Por qué el PJ Mendoza resalta que Ramón Carrillo fue amigo de un refugiado judío - Mendoza Post
Martes 19 May 2020Martes, 19/05/20 atrás
porJorge Fernández Rojas
Periodista/Analista

La polémica sobre la figura de Ramón Carrillo se instaló en Mendoza cuando la periodista Silvia Mercado sugirió que no sólo el futuro billete de 5 mil pesos no debía llevar su retrato, sino que también debería abolirse la denominación del hospital público ubicado en Las Heras.

La mujer quien ha sido militante peronista expresó su opinión en las redes sociales y luego fueron replicadas por el sitio Memo. La comunicadora está convencida que el médico recordado fue "racista y homófobo" luego de leer el libro "La política sanitaria del peronismo", de Karina Ramacciotti.

Esta polémica se reavivó en Mendoza por esta postura planteada. Luego dieron su punto de vista dos ex ministros de salud de la provincia: Sergio Saracco y Claudia Najul. El primero (ministro de Celso Jaque) defendió la figura de Carrillo por su carácter transformador, y la segunda (ministra de Alfredo Cornejo) puso en duda el merecimiento de ser valorado históricamente por esas facetas negativas que se acusa a Carrillo en retrospectiva.

Ramón Carrillo junto a Eva Perón.

Finalmente, y no quiere decir que el ida y vuelta termine, el peronismo local se sintió tocado por este "cuereó" hacia el recordado médico y sacó un comunicado oficial con membrete incluido.

Sergio Saracco defiende la imagen de Carrillo. 

Lo sustancial del pronunciamiento de repudio peronista lo encontramos en el antepenúltimo párrafo del texto.

"No solo no existen expresiones o conductas de Ramón Carrillo que puedan considerarse xenófobas u homofóbicas, como algunos malintencionadamente pretenden, sino que sus difamadores pretenden esconder aspectos de su vida personal y profesional que denotan una actitud fraternal hacia migrantes judíos como demuestra el estrecho vínculo de amistad que mantuvo, hasta el momento de su exilio y muerte en 1956, con el médico Salomón Chichilmisky, un refugiado judío que además de haber sido un cercano colaborador de Carrillo en el Ministerio, ocupando la Secretaría de Salud Pública, le realizó aportes económicos al sanitarista en su destierro y hasta su muerte", describen desde el Partido Justicialista versión mendocina.

Claudia Najul propone un revisionismo sobre el nombre del hospital lasherino.

Lo dicho, la polémica no amaina, la misma ex ministra Najul, actual diputada nacional de la UCR, propone que, pasada la pandemia y recuperada la calma sanitaria, sean los ciudadanos lasherinos que expongan su acuerdo o no de que el hospital inaugurado durante la gobernación de Paco Pérez continúe llamándose Ramón Carrillo.