6 famosas que fueron sorprendidas robando - Mendoza Post
Por: Mendoza PostLunes 3 Ago 2015

No tienen ningún problema de dinero y pueden permitirse todo tipo de lujos, sin embargo, ya sea por la adrenalina que significa sacar algo sin permiso o directamente porque deberían ser tratadas por cleptomanía, estas celebrities súper conocidas demostraron en algún momento de sus vidas que tienen la mano bastante larga intentado darse un caprichito antes por la caja. 

Algunas lo hicieron cuando todavía no eran conocidas o con artículos de poco valor, pero otras como Winona Ryder, que ostenta el título de cleptómana oficial de Hollywood, quisieron llevarse a casa mercadería muy importante.

Eso sí, todas fueron sorprendidas fraganti o terminaron confesando y, si no tuvieron bastante con la sanción, también les tocó soportar la vergüenza de que todo el mundo hablara de ellas y las acusara de ladronas. 

 Kesha 

No fue por placer, sino necesidad.

La cantante pop la pasó realmente mal cuando intentaba iniciar su carrera en la música y se alimentaba de la comida que robaba en kioscos, tal y como ella misma reconoció. 

Amanda Bynes

Estuvo internada varias veces en centros psiquiátricos. 

En octubre del año pasado, la actriz estadounidense tuvo la genial idea de irse de un local de Nueva York con un sombrero de 200 dólares sin pasar por la caja. Ni siquiera lo escondió, sino que lo llevaba puesto en la cabeza ante la incredulidad de la seguridad.

Britney Spears

Por suerte ya superó esa etapa. 


En su época más polémica, además de raparse la cabeza o abusar del alcohol, a la ex chica Disney también le dio por la cleptomanía. Lo hacía más por diversión que por otra cosa, puesto que su botín ascendió a un mechero de una estación de servicio y hasta una peluca de un sex shop

Lindsay Lohan

Ay, Lindsay...

La actriz fue condenada a 120 días de cárcel y a 480 horas de trabajos comunitarios después de llevarse sin pagar un collar de 2.500 dólares de una joyería de Venice, en California. Lindsay afirmó que no se trató de un robo, sino que “lo tomó prestado”. 

Winona Ryder

No lo necesitaba.

La actriz se quedó con el título de cleptómana oficial de Hollywood después de su famoso intento de robo en una boutique de Los Ángeles en 2001. Winona intentó llevarse prendas y accesorios por valor de 4.700 dólares, pero fue atrapada por la seguridad. 

Tras un juicio más que mediático, fue condenada a pagar 11.000 dólares y a hacer 460 horas de trabajo comunitario.

Megan Fox

Al menos fue hace mucho tiempo. 

Cuando era una adolescente, la actriz tenía una inclinación hacia los hurtos de poca monta. Los caramelos y los chicles eran su especialidad. Pero un día se llevó un gran susto cuando fue arrestada en unos grandes almacenes por intentar llevarse un lápiz de labios. Lo tuvo que admitir entre llanto y, aunque solo costaba 7 dólares, se le prohibió el acceso a las tiendas de la cadena.