El crimen de calle Patricias Mendocinas fue por un robo - Mendoza Post
Jueves 4 Jun 2020Jueves, 04/06/20 atrás
porFlorencia Silva
Editora Post

El pasado domingo 31 de mayo, cerca de las tres de la tarde,  Marcos Figueroa fue asesinado de un tiro en la cabeza. La fiscal del caso, Claudia Ríos, confirmó al Post que la causa fue caratulada como homicidio criminis causa en concurso real, en poblado y banda agravado por el uso de arma de fuego. Este jueves detuvieron a una joven de 20 años en la casa de su madre, en Rodeo del Medio. Mañana será trasladada a la fiscalía donde será imputada. Además,  hay cuatro hombres y una mujer que están prófugos y tienen pedido de captura.

  Sobre el caso se barajaron diferentes hipótesis, una cobranza de una deuda, un conflicto vinculado a la prostitución, pero fueron descartadas. Según las pruebas obtenidas en la investigación y el relato de las dos testigos, la Justicia determinó que a Figueroa lo mataron para robarle.   

La cronología del caso  

El domingo 31 de mayo a las 14:40, el hombre se encontraba en su departamento de calle Patricias Mendocinas 743, casi Colón, en compañía de dos mujeres cuando irrumpieron en la vivienda cuatro sujetos armados que empezaron a pedirle plata y las pertenencias de sus acompañantes. Para evitar el atraco, la víctima comenzó a forcejear con los atacantes, quienes le dispararon en la cabeza y huyeron del lugar. Figueroa llegó al Hospital Central con muerte cerebral y los médicos no pudieron hacer nada para salvarle la vida. Su deceso se confirmó en horas de la noche.

Ver: Detuvieron a una joven por el crimen de un hombre en el centro mendocino

El crimen ocurrió en pleno centro mendocino.

El motivo por el cual en un primer momento se especuló con que el asesinato tenía algo que ver con un hecho de explotación sexual es que ese sitio se usaría para el ejercicio de la prostitución, según fuentes cercanas al caso. Incluso, las jóvenes que se encontraban con la víctima serían prostitutas. 

Las seis personas vinculadas al crimen pidieron un remís para trasladarse a la casa de Figueroa. Las dos mujeres se quedaron esperando en el auto, el cual se estacionó en calle Colón y  los dos hombres se bajaron para cometer el hecho. El remisero advirtió que había una situación irregular y decidió irse. Por lo tanto, cuando los cuatro hombres volvieron corriendo, pararon un taxi y escaparon junto a las dos cómplices. Cabe mencionar que desde la Justicia afirmaron que ni el chofer del remís ni la empresa tienen participación en el caso. 

Ver: Balearon a un hombre en un intento de asalto en pleno Centro

En el domicilio donde los pasó a buscar el remís, se realizó un allanamiento pero no encontraron ninguna prueba contundente. Sin embargo, los elementos recolectados en el lugar del hecho y el relato de las dos testigos, fueron determinantes para ordenar el pedido de captura de los acusados. 

La víctima recibió un disparo en la cabeza.

Foto de portada: ilustrativa