¿Cuántas empresas se estatizaron desde 2003 en Argentina? - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMartes 9 Jun 2020Martes, 09/06/20 atrás

La intervención y muy probable estatización de Vicentin, la convertiría en la octava compañía estatización desde el 2003, cuando el kirchnerismo asumió el poder en Argentina.

Según un informe del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec), entre el 2003 y el 2015 hubo una incorporación de 13 empresas a la estructura gubernamental, de las cuales 6 fueron creadas y 7 reestatizadas.

Así, el número de empresas públicas pasó de 44 al comienzo de ese lapso a 52. En medio también se produjo la liquidación de cinco firmas bajo control estatal.

Los casos más resonantes y que implicaron un mayor control sobre áreas estratégicas de la economía y de personal fueron Aerolíneas Argentinas (2008) e YPF (2012), procesos por medio de los cuales se incorporaron más de 30.000 trabajadores a la órbita estatal.

A lo largo del período también se destacaron Aguas y Saneamientos (AySA) en el 2006, la Fábrica Argentina de Aviones "Brigadier San Martín" (FADEA) en el 2010 y de Talleres Navales Dársena Norte (Tandanor) en el 2007, Correo Argentino en el 2003 y Ferrocarriles Argentinos.

El caso especial de Vicentin es que se trata de una agroexportadora y, a diferencia de las expropiaciones iniciadas en el mandato de Néstor Kirchner, no pertenece a un sector que antes haya estado en manos estatales como el energético o los servicios públicos, privatizados durante los 90.

Las principales estatizaciones se produjeron en Argentina bajo gobiernos peronista -la excepción fueron los años de Carlos Menem- y varias durante las administraciones de Néstor y Cristina Kirchner, las cuales terminaron provocando duros cruces con el mundo de las finanzas internacionales y en algún caso el pago de juicios.

Ahora, parece haberle llegado la hora a Vicentin, uno de los mayores conglomerados agroindustriales, fuertemente endeudado, que pasará primero a operar bajo la órbita de la nueva división YPF Agro, y luego sería estatizado.

En los años de gestión kirchnerista retornaron a manos del Estado algunas empresas privatizadas en los 90, durante la presidencia de Carlos Menem.

Ver más: Vicentin, entre la preocupación, la incertidumbre y enterarse "por los medios" 

En el 2003, el gobierno de Néstor Kirchner dispuso la rescisión del contrato del servicio del Correo que pertenecía al grupo Macri y creó la sociedad Correo Oficial de la República Argentina.

Un año después, el manejo del espectro radioeléctrico en manos de la francesa Thales Spectrum, pasó a manos del Estado por el incumplimiento de inversiones comprometidas.

En junio de ese mismo año, el Gobierno rescinde la concesión del Ferrocarril San Martín y luego, en mayo del 2007, hace lo mismo con las líneas Roca y Belgrano Sur, por incumplimientos en la oferta del servicio.

En marzo del 2006, Néstor Kirchner anula el contrato de concesión de la distribución de agua potable en el Gran Buenos Aires, que estaba en manos de la empresa francesa Suez.

En junio de ese año, el Gobierno adquirió el 20% de Aeropuertos Argentinos 2000, que administra 32 estaciones aéreas de todo el país.

Al año siguiente estatiza Talleres Navales Dársena Norte (Tandanor) y en el 2008, ya bajo la gestión de Cristina Kirchner, el Congreso sanciona una ley que elimina el regimen previsional privado administrado por las AFJP y crea un sistema estatal jubilatorio.

Bajo el gobierno de Cristina Kirchner también se concretó la expropiación del 51% de la petrolera YPF y el Congreso convirtió en ley la expropiación de Aerolíneas Argentinas (AA) y Austral.

Mucho antes, durante el primer gobierno de Juan Domingo Perón (1946-55), se decretó la nacionalización del gas y se creó la empresa pública Gas del Estado, la red ferroviaria argentina hasta entonces en manos británicas, creándose la estatal Ferrocarriles Argentinos.

También Perón creó la empresa pública Teléfonos del Estado, se fusionaron las líneas aéreas nacionales bajo el nombre de Aerolíneas Argentinas, creó la empresa pública Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF), entre otros servicios públicos.