Sagasti: expropiar Vicentin permitirá "un nuevo modelo agroalimentario" - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMartes 9 Jun 2020Martes, 09/06/20 atrás

Anabel Fernández Sagasti, autora del proyecto de expropiación de la agorexportadora Vicentin, defendió la decisión de intervenir la compañía, y aseguró que permitirá "desarrollar un nuevo proyecto agroalimentario".

"La nueva Argentina tiene que construir un modelo de empresarios que no tienda a abusarse de gobiernos o Estados bobos y eso es lo que pasó con Vicentin", dijo Fernández Sagasti en diálogo con "Mañana Sylvestre", en Radio 10.

La senadora mendocina explicó que la decisión del presidente, Alberto Fernández, se enmarca en un camino "para que el Estado cuide de otra manera el bolsillo de los argentinos". "Es la nueva normalidad que viene en la argentina", remarcó.

La mendocina es autora del proyecto de expropiación

Ver también: "El día que Grabois pidió la expropiación de Vicentin"

Consultada sobre el debate del proyecto de ley en el Congreso, Fernández Sagasti sostuvo que espera que los legisladores de Juntos por el Cambio "lean el texto" antes de rechazarlo. "Estamos teniendo una oposición bastante irracional", dijo sobre las críticas que despertó el anuncio.

El presidente Alberto Fernández afirmó el lunes que la expropiación del Grupo Vicentin significa un "paso adelante hacia la soberanía alimentaria" del país, al anunciar la firma de un Decreto de Necesidad y Urgencia para la intervención de la empresa y el envío al Congreso de un proyecto de ley de expropiación para afrontar el proceso de concurso preventivo que podría derivar en su quiebra.

La empresa tiene una deuda de USS 1350 millones

 El 10 de febrero pasado, la empresa Vicentin, una de las principales compañías agroexportadoras de la Argentina, solicitó la apertura de su concurso preventivo de acreedores, tras la cesación de pagos en la que cayó en diciembre, cuando no pudo hacer frente a deudas con proveedores por u$s350 millones. En total, la deuda asciende a u$s1.350 millones, de los cuales unos u$s1.000 millones son con los bancos y otros u$s350 millones con empresas del sector agrícola. 

Mirá también: "El gobierno le perdonó a Moyano una multa de $810 millones"