Un ecuatoriano que le ganó a Estudiantes una final usó una identidad falsa - Mendoza Post
Post: Mendoza PostViernes 29 May 2020Viernes, 29/05/20 atrás

Un escándalo se desató este jueves por la tarde en Ecuador y este resonó fuerte en La Plata: el futbolista Ángel Cheme adulteró su identidad y firmaba las planillas de los partidos como Gonzalo Chila, nombre que utilizó para disputar la final de la Recopa Sudamericana 2010 ante Estudiantes.

Chila fue campeón con la Liga de Quito que en su momento dirigía el "Patón" Edgardo Bauza. El futbolista usó la identidad en 2003 de un amigo para jugar un torneo juvenil y nunca la cambió. 

El propio Cheme admitió el delito en una nota, contando además que tenía contacto con el verdadero Chila, quien lo extorsionaba con contar la verdad: "Chila fue hasta la oficina de Don Rodrigo Paz (presidente de Liga) para decirle que él era el verdadero Gonzalo Chila y no yo, y que mi nombre real era Ángel Cheme. Yo iba a ser transferido en tres millones de dólares y él quería una cantidad de dinero. Liga vino y me dijo que yo estaba en un problema, que había que hablar y arreglar con las personas".

Liga de Quito en cancha de Quilmes para disputar la final ante Estudiantes. Aquella noche, Chila no ingresó. Si lo hizo en el partido de ida disputado en Ecuador

Ante esta situación que salió a la luz, dirigentes de Estudiantes de La Plata pararon la oreja y analizan si hay algún amparo legal por el cual puedan reclamar el torneo continental. "Nos enteramos hace 2 horas de lo del caso Chila-Cheme. Esta es una circunstancia diferente que tiene  más que ver con cuestiones civiles y/o penales. Analizaremos si hay algún espacio en el reglamento que nos pueda amparar. Veremos si hay algún resquicio como para presentar un reclamo, de todas maneras es muy difícil que se concrete", expresó Martín Gorostegui, vicepresidente del club platense.

Ángel Cheme, alias Gonzalo Chila, en un partido ante Newell's. Acá marcado por Luciano Vella y Mauricio Sperdutti

Ver también:Otro jugador de Godoy Cruz en la mira de Boca