La inflación de mayo, contenida por la cuarentena - Mendoza Post
Post: Mendoza PostDomingo 7 Jun 2020Domingo, 07/06/20 atrás

La inflación de mayo se ubicó por debajo del 2%, coinciden la mayoría de las consultoras privadas consultadas, aunque estiman que el alza de precios podría acelerarse en el segundo semestre del año.

Las proyecciones de esos centros de análisis económico - algunos de los cuales son consultados por el Gobierno- muestran que el alza de los precios de mayo, que el Indec difundirá el jueves próximo, se ubicaría entre 1,6% y 2%.

La tasa de variación anual del IPC en abril último, ya en plena cuarentena, había arrojado 1,5%, y en el primer cuatrimestre acumuló 9,4%.

Aún no está claro cómo terminará impactando la cuarentena sobre el costo de vida, uno de los índices más sensibles en la Argentina.

La consultora Orlando J. Ferreres & Asociados estimó para mayo una inflación del 1,4% mensual, mientras que para Econviews fue del 2%.

Para la consultora LCG, la medición de mayo fue de 1,8%, nuevamente impulsada por los rubros de alimentos.

Para Analytica, en tanto, la estimación arroja una suba promedio de 2,2%.

Por su parte, la consultora IPC, de Bahía Blanca, estimó el aumento de precios en apenas 0,41% mensual con respecto al mes anterior, según un relevamiento on line.

La consultora Seido, por su parte, proyectó un 1,6% para mayo, pero también advirtió sobre una "aceleración" para junio.

Según estimaron los analistas, cuando la cuarentena se vaya flexibilizando y muchas actividades vuelvan a normalizarse, la inflación va a ir acelerándose para ubicarse en registro por encima del 2% mensual.

Para la mayoría de las consultoras, los precios están contenidos por el congelamiento de tarifas, el programa de precios máximos y los inconvenientes que genera en el consumo el aislamiento social obligatorio.

La crisis derivada del aislamiento social obligatorio llevó a que varios rubros incluso bajen sus precios y ofrezcan numerosas promociones.

También por la cuarentena hay menos circulación de dinero y retracción del consumo, por el cambio de hábitos de los consumidores, que recurren a alimentos de elaboración casera.

Los analistas también remarcan los problemas metodológicos que tiene el INDEC para realizar relevamientos, en el marco de las medidas de aislamiento social preventivo y obligatorio.

Especialistas en precios señalaron que la baja en el registro inflacionario de abril fue el resultado de la cuarentena estricta junto con el agravamiento de la recesión que esta misma provoca.

Según el BCRA, los diez mejores pronosticadores de corto plazo del REM esperan una inflación minorista de 38,7% para todo 2020, con una baja de 4,3 puntos respecto del sondeo de abril.