La empresa de la película Erin Brockovich es culpable de un trágico incendio - Mendoza Post
Post: Mendoza PostJueves 18 Jun 2020Jueves, 18/06/20 atrás

PG&E, la empresa de servicios públicos más grande de Estados Unidos, y que el mundo conoció a través de la película que contaba el caso real de cómo Erin Brockovich lograba juntar las pruebas necesarias contra la empresa en un juicio millonario, ahora se declaró culpable de la muerte de 84 personas en un incendio forestal en California.

Pacific Gas & Electric (PG&E) admitió su responsabilidad en el llamado Camp Fire de 2018, el incendio forestal más devastador de la historia de California, ocurrido en el condado de Butte, que dejó al menos 84 muertos y centenares de desaparecidos

El incendio fue causado por una línea eléctrica en mal estado que pertenecía a PG&E. Una torre cayó y las chispas comenzaron a prender los pastizales secos, a metros de un bosque.

Tal como en la resolución del caso que trata el film Erin Brockovich, La compañía será multada con una millonaria suma, pero nadie irá a la cárcel.

Julia Roberts encarnó a Erin Brockovich en un film muy taquillero

El martes, en la audiencia en la corte, un juez leyó en voz alta el nombre de cada víctima al director ejecutivo de la compañía: Varias de las víctimas eran ancianos o personas con alguna discapacidad. Algunas de ellas fueron halladas en automóviles que se incendiaron mientras intentaban huir de las llamas junto a sus familiares y vecinos.

En la audiencia se mostró una imagen de cada víctima en una pantalla, mientras el presidente ejecutivo de PG&E, Bill Johnson, aceptaba los cargos de homicidio involuntario.

"Culpable, su señoría", respondió Johnson 84 veces, después de cada imagen.

PG&E tendrá que pagar una multa máxima de US$3,5 millones y cubrir los US$500.000 que costó la investigación.

Además, firmó un acuerdo por US$13.5000 millones con víctimas de éste y al menos otros tres incendios forestales causados por la compañía desde 2015.

En 1996, la empresa tuvo que pagar una de las sumas más grandes jamás otorgadas en una demanda colectiva estadounidense, después de que la activista Erin Brockovich denunciara que los vecinos de Hinckley, California, estaban siendo envenenados con cromo en el agua.

La verdadera Erin junto al abogado Ed Masry