La caída de la prosperidad en Arabia Saudita por el coronavirus y el petróleo - Mendoza Post
Post: mendoza postMartes 19 May 2020Martes, 19/05/20 atrás

Bajo la doble presión causada por un lado por la pandemia de coronavirus y, por el otro, por la caída de los precios del petróleo, Arabia Saudita triplicó el importe del IVA y anunció el cese de prestaciones sociales.

Estas decisiones dejan principalmente a los jóvenes con ingresos bajos y poco empleo.

Además, se trata de un país en el que, hasta no hace mucho tiempo, se desconocía el concepto mismo de impuestos, y este cambio podría alimentar el resentimiento contra el príncipe heredero Mohamed Bin Salmán, dirigente de facto del país.

Sin embargo, aunque las medidas de austeridad se convertirán en una "carga pesada", nadie se atreverá a cuestionarlas, según la opinión de Capital Economics, una consultora londinense.

El príncipe Bin Salmán triplicó los impuestos

La presión sobre las finanzas públicas está en su apogeo con la disminución de los ingresos petroleros, de los cuales el país depende en más de 70% para sus ingresos públicos, y la crisis sanitaria que prácticamente paralizó la economía.

Las medidas de austeridad destinadas a ahorrar 27.000 millones de dólares permitirán contener en parte el déficit presupuestario, que debería alcanzar un nivel récord de 112.000 millones de dólares este año.

A pesar de que se ha puesto fin a la prestación "costo de la vida" de los funcionarios públicos, el gobierno conservó la denominada "cuenta del ciudadano", que beneficia a unos 12 millones de sauditas de bajos ingresos y cuesta miles de millones de dólares al año.

Según el diario progubernamental Okaz, el programa de austeridad prevé una reducción de 8.000 millones de dólares en la financiación de "Visión 2030", el ambicioso plan de reformas del príncipe heredero, que pretende sacar a la economía de su dependencia del petróleo.

Riad, la capital de Arabia Saudita, es una de las ciudades más modernas del mundo