Cómo hará el Senado para votar el pliego de Teresa Day en cuarentena - Mendoza Post
Viernes 5 Jun 2020Viernes, 05/06/20 atrás
porSantiago Montiveros
Periodista diario Memo

Con más de 100 años de existencia, la Constitución de Mendoza permitió que se realizara la apertura de sesiones ordinarias bajo un esquema extraordinario: previendo posibles catástrofes, como terremotos, los constitucionalistas de 1916 dejaron la puerta abierta a que parte de los integrantes de la Asamblea Legislativa pudiesen participar fuera del edificio, y lo hicieron por teleconferencia desde sus casas. Sin embargo, no existe mecanismo que garantice la votación de un candidato a juez de la Suprema Corte de manera secreta, como exige la Carta Magna, que no sea presencial.

Sin la posibilidad de votar a distancia el pliego de María Teresa Day, la candidata de Rodolfo Suarez para asumir el cargo vacante que quedó en la Suprema Corte a partir de la renuncia de Jorge Nanclares, por estas horas analizan en el Senado una sesión presencial que garantice el voto secreto de sus miembros sin desatender los protocolos elaborados para prevenir posibles contagios de coronavirus. De esta manera, buscan que la aprobación o el rechazo del pliego no esté condicionado al levantamiento de la cuarentena.

Una de las posibilidades que se analizan por estas horas es que la sesión secreta comience bajo la modalidad actual, con un esquema semipresencial que implica que en el recinto estén el vicegobernador, el presidente provisional del Senado y los jefes de bloques. En este escenario, cada uno procedería a votar, dejando una bolilla blanca y el casillero de "sí" o el de "no", para después retirarse. A partir de allí, se convocaría al resto de los integrantes de la Cámara, que esperarían en sus oficinas, y estos ingresarían al recinto uno por uno a emitir el voto, preservando el distanciamiento social.

Entrá ahora a  Memo y sorprendete

De esta manera, el único condicionante para la votación sería el momento en el que el gobernador Suarez presente el pliego de antecedentes de Day. Según marca la Constitución, de allí en más el Senado tendrá 30 días para votarlo. Sin embargo, no hay un plazo definido para que el mandatario provincial envíe el pliego de su candidata; vale recordar que entre la renuncia de Aída Kemelmajer y la posterior postulación de Mario Adaro en 2010, pasaron varios meses en los que el máximo tribunal funcionó con seis integrantes (Celso Jaque demoró el envió del pliego).

En principio, los trámites jubilatorios de Nanclares, uno de los posibles condicionantes que podría demorar el envío del pliego de Day, estarían prácticamente listos. Por lo tanto, así como transcurrió muy poco tiempo entre la renuncia del actual presidente de la Suprema Corte y la confirmación de quién podría ser su reemplazante, se espera que en julio haya una mujer en el máximo tribunal después de 10 años, si finalmente la mitad más uno de los senadores (como mínimo) aprueba la postulación.

Leé también en Memo:

La Nación citó a los gobernadores del Coirco por Portezuelo del Viento

La pandemia exige explicaciones