María de las Nieves, la cocinera de Guaymallén que le ganó al destino - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMiércoles 13 May 2020Miércoles, 13/05/20 atrás

En el Post se la presentó en su momento como "la mendocina que invirtió los $10.000 del Gobierno para trabajar". Su historia conmovió a propios y ajenos.

Ahora, María de las Nieves Domínguez volvió a conmover con su historia de vida. "Hoy día empecé a las 5 de la mañana", contó. Y dio detalles de su labor, vinculada a la gastronomía de cabotaje.

"Yo soy cocinera, trabajé en varios restoranes, no tenía ingresos para comprarme mi horno a leña. Compré un horno a leña en la feria", contó en conversación con el programa Te digo lo que pienso, que conduce Ricardo Montacuto por radio Nihuil.

"Dios me da la fuerza todos los días" 

Acto seguido, contó que vende empanadas los días jueves, viernes, sábado y domingo. También lo hace a pedido en la semana. "Trabajo 24 horas por 24", dijo.

Y añadió: "Soy sola, tengo que hacer todo. Es mucho trabajo. Tengo 45 años, trabajo desde los 7 años. Trabajaba en la feria, mis padres no me sostenían y tuvimos que trabajar desde muy chica con mi hermano. Fui abanderada en la primaria pero tuve que dejar de estudiar para trabajar".

Ver además: La mendocina que invirtió los $10.000 del Gobierno para trabajar

Respecto de su vida diaria, María de las Nieves reveló: "Me prestaron una habitación con techo de chapa, y nylon. Mi hermano me regaló un terreno".

¿Cómo comercializa la comida que elabora? "Las vendo por teléfono, me compré un gazebo y cocino delante de la gente", dijo.

María de las Nieves trabaja 24 horas x 24 horas

La mujer casi no duerme: "Me voy a dormir 12:30 o una de la mañana". Porque no solo cocina y tiene su propia vida, sino que también concurre a un taller de costura, hago barbijos, me compré mi máquina de coser".

En otro orden de cosas, María de las Nieves reveló que venció al cáncer hace un año. Se trató de un cáncer de cuello de útero. Y confesó que fue víctima de violencia de género. "Por eso soy sola, prefiero estar sola. Tengo un niño de 6 años", añadió.

¿Le compra o no le compra la gente? "Al principio me costó mucho, pero la gente va conociendo la mercadería y la calidad y me está yendo bien".

Antes de regalar su última frase, María de las Nieves aclaró que paga el monotributo social y está habilitada para manipular alimentos. "Es verdad... no trabaja el que no quiere", culminó.