El brote viral en Las Heras obligó a frenar reapertura de malls y gimnasios - Mendoza Post
Martes 2 Jun 2020Martes, 02/06/20 atrás
porJorge Fernández Rojas
Periodista/Analista

Los diez nuevos infectados de coronavirus que participaron de un festejo en Las Heras se transformaron en un impacto sin ruido. Pareció un choque sordo para algunos empresarios que se produjo después de la definición de Rodolfo Suarez. "Por el momento no se establecerán nuevas flexibilizaciones, pero tampoco daremos marcha atrás con las actividades que se han retomado", dijo el gobernador primero en conferencia de prensa y luego por las redes sociales.

De acuerdo a un estudio sobre las actividades permitidas, prohibidas y restringidas en el país en medio de la pandemia y con la cuarentena muy extendida, Mendoza tiene solo dos actividades prohibidas y una restringida: los "gimnasios", "espectáculos" y "cuidado personal" respectivamente.

Pero los que más sentirán este freno del gobernador para habilitar son los lugares de ejercicios físicos intensivos cuyos dueños venían reclamando dramáticamente la reapertura de sus locales con protocolos diseñados. 

El gobernador detrás de su tapaboca este mediodía.

Pero no son los únicos, los malls, los albergues transitorios, las canchas de fútbol 5, el turismo interno y la habilitación de los ritos religiosos quedaron postergados.

La entrada este del Mendoza Plaza Shopping.

También se nota, por consecuencia de esta situación que la idea de instalar autocines se postergará hasta que haya control de la propagación del virus.

Los centros comerciales ya tenían todo preparado para la puesta en marcha y este escenario de emergencia, disimulado, los hizo frenar en este propósito de comenzar a vender.

La ala semana pasada el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero autorizó la reapertura de los malls.

Los locales deberán estar acondicionados a las exigencias del momento.

El caso de las iglesias también estaban preparadas para congregar a los fieles en los próximos días, situaciones difíciles de realizar por la guarda de la distancia social.