Juntos por el Cambio, sin quórum para tratar los "superpoderes" de Cafiero - Mendoza Post
Post: Mendoza PostJueves 28 May 2020Jueves, 28/05/20 atrás

 Juntos por el Cambio fracasó este jueves en su intento de juntar el quórum necesario para tratar el DNU sobre los "superpoderes" del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, por lo que no se concretó la sesión especial que había solicitado.

"Declarado fracasada la sesión especial", afirmó el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, casi 50 minutos después del horario de la convocatoria a la sesión virtual en la que la oposición pretendía derogar el decreto que eliminó el tope para las reasignaciones presupuestarias en medio de la pandemia de coronavirus.

La alianza opositora no pudo conseguir la cantidad de legisladores necesarios para avanzar con la sesión especial y no pudo hacer caer el decreto que le otorgó facultades al ministro coordinador para reestructurar partidas sin aval parlamentario. En total, dieron el presente 124 diputados, incluyendo al titular de la Cámara baja: 116 de Juntos por el Cambio; 4 del Interbloque Federal; y tres legisladores de otras bancadas. A la oposición le faltaron cinco diputados para alcanzar los 129 necesarios.

La oposición no logró el quórum necesario. 

El interbloque Federal no había acompañado el pedido de sesión especial, pero compartía las críticas al decreto presidencial de "superpoderes", por lo que algunos de sus miembros intentaron ayudar a Juntos por el Cambio con el quórum, como Graciela Camaño, Jorge Sarghini, Enrique Estévez y Luis Contigiani.

El interbloque Unidad Federal para el Desarrollo, en cambio, no quiso darle una mano a la principal bancada opositora, pero por decoro sí estuvo su presidente, José Luis Ramón, ya que en el temario habían incluido un proyecto suyo en el mismo sentido. También ocuparon bancas los diputados del Frente de Izquierda Nicolás del Caño y Romina del Plá.

La hora de los ex gobernadores para ayudar a salir de la crisis pandémica 

Al inaugurar las expresiones en minoría, el diputado del PRO Pablo Tonelli recordó que desde diciembre del año pasado, cuando se sancionó la ley de emergencia, el límite para las reestructuraciones de partidas quedó en un 7,5% del monto total del presupuesto: "Ese límite ha desaparecido, lo cual significa en términos concretos que el jefe de Gabinete puede disponer de la totalidad del presupuesto nacional, puede reestructurar la totalidad".

A continuación, el también macrista Waldo Wolff lamentó el "sabor agridulce" que dejó la falta de quórum, con "ausencias notables" como la de los diputados Pablo Ansaloni, Beatriz Ávila y Antonio Carambia, que llegaron a sus cargos en representación de Juntos por el Cambio pero después se sumaron al interbloque que preside Ramón.

"Faltaron" cinco diputados para la sesión. 

Tras la intervención de Wolff, Massa anunció que se retiraba del recinto para participar del Encuentro de Líderes Parlamentarios Latinoamericanos y del Caribe, por lo cual le cedía la responsabilidad de conducir la sesión en minoría al vicepresidente de la Cámara baja, el legislador del PRO Álvaro González.

"Los superpoderes no son más que bajarle la persiana al Congreso", lanzó el radical Gustavo Menna. Por la Coalición Cívica, Paula Oliveto Lago pidió evitar que "todas las instituciones de la Argentina se dobleguen a los intereses de una sola persona".

El Gobierno tomó deuda de Anses por 389 millones de dólares 

"Tengo todo el respeto por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero. La reasignación de partidas las está haciendo en el marco de la razonabilidad. ¿Qué critico? El Senado y la Cámara de Diputados tenemos que recuperar las facultades que la República nos da como legisladores", esgrimió Ramón.

A su turno, el jefe de la bancada del PRO, Cristian Ritondo, advirtió que "cuando el Congreso disminuye su capacidad de control del Poder Ejecutivo, la democracia sale perdiendo".

Ramón pidió recuperar las "facultades" de legisladores. 

El DNU en cuestión cuenta con dictamen favorable de la Comisión Bicameral Permanente de Trámite Legislativo, donde el Frente de Todos tiene mayoría, por lo que para que quede anulado definitivamente debe ser rechazado en ambas cámaras, reprodujo la agencia Noticias Argentinas.