Tranquilos, no habrá que pagarle al ex fiscal mendocino echado en 2014 - Mendoza Post
Miércoles 10 Jun 2020Miércoles, 10/06/20 atrás
porJorge Fernández Rojas
Periodista/Analista

La Suprema Corte de Justicia de Mendoza rechazó el recurso extraordinario que planteó el ex Fiscal de Estado, Joaquín de Rosas. El ex funcionario con rango constitucional buscó con esta instancia cuestionar, y que se revise el proceso que duró dos años y que finalizó con su destitución en 2014. En el fondo, De Rosas buscaba un ducto judicial que le permitiera un cuantioso resarcimiento de todos los sueldos que no ha cobrado, más derechos jubilatorios por su condición de ex fiscal. Más daño moral, más la diferencia del 50 por ciento de su sueldo desde que fue suspendido.

Tras idas y vueltas de apelaciones el viernes 29 de mayo, el Alto Tribunal local ratificó la resolución del enjuiciamiento y respondió el recurso presentado por el ex funcionario que consideraba que se habían violado sus derechos constitucionales durante el proceso que lo terminó sacando del cargo del órgano de control, luego de un proceso que marcó durísimos enfrentamientos entre el peronismo -en 2014 gobernaba Francisco Pérez- que defendió al ex fiscal, y la UCR comandada por Alfredo Cornejo, por entonces intendente de Godoy Cruz y presidente del partido.

En agosto de 2012 el Tribunal de Enjuiciamiento suspendió a De Rosas por la acusación de varios diputados por  "mal desempeño e incumplimiento de funciones" al no defender el patrimonio provincial y de favorecer a intereses privados con algunos dictámenes . Todo lo contrario a la función de protector del erario público y defensor ambiental. 

Fue hace seis años cuando De Rosas fue destituido. 

El 28 abril de 2014 fue destituido por dos de los cuatro cargos que se le imputó como Fiscal de Estado. 

Revisionismo con fines de lucro

En septiembre de 2017 De Rosas había logrado que la Corte de la Nación le avalara la revisión del fallo que antes había planteado infructuosamente ante la Corte local. Los jueces supremos nacionales le dieron lugar a ese pedido, un "recurso de queja" en aquel momento.

Inmediatamente se conocieron las intenciones de De Rosas que pretendía todos los sueldos caídos como Fiscal de Estado hasta el momento de su retiro y la jubilación equiparada como magistrado y además un resarcimiento por daños y perjuicios, según confió el mismo De Rosas y su patrocinante en ese entonces, Roberto Godoy Lemos.   

Una imagen del ex funcionario durante el proceso del juicio por su desempeño en el órgano extra poder. 

Ahora, casi tres años después, los altos magistrados mendocinos  explicitaron más ampliamente la decisión de no dar lugar al reclamo de De Rosas

Así sentenciaron: "Rechazar el recurso extraordinario provincial interpuesto por a fs. 20/48 por el Dr. Joaquín De Rosas y, en consecuencia, confirmar el fallo del Jury de Enjuiciamiento, conformado por el veredicto definitivo dictado el 28 de abril del 2014"

También leé: El fallo de la Corte que ratifica la expulsión de De Rosas

Entonces para los jueces de Corte, José Valerio, Julio Gómez, y la jueza de Cámara que subrrogó, María Teresa Carabajal, el proceso por el cual De Rosas fue juzgado respetó los rangos constitucionales. Fue bien destituido, es decir que se cumplió con los pasos legales del "debido proceso". 

José Valerio, uno de los tres firmantes del fallo que ratifica la destitución de De Rosas.

Todavía hay pendientes dos causas relacionadas con este tema. Una civil de la Fiscalía de Estado, que plantea la nulidad de las sentencias de expropiación a favor particulares que dejó firmes Joaquín De Rosas. Y una penal,  porque la provincia, como querellante particular, ha recurrido ante la Suprema Corte el archivo de la investigación contra el ex fiscal.

De este modo De Rosas que está jubilado sin régimen especial, tendrá que descartar por lo menos con este fallo, la chance de discutir un acuerdo extra judicial con el Estado provincial para un resarcimiento económico, lo que a esta altura resulta un alivio para las arcas públicas de Mendoza.