Así trabajan los comercios de Mendoza en "distanciamiento social" - Mendoza Post
Post: Mendoza PostJueves 11 Jun 2020Jueves, 11/06/20 atrás

El pasado lunes, la provincia de Mendoza abandonó el aislamiento social, preventivo y obligatorio y pasó a la fase de "distanciamiento social". Esto trajo medidas como dejar sin efecto las restricciones según la terminación de DNI para todas las actividades como bares, restaurantes, salidas recreativas y para realizar compras.

El decreto se publicó el martes y desde entonces los comercios pueden vender, obviamente respetando los protocolos sanitarios correspondientes, a cualquier persona que ingrese al local. La medida suena beneficiosa y, en medio del debate por el horario corrido, el Post recorrió locales en el centro mendocino para conocer la realidad de los comerciantes.

Tres locales de ropa -quizá los que más protocolos deben respetar y más aguardaban la llegada de la gente- que apuntan a diferente público contaron sus vivencias en los primeros días de "distanciamiento social" y desde que abrieron, hace ya casi un mes.

Cómo se está vendiendo

"Abrimos hace un mes casi. Recién ahora que habilitaron las salidas sin importar el DNI y más libertades para poder circular, se ha empezado a mover, más ahora que se viene el día del padre. Se está vendiendo mucho", contó David, encargado de "Equus" en la Peatonal Sarmiento, local especialista en indumentaria masculina. 

Ver también: Mendoza: queda sin efecto salir por DNI y reabren los shoppings y gimnasios

En 9 de julio y Espejo se ubica Cloter, una tradicional marca de ropa femenina, la cual habitualmente tiene una fiel clientela. "Las ventas están bien desde que abrimos y desde el martes entra más gente. Pensamos que iba a ser más complicado pero estamos sorprendidos para bien", relató Florencia, le encargada y única persona que se encontraba trabajando en el lugar.

Madame Tricots se ubica en la calle España y también vende indumentaria para mujeres, aunque algo más tradicional. La realidad fue más dura para ella, muchas de sus clientas prefieren no salir y la actualidad económica no es la mejor. "La gente viene poco y el día del padre ha jugado en contra", expresó Natalia, dueña del comercio.

Qué se vende

La crisis ha pegado en todos los sectores y la gente lo piensa bien a la hora de comprar, gastar en prendas de estación o mantener el abrigo y esperar a que amaine el frío. En Equus la venta es casi normal y activa por las fechas. La ropa de invierno es la vedette. Aunque muchos aguardan promociones bancarias. Cloter por su parte tiene en exposición la ropa de temporada y es la que más sale. 

Ver también: El Estado paga la mitad del sueldo a 1,6 millones de trabajadores privados

En la calle España la gente compra generalmente ropa de abrigo, pero también hubo que regresar parte de mercadería que había llegado en las últimas semanas. 

Pago de alquiler

Casi dos meses con los locales cerrados implicaron costos siderales para la mayoría de los comercios, muchos de los cuales estuvieron a punto de cerrar o se vieron obligados a hacerlo. Aunque con la espalda de ser cadenas nacionales, Equus y Cloter lograban pagar los alquileres de sus locales con dificultad, ahora celebran la apertura y tratan de recuperarse poco a poco. 

Natalia, de Madame Tricot es dueña y no paga por el local, deslizó que si hubiese tenido que pagar por el lugar "tendría que haber cerrado, no hubiese podido seguir así. Fueron dos meses muy duros hasta que pudimos abrir".

Las medidas sanitarias están presentes en cada comercio, sobre todo en los locales de ropa

Ver también: Aguinaldo escalonado: estatales mendocinos lo cobrarán desde septiembre

Bares y cafés

Muchos de los bares reabrieron este miércoles recién en la nueva modalidad de distanciamiento y buena cantidad de gente se vio. En Brader Hops, en Godoy Cruz, el local estaba colmado, tanto en las mesas interiores como en las que están sobre la vereda. Las libertades para hacer reserva favorecieron a la gente.

En los cafés del centro mendocino también el movimiento fue intenso, aunque muchas veces el frío de la mañana no acompaña. El mendocino "cafetero" no abandona sus hábitos y en el microcentro el panorama es alentador para los dueños.  

Otros comercios

Todos los rubros de negocios se vieron afectados, aunque nichos especiales, por ejemplo el de las joyas, pagan los platos de la inestabilidad del dólar. "Este rubro está muy golpeado por la crisis, todo en dólares. Entra poca gente, nadie tiene plata. Nosotros pagamos $40.000 de alquiler y se está haciendo muy difícil", contó Gonzalo Mancilla, uno de los propietarios de la joyería Universo, ubicada en la calle General Paz.

Ver también: Está casi listo para abrir el shopping del pozo de Marista