Activan operativo para trasladar a la Argentina al represor "Chispa" Sánchez, capturado en Brasil - Mendoza Post
Post: Mendoza PostJueves 14 May 2020Jueves, 14/05/20 atrás

El juez federal Rodolfo Canicoba Corral activó ayer el operativo para trasladar a Argentina al ex prefecto y represor Gonzalo "Chispa" Sánchez, capturado en Brasil y acusado de crímenes de lesa humanidad y de haber participado de los grupos de tareas de la ESMA que secuestraron y asesinaron al escritor y periodista Rodolfo Walsh en la última dictadura cívico militar.

El magistrado autorizó a la División de Fugitivos y Extradiciones de Interpol a conformar la comisión para ir a buscar y trasladar al represor, que será juzgado en la Argentina, según confirmaron a Télam fuentes judiciales.

El ex prefecto Sánchez fue detenido en la tarde del lunes por la Policía Federal brasileña en la ciudad de Paraty, en el sur del estado de Río de Janeiro, por una orden de captura del Supremo Tribunal Federal de Brasil para extraditarlo a la Argentina.

El Canciller, Felipe Solá

La Cancillería consignó este martes que el Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil notificó a la embajada argentina en Brasilia que "ya considera apto para ser extraditado" a Sánchez, por lo que desde la cartera que encabeza Felipe Solá aseguraron que se están desarrollando todas las acciones necesarias para que la extradición se haga efectiva a la "mayor brevedad posible".

El represor, de 69 años, fue detenido por orden del juez Luiz Fux, del Supremo Tribunal Federal que tramita su extradición a Argentina.

Ver también: Dura carta de Suarez a constructoras en defensa de Portezuelo del Viento

Este será el primer caso de extradición sobre asuntos de violaciones a los derechos humanos que involucra al gobierno del presidente brasileño Jair Bolsonaro, quien reivindica a la dictadura militar ocurrida en ese país y recientemente elogió a los ex dictadores Alfredo Stroessner, de Paraguay, y Augusto Pinochet, de Chile.

Tras su detención, la Policía Federal de Brasil emitió un comunicado en el que destacó que Sánchez participaba también de los llamados 'vuelos de la muerte' para lanzar al Río de la Plata y al Océano Atlántico a secuestrados detenidos desaparecidos.

El presidente brasileño Jair Bolsonaro

"Chispa" Sánchez era, según los sobrevivientes, uno de los represores más jóvenes de la ESMA, y del temible Grupo de Tareas 3.3.2 de la Armada.

De acuerdo a lo que se desprende de la causa judicial, Sánchez integró el grupo operativo que emboscó a Walsh en 25 de marzo de 1977 en el barrio de San Cristóbal, donde el autor de "Operación Masacre" e integrante de la organización Montoneros cayó asesinado tras resistir con una pistola calibre 22 con la que hirió a uno de sus atacantes.

Ver también: Quieren ordenar la Agencia de Inteligencia con retiros voluntarios para espías

A principios de los 2000, se profugó a Brasil, país en el cual eludió una orden de captura cursada por el juez federal Sergio Torres, entonces a cargo de la instrucción de la megacausa ESMA.

Sánchez había sido detenido en 2013 en la ciudad de Angra dos Reis, también en el litoral sur de Río de Janeiro, para extradición, pero en 2016 obtuvo la prisión domiciliaria, de la que se escapó.