Se podrá ir a las iglesias, pero sólo a rezar y confesarse - Mendoza Post
Post: Mendoza PostLunes 11 May 2020Lunes, 11/05/20 atrás

El Gobierno nacional autorizó este lunes la apertura de "todas las Iglesias del país" para "la asistencia espiritual a los fieles y los rezos individuales", aunque seguirán prohibidas las ceremonias religiosas en el marco de la pandemia de Covid-19.

La decisión se dio a conocer luego de que el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro de Relaciones Exteriores, Felipe Solá, se reunieran en Casa Rosada con el titular de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), Oscar Ojea, el cardenal Mario Poli y monseñor Carlos Malfa.

Fuentes oficiales confirmaron a la agencia NA que mañana se llevará a cabo un encuentro entre el secretario de Culto, Guillermo Oliveri, y Malfa para "hacer un protocolo sanitario que servirá de guía para la Iglesia Católica".

Trabajo de desinfección en una iglesia.

 "Las Iglesias podrán abrir sus puertas para la asistencia espiritual a los fieles y los rezos individuales, y estas serían las primeras prácticas de fe que podrían permitirse en las iglesias y templos de nuestro país", señaló un comunicado de la jefatura de Gabinete.

Además, detalló que "las autoridades comenzaron a desarrollar un trabajo conjunto para accionar los protocolos de salud que deberán implementarse una vez que se reanuden los servicios religiosos en toda la Argentina, priorizando la seguridad sanitaria de todos los asistentes".

En ese sentido, las mismas fuentes precisaron a esta agencia que el encuentro entre Oliveri y el secretario de general de la Conferencia Episcopal Argentina será para "elaborar un protocolo sanitario para ver cómo se ordenan".

"Si se habilitaran los confesionarios, que en algunas iglesias está habilitado, se buscará cómo mantener los cuidados sanitarios. Seguramente podrá alcohol en gel y se tendrán en cuenta otras cuestiones", detallaron a Noticias Argentinas.

Durante el encuentro, el jefe de Gabinete y los referentes religiosos conversaron "acerca del trabajo diario que realiza la Iglesia en los barrios de todo el país, para brindar asistencia a los sectores más vulnerables".

Monseñor Oscar Ojea, titular de la CEA.

Además, indicaron que "se analizaron las consecuencias sociales y económicas que surgieron a raíz de la lucha contra la pandemia, acordando que lo más importante es la salud y preservar la vida de la gente".

Por su parte, la Conferencia Episcopal Argentina resaltó que "se dialogó sobre esta nueva etapa del aislamiento social, preventivo y obligatorio y la diferente realidad que afecta a cada lugar del país".

"Se ratificó la posibilidad de que los templos estén abiertos para la oración individual, y los sacerdotes puedan recibir, de ser posible de manera previamente acordada, a los fieles que soliciten ayuda y orientación espiritual", señaló en un comunicado.

Por último, afirmó: "En cuanto a la celebración con participación de los fieles, cuando llegue el momento adecuado para las mismas, se acordó ir trabajando en la elaboración de los protocolos litúrgicos y sanitarios correspondientes".