periodistas que cobran sobres del gobierno por lo que sé.

3 - ¿Por qué no puede dar su nombre en la nota?

Primero porque no quiero, no es bueno que te vean la cara cuando perteneces a la fuerza; y segundo porque no les gusta a los superiores que uno opine sin su consentimiento. Solo digo que soy mujer, suboficial. Y ya no tan joven... ¡Ja!

4 - ¿Percibe rechazo de la población?

En momentos como en las manifestaciones que se vuelven tensas, pero en general no. Soy muy sociable, hablo inglés y siempre ayudo a turistas perdidos. También ha quedado la idea de la policía con resabios de la dictadura militar, pero esa es una policía que ya no existe más, los de esa generación ya están todos retirados o fallecidos.

5 - Lo mejor y lo peor de ser policía

Lo mejor, ayudar a la gente; lo peor, el sueldo, por lejos. Además, pero esto es personal, me molesta que se use la palabra policía como insulto: el "no seas policía", no lo soporto.