Le quitaron los fueros al senador Marcelo Romano - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMartes 26 May 2020Martes, 26/05/20 atrás

Fue por mayoría simple que el Senado de Mendoza decidió sacarle los fueros parlamentarios al senador de Protectora Marcelo Romano, acusado de haber maltratado a dos policías (una mujer y un hombre) en un incidente vial que involucró a su hija en agosto del año pasado. Luego de cuatro horas de debate, el cuerpo legislativo le quitó los fueros por 22 votos a favor contra 16. Romano deberá enfrentar un proceso judicial sin la protección de su cargo.

La fiscal Gabriela García Cobos busca interrogar al legislador por "Resistencia agravada a la autoridad". A su vez, el senador había denunciado a los policías de aquel operativo nocturno, ante la Inspección General de Seguridad.

El senador Marcelo Rubio hizo una reseña del caso judicial en que se vio envuelto el legislador 11 de agosto de 2019 titulado como "atentado a la autoridad agravado". Recordó que el pedido de desafuero ingresó a la Legislatura en noviembre pasado; fue tratado en la comisión de Legislación y Asuntos Constitucionales.

El Senado sesiona de manera virtual 

A su turno, Romano dijo: "Otro día histórico para la Legislatura de Mendoza. Es un atropello a la división de poderes". Citó al jurista Alejandro Pérez Hualde ex ministro de la Corte quien en una nota periodística planteó que Romano no era pasible de este proceso de desafuero.

Ver además: El Senado trata la ley de Suarez para eliminar la equiparación salarial a jueces

Su abogado mencionó que el caso que no correspondía el desafuero. Romano, por su parte, describió  el suceso de agosto del año pasado.

Admitió que su error fue mandarle un mensaje al entonces ministro de Seguridad Gianni Venier. Allí le expresó, según él, que eran demasiados 6 móviles policiales para rodear a una chica de 20 años.

Luego continuó diciendo que intentó presentarse ante la fiscal y no lo permitieron, y al respecto destacó que esa situación le quitó el derecho a la defensa.

Luego el senador describió todas sus acciones como legislador, que según consideró incomodaron al gobierno anterior de Alfredo Cornejo, al cual mencionó como Don Cornejo".

El senador Romano durante el debate por su desafuero.

En ese sentido, habló del fracking que fue denunciado por él y señaló como posibles casos de corrupción las licitaciones de la recisión técnica obligatoria para los vehículos y la concesión del centro de esquí Penitentes. Volvió a mencionar la lucha antiminera de la cual participó activamente y la protesta que ejerció contra de la derogación de la ley 7722, finalmente restituida. Expreso que le pidió al actual gobernador Rodolfo Suarez que llamara a un referéndum sobre esa reforma.

Por estos argumentos, la defensa política de Romano se centra en justificar por qué lo quieren desaforar. Él se autodenominó como "el senador incomodo" por sus denuncias y apelaciones sobre casos polémicos, y finalmente su presunción de amañamiento en el proceso licitatorio de Portezuelo del Viento. 

Tras escuchar la defensa de Marcelo Romano, el senador del Frente de Izquierda Lautaron Jiménez avaló a su par e hizo un parangón entre el caso del pedido de desafuero con otros casos en los que han acusado o perseguido a dirigentes de su espacio político.

Por su parte el bloque socialista. "Nosotros decimos 'no' a los fueros que le han hecho muy mal a la democracia. Ningún ciudadano tiene privilegios". 

Posteriormente el senador peronista Alejandro Abraham defendió a Romano porque prácticamente se lo estaba condenando de antemano.

El senador Daniel Galdeano (PI) adelantó que su voto será negativo sobre el desafuero a Romano.

En tanto que la senadora radical Mercedes Rus relativizó la gravedad apuntada en torno al caso Romano. La legisladora remarcó que nada cambiará en cuanto a las garantías del senador interpelado y que el desafuero es sólo una tramitación sobre un caso en particular. Además rreconoció que el desafuero tendría una connotación negativa, pero lo que ue se evalúa el pedido judicial y no la conducta del senador acusado.

Por su parte, la senadora peronista, Silvina Camiolo (por Malargüe), fustigó la postura de Rus y planteó el derecho de dudar de los tiempos legislativos que pudieron ser manipulados para "castigar" a Romano. Por eso también adelantó el rechazo al pedido de desafuero.

En el mismo sentido su compañera de bancada Andrea Blandini sostuvo que que "el Poder Judicial está husmeando al Poder Legislativo" y planteó que la sesión se transformó en un juicio político.

Las alocuciones de ambos sectores enfrentados se sucedieron en los extremos. De la gravedad de una causa política que esgrimió la oposición, a un efímero pedido de autorización de un trámite judicial como lo planteó el oficialismo.

Lucas Ilardo, presidente del bloque del PJ, terminó criticando el debate. Defendió la postura de Romano y la vinculó a los vaivenes de la política y que se avanza sobre el senador de Protectora porque políticamente es débil por ser una fuerza política pequeña. "Hay una decisión política de llevarse puesto al senador Romano", remachó Ilardo. 

El ambiente se recalentó cuando el peronista le recriminó a su par radical Alejandro Diumenjo, presidente del bloque oficialista, quien aseguró que también están dispuestos a tratar el desafuero de cualquier legislador radical.

Juan Carlos Jaliff argumentó a favor de la fiscal Gabriela García Cobos quien aplicó el Código de Procedimiento Penal, de acuerdo a lo analizado por el experimentado parlamentario. "Nosotros (los legisladores) le 'ordenamos' a Cobos que hiciera lo que hizo", levantó la voz Jaliff desde su casa vía Zoom.

El exvicegornardor le respondió a Romano directamente: "No es un senador incómodo porque viene haciendo denuncias hace dos años y el frente Cambia Mendoza ganó por el 52 %". Y agregó: "Estamos dando un beneficio a Romano para que se defienda y los que votan en contra lo van a perjudicar", planteó hábilmente.