Una jugada útil para salvar Portezuelo del Viento - Mendoza Post
Martes 23 Jun 2020Martes, 23/06/20 atrás
porRicardo Montacuto
Director Periodístico

No tocaron ni un picaporte. Estuvieron unas horas, a dos metros de cualquier ser vivo y usaron barbijos N95, esos que filtran justamente el 95 % de las partículas que andan en el aire. Así fue la "visita relámpago" que el gobernador Rodolfo Suarez y el ministro de Hacienda Lisandro Nieri hicieron a la Casa Rosada ayer, en el corazón del AMBA y de la pandemia, para -entre otros temas- arrimar una propuesta que permita destrabar el complejo entramado que puso tantas dudas sobre Portezuelo del Viento. Además del asunto de la represa, Suarez y Nieri hicieron planteos por el reparto de ATN, y por la refinanciación de la deuda de Mendoza con el Banco Nación. Hubo avances, pero hay que esperar.

La reunión de ayer comenzó a gestarse ni bien el gobierno nacional desarchivó un pedido de La Pampa, ya perimido, para hacer un laudo presidencial. Desde que es gobernador, incluso en medio de la crisis de la 7722, Suarez le dedicó muchas horas al estudio fino de la "carpeta" Portezuelo del Viento. Así se fue "amasando" la propuesta que intenta despejar dudas de La Pampa, básicamente. Hubo kirchneristas de paladar negro que ayudaron a armar la reunión y a aliviar oídos antipáticos con la obra. Lo primero, fue comprender que todo lo que pide La Pampa, ya fue votado y "viene incluido" en la obra.

Para que se entienda: Cuando un río atraviesa varias jurisdicciones o es afluente de otro que lo hace, el manejo de los caudales y de todas las decisiones técnicas corre por cuenta de un comité integrado por todos. Se les llama "Comité de Cuencas". Son órganos técnico-políticos de muchísima complejidad, para garantizar el equilibrio en el manejo de los ríos. Portezuelo estará sobre el Río Grande, que alimenta a su vez al gigantesco Río Colorado, que atraviesa el país desde la Cordillera hasta el Atlántico. Lo forman el Barrancas, y el Grande. Por lo tanto, lo que ocurra en esos cursos de agua atañe a las provincias de Mendoza, La Pampa, Buenos Aires, Neuquén y Río Negro.

Una de las visitas de empresas a la zona de Portezuelo.

Para los pampeanos, la lucha contra Portezuelo es cultural e histórica. No quieren la obra. Muchos meses atrás, se lo dijo en la cara en una reunión de menos de diez minutos, el ex gobernador Carlos Verna al ex gobernador Alfredo Cornejo

La obra se acordó en 2007 y estuvo "freezada" durante los años de kirchnerismo. Se destrabó y gestionó en su fase inicial durante los gobiernos de Mauricio Macri y Alfredo Cornejo, y comenzaron a llegar los pagos a Mendoza. Es una compensación por años y años de promoción industrial, que perjudicó a nuestra provincia luego de un decreto de Carlos Menem, que la prorrogó. A pocas semanas de la apertura de la oferta por Portezuelo, los pampeanos lograron que -con los nuevos vientos políticos del peronismo- las provincias que componen el COIRCO (Comité Interjurisdiccional del Río Colorado), planteen nuevas oposiciones que se gestaron en numerosas reuniones desde diciembre del año pasado. Todo terminó con el ministro del Interior Wado De Pedro "desarchivando" un planteo de La Pampa pidiendo un nuevo laudo presidencial, porque rechazan el estudio de impacto ambiental y el manejo del agua del río Grande, ya aprobados por mayoría en el propio Comité Ejecutivo del COIRCO. Es un lío institucional. Intervino el propio presidente de la Nación, con frases confusas y erróneas sobre Portezuelo, desatando una ola de rechazos en Mendoza. Así, se convocó a una nueva reunión del COIRCO para el 26 de junio. Pero antes, Suarez coló una propuesta de Mendoza, para que La Pampa monitoree todo el tiempo el manejo del agua. Desde el llenado de la represa, y el manejo posterior. Fue una jugada útil para salvar la obra, que hoy pende de un hilo. En el gobierno de Mendoza dicen que De Pedro estuvo muy receptivo. Menos mal, luego de varias semanas de jugar todas en contra de Portezuelo.

Manifestación en Malargüe en favor de Portezuelo.

Durante toda la discusión hasta el día de ayer, se agitaron todo tipo de mentiras flagrantes alrededor de Portezuelo. No es cierto que los estudios de impacto ambiental y de manejo del agua de toda la cuenca, no estén aprobados. Lo están, y forman parte del complejísimo expediente en el COIRCO. No es cierto que Nación "financie" la obra. El dinero que está pagando Nación en cuotas, es la compensación acordada para Mendoza entre Néstor Kirchner y Julio Cobos en 2007, por la Promoción Industrial. No es cierto que se trate de una "obra nacional". Es una obra de Mendoza, con plata de Mendoza. No es cierto que la obra no contemple los beneficios para las otras provincias, especialmente La Pampa y Buenos Aires. Sin embargo, en la pelea política valió todo y de un día para el otro, Mendoza quedó a la defensiva. Uno de los principales portadores de las desinformaciones sobre Portezuelo, no se sabe si por desconocimiento del tema o con intención política, fue el propio presidente de la Nación, Alberto Fernández. Jugó claramente para La Pampa y dejó totalmente desacomodado al peronismo mendocino.

La propuesta que llevó Suarez ayer, les quitó a los pampeanos su principal argumento: "Mendoza nos va a secar... vamos a ser un desierto porque nos quitan el agua".

El manejo del agua río debajo de Portezuelo ya fue aprobado por el COIRCO tiempo atrás. Algo que en La Pampa y Buenos Aires no dicen. Pero la propuesta que Suarez le llevó a De Pedro es superadora. Ofreció a las provincias que mantengan veedores permanentes para el manejo del agua. Especialmente con el llenado del embalse de las aguas del Río Grande, y con la administración posterior del río. Esos veedores estarán designados por las provincias, pero estarán radicados en Mendoza y a sueldo de nuestra provincia. Como complemento, Suarez propuso además un "fondo de garantía" de cinco millones de dólares, para que La Pampa y las otras provincias se "cobren" en caso de que Mendoza incumpla. No se sabe si esta propuesta será suficiente, o si La Pampa querrá luego participar del negocio de la generación hidroeléctrica, pero la propuesta será un antecedente importante. Despeja las dudas que La Pampa planteó sobre el manejo del agua. Cualquier otro pedido que haga aquella provincia, excederá el campo de lo racional e ingresará en las cuestiones del dinero concreto. La Pampa logró "manotear" en los setenta la mitad de las regalías de Los Nihuiles. Mendoza está reclamando a Nación esas regalías, con un dictamen a su favor desde hace rato. Las regalías de la generación hidroeléctrica le corresponden a la provincia en la que se produce el salto de agua de la represa. Así lo refrendó un fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, luego de un diferendo por la represa Yaciretá en el litoral argentino. Es más, en la reunión de ayer con el ministro De Pedro, Suarez avisó que seguirá adelante con aquel reclamo de las regalías mal liquidadas del complejo hidroeléctrico sureño a favor de La Pampa.

Desde setiembre del año pasado, los pagos que Nación fue haciendo respecto de Portezuelo recalentaron la pelea. Ya se pagaron tres cuotas, de los 21 pagos trimestrales que el gobierno nacional se comprometió a hacer vía letras en dólares. Este año deben aportarse casi 76 millones de dólares y la próxima cuota es en julio. Ya llegaron tres pagos de 6,9 millones de dólares, 13,9 millones de dólares, y 16,3 millones de dólares. Restan las cuotas de julio de por 18,6 millones de dólares y en octubre, otros 29,9 millones de dólares. Los pagos más fuertes son desde el año que viene. Y se termina de pagar en octubre de 2024. Cuando Alberto Fernández pagó la tercera cuota en abril, la obra despejó dudas, hasta que el gobierno nacional decidió jugar decididamente en función de La Pampa y se empantanó el proceso, aunque Mendoza sigue adelante con la licitación con fecha 3 de julio. En aquel momento, el ex gobernador Verna acusó a Fernández de "cagar" a los compañeros. Y el actual gobernador Sergio Ziliotto dijo que como está concebida, "Portezuelo no se hará ahora, ni el año que viene, ni nunca..." A la vez, grupos económicos con "gestores" en Mendoza e intereses en Buenos Aires comenzaron a bombardear la licitación con un grueso operativo de prensa en varias provincias, incluso la nuestra, por una razón simple: no creyeron en la obra y no llegaban con sus ofertas, un proceso que al consorcio integrado por empresas y pymes mendocinas que competirán por la represa, le ha llevado años de trabajo.

Como sea, el viernes es la reunión del COIRCO para tratar el desarchivo del pedido pampeano de laudo presidencial, a lo que Mendoza se seguirá oponiendo, pero colocando una "carnada" importante para los pampeanos: visar el manejo del agua durante el llenado de la represa y el funcionamiento posterior. No es gratis. Porque la provincia está cediendo su potestad de generar energía, de "turbinar" cuando lo necesite por razones económicas. Eso significa que las ganancias serán menores y más lejos en el tiempo. Cualquier pedido extra que plantee La Pampa, violará lo que ya se aprobó en el COIRCO, y entrará en el campo de lo esotérico. De ello depende que Portezuelo del Viento se haga o no.